Cerrar Buscador

El carrocero de Cambil que halló refugio en el carnaval

Por Fran Cano - Febrero 17, 2019
El carrocero de Cambil que halló refugio en el carnaval
El carrocero Manuel García.

El cambileño Manuel García cuenta cómo fabricar carrozas carnavaleras le ayudó anímicamente tras superar una enfermedad

No llegó al carnaval ni por la música ni por las letras. Manuel García (Cambil, 1984) se interesó por Don Carnal a partir de las carrozas. Carpintero metálico, ha ganado varios premios en el certamen de carrozas que organiza el Ayuntamiento de Cambil-Arbuniel. Y ha logrado, de paso, una lección vital.

Fue hace 17 años cuando García formó parte de Los Piratas, grupo de 40 personas que viajaba en un barco soldado por el carpintero, hoy retirado del trabajo por enfermedad. Aquellos marineros con parches tenían una máxima: atracaban de bar en bar. Fue, valga la redundancia, el primer primer premio.

La historia con las carrozas se trunca en el año 2011, cuando Manuel García cae enfermo. Una colitis ulcerosa se agrava hasta llegar al grado cuatro. "Mi hermano y sus amigos vieron que yo necesitaba estar entretenido. Me propusieron hacer una carroza", recuerda. Y así llegó El Golpe de Estado, otro triunfo en el certamen del municipio. En esta ocasión los miembros eran agentes de las Fuerzas de Seguridad. Pero, como guiño a Los Piratas, hay cosas que nunca cambian: de nuevo 'atracaron' los bares del pueblo.

 Carrocero posa con el primer premio de 2019.
Carrocero posa con el primer premio de 2019.

LA(PEN)ÚLTIMA, CON SUS TRES HIJOS

Un año más tarde, algo más recuperado pese a que en 2011 llegó a estar un mes en el hospital, el cambileño hizo El Caballo de Troya, tercer triunfo consecutivo. En 2013 El Cohete espacial quedó segundo, y ayer retomó la actividad con la carroza de El Cantajuegos. "Lo mejor es las tardes que pasas con los amigos, cuando vas construyendo la estructura, y con los días solo quedan detalles: pegar las telas, la goma eva y colocar los mueños. Eso es lo que merece la pena", expresa.

Disfrutó ayer García recorriendo el pueblo junto con sus tres hijos, Manuel, Jorge y Olga. La madre animó a formar una carroza más íntima en medio de una atmósfera de diversión, y cayó otro primer premio. "Fue un refugio en mis peores días", admite sobre la actividad que le acercó a las letras de El Zelu. Los caminos hacia el carnaval son inescrutables. Y se pueden construir.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.