Cerrar Buscador

La Buena Muerte profundiza en el conocimiento de su sede canónica

Por Javier Cano - Enero 23, 2020
Compartir en Twitter @JavierC91311858
La Buena Muerte profundiza en el conocimiento de su sede canónica
El Crucificado de Jacinto Higueras preside su capilla. Foto: Hermandad de la Buena Muerte.

El profesor de Botánica Luis Ruiz ofrecerá mañana las conclusiones de un estudio de la UJA en torno a la conservación del patrimonio de la Catedral de Jaén

"La Catedral de Jaén está muy limpia en cuanto a partículas biológicas, posiblemente porque sus condiciones de humedad relativamente baja no permiten la proliferacion excesiva de hongos". Son palabras del profesor titular de Botánica de la Universidad de Jaén Luis Ruiz Valenzuela, que mañana viernes, a partir de las ocho de la tarde, en el coro del templo mayor de la diócesis, ofrecerá una conferencia sobre la Evaluación biológica para la conservación del patrimonio artístico de la Catedral de Jaén.

El acto, organizado por la Hermandad Sacramental de la Buena Muerte, tendrá lugar en el coro catedralicio a partir de las ocho de la tarde. La cita, especialmente dirigida a los hermanos de la cofradía, está abierta también a miembros del resto de colectivos de Pasión y Gloria y al público en general interesado en el tema.

No en vano, la hermandad que gobierna Manuel Rico tiene su sede canónica en la Catedral, de ahí el interés de la entidad en que sus componentes conozcan a fondo, y desde perspectivas muy diferentes, el templo que los cobija: "Abarcamos no solamente temas de religiosidad y espiritualidad, también la actualidad científica", aclara el hermano mayor de La Buena Muerte. 

 La Virgen de las Angustias en su capilla de la Catedral. Foto: Hermandad de la Buena Muerte.
La Virgen de las Angustias en su capilla de la Catedral. Foto: Hermandad de la Buena Muerte.

Según el conferenciante, Luis Ruiz, la charla "incide sobre la posible incidencia de los hongos en la Catedral, a partir de un proyecto realizado por la Universidad, financiado por el Instituto de Estudios Giennenses, sobre la calidad biológica en el aire, sobre todo de esporas de hongos, que son, debido a su actividad, los que pueden causar más biodeterioro".

Así, espacios como el archivo histórico diocesano, el museo y el propio coro han sido sometidos a diferentes pruebas para evaluar sus contenidos biológicos, por ser estos lugares los que albergan las colecciones más susceptibles de ser degradadas por este tipo de organismos, en palabras del profesor.

Ruiz, para tranquilidad de los cofrades cuyas imágenes y patrimonio procesional reside en la iglesia mayor (y para el resto de jiennenses), sentencia: "La Catedral de Jaén es muy fría y su humedad no permite, fácilmente, la proliferación de hongos". Una buena noticia y una excusa perfecta para ampliar conocimientos sobre las características de uno de los emblemas patrimoniales de la provincia.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK