Cerrar Buscador

Educación apuesta por la cocina 'in situ' en los colegios

Por Esperanza Calzado - Marzo 03, 2021
Compartir en Twitter @Esperanza44
Educación apuesta por la cocina 'in situ' en los colegios

La Junta avanza el cambio del modelo de línea fría a comida elaborada en los centros pero 'Los Olivos' denuncia que no se podrá beneficiar ninguno de Jaén

La Consejería de Educación no quiere tropezar una tercera vez en la misma piedra. Después de los problemas ocasionados en el servicio de comedores escolares tras el abandono de las empresas Royal Menú Catering y Col-Servicol, la Junta avanza en un modelo de cambio que potencia las cocinas 'in situ'. El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, avanza la previsión del cambio del modelo de línea fría a comida elaborada en los centros en alrededor de otros 100 comedores escolares en 2022. Y lo anuncia en su visita a Porcuna.

Imbroda ha conocido hoy las instalaciones del centro Juan Carlos I de Porcuna, cuyo servicio de comedor escolar se vio afectado por el abandono. Reconoce que se necesita un cambio de modelo para mejorar la calidad de este servicio complementario del que se benefician más de 185.500 alumnos. Así, el titular de Educación ha asegurado que su departamento va a continuar impulsando el plan de transformación de comida transportada a cocina in situ, en alrededor de otros 100 comedores escolares andaluces en 2022, tras el cambio ya iniciado en 75 centros.

Imbroda ha informado de que en una primera fase de la transformación a cocina “in situ” están incluidos 75 colegios públicos de Infantil y Primaria por 23,5 millones de euros, de los cuales 12 ya están funcionado en este curso con el nuevo modelo. Los restantes están pendientes de las obras de adaptación y actuaciones de equipamiento necesarias para elaborar la comida diariamente en esos centros. En este sentido, el consejero ha explicado que a medida que finalicen los contratos vigentes con las empresas se iniciarán, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE), nuevos procedimientos para que se puedan transformar a cocina in situ otros 100 comedores escolares a partir de 2022, según las previsiones de la Consejería.

Son colegios en los que actualmente se viene desarrollando el servicio de comedor con cocina transportada desde una cocina central y que pasan a disponer de un servicio de cocina “in situ” para la elaboración de los menús en el propio centro. Los requisitos principales para la elección de estos centros educativos son que tengan al menos 150 comensales y que dispongan de un espacio de office de al menos 30 metros cuadrados para la instalación del nuevo equipamiento para elaborar las comidas.

A esta licitación podrá concurrir cualquier entidad que cumpla los criterios de solvencia y de habilitación empresarial. El promedio de inversión por centro es de 50.000 euros. Estos 100 comedores escolares se sumarían a los casi 500 que ya funcionan con cocina “in situ” en los centros públicos de Andalucía, de un total de 1.962.

La Federación FAMPA Los Olivos, que representa a 260 ampas de centros públicos de la provincia, esta "atónita" tras escuchar al Consejero Imbroda anunciar en Porcuna un cambio en los comedores escolares, consistente en pasar de servicio de catering a cocina insitu en donde haya al menos 150 comensales. Denuncia que es un cambio que no se podrá aplicar a ningún centro de la provincia pues ninguno alcanza esa cifra. "Exigimos que se escuche en Sevilla nuestras problemáticas y propuestas, y que aclare a cuantos centros de Jaén van a afectar, pues con esas cifras no sería ninguno", advierte.

Los progenitores recuerdan que los servicios de la provincia de Jaén son de centros medianos y pequeños, algunos de ellos con espacios para cocina pero con menos comensales. Es por ello que las ampas demandan una normativa que se adapte a nuestras características, que no excluya la escuela rural. "Ha quedado acreditado con dos abandonos ya del servicio, que la regulación actual, no es adecuada para nuestros centros", advierten.

En cuanto a los comedores que han reanudado el servicio con Hermanos González, la Fampa quiere expresar su satisfacción con el servicio, pues no ha generado ninguna queja y parece que ha empezado con buen pie, por lo que anima a las familias de esos 40 centros a apuntar sus hijos en sus comedores escolares, elemento esencial para la conciliación.

Igualmente, Javier Imbroda, ha hecho hincapié en que el Gobierno andaluz ya está dando pasos para mejorar las condiciones de contratación del servicio de comedor escolar. Así, ha indicado que en la última licitación realizada se han incorporado diferentes modificaciones para impulsar la concurrencia. Entre ellas, se ha ampliado el plazo de ejecución del contrato hasta cuatro cursos escolares, con posibilidad de un año de prórroga, y se están incluyendo cláusulas que cubren los gastos mínimos de personal, especialmente para los comedores de menos de 100 usuarios que son los que tienen más desequilibrio entre gastos fijos e ingresos por menús.

Además, el consejero ha recordado que en 2019 se modificaron los pliegos de contratación del servicio de comedor escolar para introducir nuevos requisitos que faciliten la participación de empresas de carácter local y entidades más pequeñas, además, de favorecer una mayor utilización de productos locales en la elaboración de los menús.

Los menús son supervisados cada mes y se ajustan a las recomendaciones de la Consejería de Salud y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en cuanto a los estándares de calidad y alimentación saludable. Los pliegos de condiciones de los contratos exigen la presencia diaria de verdura y fruta fresca; el uso de aceite de oliva virgen extra; una mayor proporción de pescado que de carnes; la limitación de alimentos precocinados y fritos, y la preferencia por la dieta mediterránea, los productos ecológicos y de temporada.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK