Cerrar Buscador

Gratitud y tristeza en el adiós de Chendo del Linares Deportivo

Por Fran Cano - Julio 30, 2021
Compartir en Twitter @FranCharro
Gratitud y tristeza en el adiós de Chendo del Linares Deportivo
Chendo Alarcón se besa el escudo en un partido con el Linares Deportivo. Foto: Twitter oficial.

Aficionados, excompañeros y periodistas subrayan la garra y el sacrificio del delantero durante su etapa en Linarejos

Chendo Alarcón "El Tigre" (Torreblascopedro, 1988) deja el Linares Deportivo por decisión del club, tal y como oficializó ayer la entidad, que ha rescindido el contrato del futbolista. A falta de conocer el destino del jugador, la noticia ha dejado paso a las reacciones, principalmente de la hinchada, que despide a su goleador entre gratitud y tristeza.

Miguel Linares, director deportivo azulillo, había admitido la propuesta de cesión al jugador en una entrevista a la plataforma Footters. Es decir, la voluntad del club ha imperado y Alarcón no entraba en los planes del nuevo proyecto que lidera desde el banquillo Alejandro Sandroni.

Hay fractura en la afición entre quienes entienden el adiós del 9 como parte de la vida del fútbol y quienes en cambio no están de acuerdo con la decisión y ven en el de Torreblascopedro virtudes más que contrastadas para ser importante en Primera RFEF.

"La vida sigue y el club sigue siendo el mismo. La gente viene y va, el escudo y sentimiento siempre está ahí", opina un seguidor en Twitter. "El día más triste del verano. Con lo difícil que es tener en tu equipo jugadores que siente tanto el escudo como tú...", valora otro azulillo en un comentario compartido por el propio Alarcón.

Hoy el futbolista se ha mostrado "eternamente orgulloso" de hacer defendido el escudo de su ciudad a muerte. "Os deseo lo mejor, azulillos", ha escrito en Twitter, donde ha publicado un comunicado:

Compañeros de profesión —ya excompañeros de equipo— del atacante lo han despedido en público con cariño. También los periodistas que acostumbran a seguir al equipo azulillo. Todos destacan el compromiso y la capacidad de trabajo de un hombre que ha marcado la diferencia en el área —siempre con el sentido de la oportunidad y una definición estupenda— y que en la última temporada con Alberto González de entrenador alternó titularidades con un marcado rol de revulsivo.

El 9 deja 57 tantos en su etapa en Linares desde 2018. Al guerrero le toca seguir rugiendo en otros campos y con otra camiseta. En Linarejos lo recordarán siempre como uno de los suyos, ya parte de la historia y del escudo azulillo.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK