Cerrar Buscador

Catalina y la vida a los 103 años

Por Fran Cano - Octubre 22, 2019
Catalina y la vida a los 103 años
Homenaje a la mujer más longeva de Baeza, Catalina Fernández. Foto: Ayuntamiento.

"A vivir, a vivir", repitió Catalina Fernández Rascón en el homenaje del Ayuntamiento a la mujer más longeva de Baeza, con 12 nietos y 16 bisnietos

Hace un siglo y tres años que Catalina Fernández Rascón soltó el primer grito al mundo. Anoche, en casa del menor de sus hijos, Bartolomé Lara, celebró un acto íntimo rodeada de los suyos. El Ayuntamiento le entregó una placa y un ramo de flores por ser la mujer más longeva de Baeza.

Cuenta Bartolomé que su madre estaba radiante. "La vi muy feliz", dice en conversación con este periódico. Al acto asistió la alcaldesa de Baeza, Lola Marín. En un momento dado los asistentes interpelaron a la protagonista. La edad no perdona, y a veces le cuesta recordar datos familiares. Más diáfana se mostró cuando le preguntaron por la edad. "No quiero saberlo", zanjó ella.

Catalina Fernández repitió como un mantra la idea "a vivir, a vivir". Es el credo vital que ha seguido una mujer muy sana, según cuenta el menor de sus cuatro hijos. "Ella nunca ha bebido ni fumado. Ha sabido interpretar los mensajes que le mandaba el organismo. Creo que es una de las claves para sobrepasar el centenario", señala Bartolomé Lara.

El hijo lleva el nombre del padre, Bartolomé Lara Montes, quien se casó con Catalina Fernández. Tuvieron cuatro varones: Juan Luis (79), José Antonio (75), Antonio (69) y Bartolomé (62). El padre fue un comerciante de telas y la madre, ama de casa. Los dos vivieron juntos en Baeza hasta que él falleció en 2000. Catalina Fernández supo, con el tiempo, adaptarse al cambio y a la pérdida.

En la última década su compañera y cuidadora es María Coromoto. Ella vela por Catalina Fernández noche y día, y entre ambas hay un vínculo que trasciende lo profesional. Dice Bartolomé Lara que hasta hace poco a su madre le gustaba salir y tomar café. "Ella está muy agradecida con el homenaje", señala. Después de 103 años, la mujer ha conocido a sus 12 nietos y otros 16 bisnietos. Es un regalo incalculable. Hay vida antes de la muerte.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.