Cerrar Buscador

Carmen Carmona, entre el rugby y la integración social

Por Fran Cano - Junio 12, 2020
Carmen Carmona, entre el rugby y la integración social
Carmen Carmona, con la selección nacional.

La jugadora de 18 años Carmen Carmona regresa al Jaén Rugby tras dos temporadas en la élite del rugby femenino con El Salvador de Valladolid

Vuelve Carmen Carmona (Jaén, 2001) al Jaén Rugby con dos objetivos: seguir con su pasión deportiva en el club donde se ha formado y convertirse en una profesional que ayude a las personas con discapacidad. La decisión de Carmona implica un camino más allá del verde: estudiar un grado superior de Integración Social. La joven promesa jiennense ha sido convocada por la selección absoluta de XV, pero aún no ha debutado. Sí lo ha hecho en el combinado nacional Sub 18 de Seven con el que ha disputado los europeos de Francia y Polonia.

"He decidido volver para retomar los estudios", manifiesta en declaraciones a este periódico la jugadora. La determinación coincidió con la cuarentena, cuando todavía era jugadora de El Salvador Rugby de Valladolid, escuadra en la que ha militado las dos últimas temporadas y por la que firmó tras la campaña 2017/2018, el cierre de su primera etapa en el Jaén Rugby.

Carmona cuenta que ha elegido el IES Santa Catalina de Alejandría para cursar el grado. Antes, en septiembre, deberá superar una prueba. "Me gusta Integración Social, porque mi madre ya trabaja con personas con discapacidad y yo desde el rugby siempre he estado ligada a la faceta inclusiva", defiende.

"PROBÉ HACE SIETE AÑOS Y ME ENAMORÉ DEL RUGBY"

Mar Álvarez, tía de Carmen Carmona, es preparadora física de la selección absoluta española masculina y de El Salvador. Hace siete años le dijo a su sobrina que probara en Las Lagunillas con el rugby. Carmona era reacia al principio, porque ya jugaba al fútbol sala. La experiencia aquel día cambió todo: "Me encantó el deporte y me enamoré de él. Esta práctica tiene unos valores diferentes y cada equipo termina siendo una familia", destaca.

El periplo en Valladolid ha sido excelso, pues en la primera temporada logró el ascenso a División de Honor B después de ganar todos los partidos del curso y batir en la final del play off a Abelles. "Fue el mejor día de mi vida", reconoce. El segundo curso, marcado por el coronavirus, el equipo notó el salto de categoría. "Hemos sufrido más, aunque recuperemos nuestro juego en la segunda vuelta", añade.

Las virtudes de Carmen Carmona son la velocidad y el placaje, imprescindibles en el centro, donde desarrolla el juego y la polivalencia es prácticamente una obligación. A punto de completar la mudanza, la jiennense deja este fin de semana Valladolid para regresar a Jaén, donde jugará en regional. "Animo a las chicas a que se apunten al rugby. Cuantas más mejor. Que lo prueben y disfruten", dice ella, feliz por el regreso a casa.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK