Cerrar Buscador

¿Otro fallo del GPS o un despiste?

Por Esperanza Calzado - Enero 12, 2019
¿Otro fallo del GPS o un despiste?
Foto: Policía Local de Cazorla

Vecinos de la Hoz Alta alertan de la presencia de un coche encajonado al meterse en una calle en dirección prohibida. Es la tercera vez que el GPS o el despiste juegan una mala a los conductores

Dice el refrán que no hay dos sin tres. No es la primera, ni la segunda vez que los vecinos de Cazorla se llevan las manos a la cabeza al ver las peripecias de los conductores guiados por el GPS. Siguen a pies juntillas sus indicaciones sin tan siquiera mirar las señales que rigen el tráfico. Esta vez, la Policía Local no sabe si se trata de otro fallo provocado por el GPS o de un despiste. Y es que un coche se ha quedado totalmente encajonado en una de las calles del municipio, a pesar de la señal de prohibición. 

Los agentes recibieron el aviso de los vecinos de la Hoz Alta, en la zona de debajo de Castillo de la Yedra. Alertaron de un vehículo que había quedado encajonado en una calle tras saltarse una dirección prohibida. El coche ha tenido que ser sacado con un torillo al milímetro. Según explica el cuerpo de seguridad, a eso se añade la dificultad de tener el volante a la derecha al ser inglés. Por eso, dan las gracias a Materiales Castillo, Grúas Cazorla y a los agentes por su actuación. 

 Foto: Caso ocurrido en 2017. Policía Local de Cazorla.
Foto: Caso ocurrido en 2017. Policía Local de Cazorla.

En marzo de 2017, una caravana se quedó literalmente atrapada en una calle, sin poder salir ni para adelante ni para detrás. En aquella ocasión, el conductor no hizo caso de la señalización. Se dejó guiar por el GPS, lo que provocó que se quedará atrapado en el Balcón de Zabaleta. Como consecuencia, se creó el consiguiente atasco en el acceso al casco antiguo del municipio.

Gracias a la rápida intervención de los agentes de servicio se le pudo sacar del lugar. Hubo que cortar el tráfico hasta su salida y el vehículo, finalmente, salió. Eso sí, lo hizo con algún que otro roce, como reconoce la Policía. El cuerpo de seguridad explicó, en aquel momento, que la mayoría de los errores del GPS son causados por no hacer un buen uso de él. En muchas ocasiones, ocurren por no actualizarlo.

El año pasado, en septiembre, volvió a pasar, esta vez con unos turistas alemanes. Se vieron sorprendidos por el "espectacular fail" provocado por un GPS en Cazorla. Los hechos comenzaron cuando la Policía Local recibió una llamada del Hotel Coto del Valle, en la que alertaban de que unos clientes se habían perdido guiados por un GPS cuando intentaban llegar hasta las instalaciones por la Zona del Carril del Solar. Los viajeros tuvieron que hacer noche en un hotel en Cazorla hasta que a la mañana siguente su vehículo fue localizado por los agentes en la Ermita de Santo Bastián.

Las labores de rescate del vehículo se alargaron hasta la una y media de la tarde como consecuencia de la dificultad del terreno. Y es que los agentes tuvieron que sacar el coche marcha atrás por el filo del barranco jugándose su integridad.

 El coche se quedó al filo de un barranco. Foto: Policía Local Cazorla
El coche se quedó al filo de un barranco. Foto: Policía Local Cazorla

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.