Cerrar Buscador

El mundo pictórico de Celinda Ojeda recala en su Úbeda natal

Por Javier Cano - Febrero 16, 2020
El mundo pictórico de Celinda Ojeda recala en su Úbeda natal
Foto: Erika Collado

La artista, formada en Valencia y afincada temporalmente en Jerez, muestra en San Lorenzo 'ensayo-ERROR', una metáfora pictórica sobre las relaciones interpersonales

La actividad artística en la ubetense iglesia de San Lorenzo no decae. Antes bien, el desacralizado templo del siglo XIII se ha convertido en uno de los espacios culturales más activos de la ciudad, de la mano de la Fundación Huerta de San Antonio, colectivo incansable en eso de programar actividades a cuál más atractiva. 

Para muestra, un botón. Desde el pasado 25 de enero, la pintora local Celinda Ojeda (Úbeda, 1983) cuelga en los muros del histórico recinto ensayo-ERROR, su nueva propuesta pictórica. Avecindada y formada en Valencia y afincada, actualmente, en el municipio gaditano de Jerez de la Frontera por motivos laborales, Ojeda regresa a su patria chica con una colección de retratos "bastante extensa": "Incluyo los bocetos de ese proceso, digamos que es una exposición procedimental".

Sí, el mundo creativo de esta licenciada en Bellas Artes, diseñadora gráfica, ilustradora y docente derrocha singularidad... Autenticidad, sí, y una poética, una solvencia metafórica que hacen de su pintura un recurso eficacísimo para comunicar lo que (como un buen poema) dice lo que solo se puede decir bien a través del arte (por utilizar palabras de un grande del verso, no menos brillante con el pincel en la mano: José Hierro).

Apuesta Ojeda por el concepto de ensayo y error (que da título a la muestra) como recurso constructivo, una suerte de proceso que resume certeramente, también, con sus palabras: "Es un método de trabajo, de conocimiento, vas probando una cosa, si funciona te la quedas y si no, buscas otra". Así de simple... y de complejo.

"Voy probando, tiro por aquí, tiro por allí, a cada persona la tratamos de una manera, y cada cuadro, cada proyecto tiene vida propia y un devenir distinto", dice la pintora. Quienes se acerquen a San Lorenzo lo comprueban a través de "las personas retratadas": "Son gente de mi familia, amigos... Hago una comparativa entre esa forma de trabajo y la forma en la que construimos las relaciones personales", aclara la artista.

Por cierto, que quienes quieran disfrutar de la muestra con Celinda Ojeda como cicerone, escuchar de su propia boca una explicación lo más certera posible de ensayo-ERROR ("si se busca explicación, no la hay", aclara el Eclesiastés) pueden hacerlo desde el próximo día 17. Allí, en su Úbeda natal, estará la pintora desde esa jornada hasta el 23 de febrero, cuando sus cuadros desciendan de las paredes del antiguo templo camino de quién sabe qué nuevo lugar: "Pueden contactar conmigo en Facebook o Instagram", concluye. Arte bueno y, además, de boca de su creadora... ¿Se puede pedir más, y con Úbeda de fondo?

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.