Cerrar Buscador

Alejandro Palacios desnuda su alma en 'Carne de luna'

Por Javier Cano - Mayo 06, 2021
Compartir en Twitter @JavierC91311858
Alejandro Palacios desnuda su alma en 'Carne de luna'

El poeta madrileño, de origen jiennense, publica su segundo libro, una suerte de "sinfonía" que traduce un estado interior de "catarsis personal"

"Otoño, viento amarillo..., / vientecillo trotador / que el campo como a un asnillo, / carga de odres de olor... / otoño, viento amarillo...".

Estos versos de uno de los poetas periféricos del 27, Adriano del Valle, fueron los primeros en despertar la querencia lírica de Alejandro Palacios, un escritor madrileño de 1977 que, eso sí, destila jaenerismo por sus poros:

"Mi madre es de Andújar y mi padre, de La Guardia; en Andújar pasé una etapa entre los ocho y los diez años de edad, tengo familia allí y vuelvo siempre que puedo", confiesa el autor de Carne de luna, su segundo poemario. 

De aquellos versos de Del Valle a los que pueblan las páginas de este libro hay un trecho largo, vaya que sí: "Con un sabor de escombro en la garganta / un cuerpo donde los soldados aprendieron / a clavar la bayoneta / reducto donde anidan los cadáveres / de animales quemados / hay una luz que lo ilumina todo parcialmente //, escribe en Rapsodia desesperada.

"Juan Sebastian Bach decía que la música había nacido para darle consuelo a los hombres; creo que la poesia, el arte en general, también. Entre otras cosas, Carne de luna creo que es un libro interesante, que va a llegar a alguien que pueda estar pasando por un mal momento, una ruptura, una pérdida; tambien se puede leer cierta parte en esa clave, no solo de desamor, sino de alguien o algo que ya no está, que ya se ha ido".

Dedicado a Pedro Atienza, reputado flamencólogo y muy querido amigo de Palacios, el libro transita por la sonoridad del soneto y el romance y la asonancia, sin desdeñar el verso libre, en una suerte de sinfonía que transcribe un estado interior de "catarsis personal".

Economista y programador informático (su alter ego, la otra cara del poeta), confiesa que venir a Andújar a presentar Carne de luna sería "un placer": "Estoy deseando", concluye. 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK