Cerrar Buscador

'Hispania Nostra' enciende la alarma en torno al castillo marteño

Por Javier Cano - Abril 29, 2021
Compartir en Twitter @JavierC91311858
'Hispania Nostra' enciende la alarma en torno al castillo marteño

La asociación incluye la muralla norte de la fortaleza calatrava entra en la Lista Roja del Patrimonio, que valora su estado como de "deterioro grave"

"La muralla norte del castillo calatravo de la villa de Martos (Jaén) se encuentra en un estado de grave deterioro con seria amenaza de derrumbe que podría ocasionar un efecto cascada que causase el desplome de todo el lienzo con la consiguiente pérdida patrimonial, además de poner en grave peligro las vidas de las numerosas familias que tienen sus viviendas bajo esta".

Es la alarma que acaba de encender la Asociación Hispania Nostra, que llama la atención sobre este Bien de Interés Cultural de la Ciudad de la Peña y lo coloca en las páginas de su Lista Roja del Patrimonio:

"A pesar de tratarse de un BIC, los cubos y paños de las murallas de la fortaleza presentan un estado de abandono total y carecen de ningún tipo de conservación. A esto se le suma la presencia de varias grietas que recorren las esquinas de las murallas y la pérdida de sillares", detallan.

UN POCO DE HISTORIA

Como aclaran desde 'Hispania Nostra', durante gran parte de los siglos XIII, XIV y XV, Martos fue una de las principales plazas de la Orden de Calatrava frente al Reino de Granada, siendo cabecera de esta en todo el Alto Guadalquivir. Elegida por la orden militar por su estratégica situación, los castillos de La Villa y de La Peña formaron uno de los enclaves defensivos más importantes de la provincia jienense.

Las torres del homenaje y de la Almedina fueron construidas por la Orden dentro de las obras llevadas a cabo tras la Reconquista, con el objetivo de reforzar el sistema defensivo de la fortaleza y triplicando, tras varias ampliaciones, el tamaño del castillo. Los calatravos eran conscientes de la estratégica situación de la ciudad en la lucha contra el Reino Nazarí y la convirtieron en su bastión defensivo más importante desde el que se acometió la conquista de municipios próximos como Arjona, Torredonjimeno o Torredelcampo, así como el asedio de la propia ciudad de Jaén.

Con el final de la Reconquista, el castillo comenzó su declive, siendo reutilizadas sus estancias como teatro, albergue, frontón o cine; hasta el final de la Guerra Civil, cuando el espacio fue reutilizado para ser urbanizado.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK