Cerrar Buscador

Padres de Castellar y Santo Tomé tampoco llevarán a sus hijos al colegio

Por Esperanza Calzado - Septiembre 15, 2020
Padres de Castellar y Santo Tomé tampoco llevarán a sus hijos al colegio
Centro Román Crespo Hoyo de Castellar.

Progenitores de los colegios Virgen de los Remedios de Santo Tomé y Román Crespo Hoyo de Castellar demandan desdoblar clases para evitar la aglomeración de alumnos

Avanzan los días y cada vez son más los padres y las madres que deciden dar un paso adelante y protestar por las condiciones en las que sus hijos van al colegio. Al igual que están haciendo en Navas de San Juan desde la semana pasada, hoy alumnos de los centros Virgen de los Remedios de Santo Tomé y Román Crespo Hoyo de Castellar no acudirán a clase.

En el primero de los casos, Estíbaliz Mendieta, una de las madres afectadas, explica la situación en la que se encuentran los estudiantes de primero de la ESO. "Tenemos un problema. Están 28 niños y pueden que vengan más. La clase es muy pequeña y están como sardinas en lata", relata. Demandan que desdoblen el aula, al tiempo que denuncian que hay menos profesores.  

Esta mañana, a las diez y media, estos pequeños de Santo Tomé protestarán no entrando a clase. Además, los progenitores acudirán a la puerta y se concentrarán a modo de protesta. Han mandado escritos para explicar la situación en la que se encuentran y recogido firmas para avalar su petición. 

CASTELLAR

En Castellar, los padres y madres de los niños de 4 años de educación Infantil del Colegio Público Román Crespo explican que en la última reunión mantenida con responsables del centro se les comunicó que seguramente el número de alumnos ha aumentado con respecto al año anterior. Actualmente cuenta con 28. Aunque no está cien por cien establecido, si se supera la ratio no se cumplen las peticiones realizadas por parte de la dirección de desdoblar el curso en dos clases, para evitar que todos los alumnos estén en una misma aula. También existe la posibilidad de que, llegada la fecha de la recolección de aceituna, alrededor de octubre-noviembre, pueda haber alguna nueva matriculación de hijos de temporeros, lo que puede agravar y de qué manera la situación de esta clase, alegan.

"El aula es pequeña, y nuestros hijos e hijas están literalmente enlatados, estando a apenas unos centímetros unos de otros y sin la obligación de tener que llevar mascarilla", denuncian en un escrito. Aseguran no entender cómo existe una "normativa Covid" que obliga a mantener unas distancias de seguridad y sin embargo no se cumplen en las aulas. Más si cabe cuando en este colegio, en concreto, los padres aseguran que hay clases vacías que podrían hacer la función de aula B, y que sólo hace falta que se nombre un nuevo profesor.

"No entendemos la negativa de la Delegación de Cultura a enviar a un docente que se haga cargo de una parte de esa clase, con lo que todos los temores y quejas de este grupo de padres quedarían solventados", se cuestionan. Por eso, los pequeños no acudirán al colegio en tanto no exista una solución. 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.