Cerrar Buscador

E-commerce: encrucijada de futuro

Por Antonio Manrique - Enero 17, 2019
E-commerce: encrucijada de futuro

En un mercado hípercompetitivo como el actual donde la fidelidad del cliente, la bajada de ventas, la presión de la oferta de las grandes marcas y la evolución de las nuevas tecnologías en el comercio online han transformado los hábitos de compra del consumidor: el futuro del comercio pasa por el desarrollo de un nuevo concepto de cultura empresarial. Un planteamiento objetivo, hurgando en el pasado y pensando en el futuro, abordando la situación con un claro concepto de protección y defensa de los intereses de cada negocio desde una perspectiva de colaboración entre empresas y consumidores.

Un proyecto poliédrico sobre los efectos de la asimetría tecnológica y competitiva de nuestro entorno: ¿Efectos de la expansión y crecimiento de las grandes plataformas de comercio online y su repercusión en el comercio tradicional? ¿Cómo pueden afectar las nuevas tecnologías a las ciudades de nuestro entorno? ¿Que nos espera de la evolución de la robótica en el mercado industrial y laboral? ¿Hasta dónde puede llegar la inteligencia artificial? ¿Las pequeñas y medianas empresas frente a los retos de futuro? ¿Las nuevas generaciones de emprendedores ante la difícil decisión del camino a elegir?

Nuevos tiempos en los que el pequeño y mediano comercio local jienense se enfrenta a un futuro difícil de imaginar. Porque hoy por hoy, es inconcebible un sector donde la tecnología no sea el motivo principal de su evolución, todos tienen dependencia de ella para su proyección y competitividad, y saben: que solo sobrevivirán los que se adapten a su transformación.

Un mercado digital con cobertura global a precios altamente competitivos, rápida entrega de productos, envío gratuito por parte de algunas empresas, garantías de devolución, y, la facilidad de comparar precios del mismo producto o similares en múltiples portales antes de tomar la decisión de compra.

Ante esta imparable revolución tecnológica sin límite en su evolución que está transformando la economía mundial, y cuando una parte importante de nuestros comercios (por caída de ventas), continúen colgando el cartel: 'Se alquila, se traspasa, se vende'. ¿Estaremos preparados para desarrollar nuevos sectores, o tendremos que improvisar?

Los datos de crecimiento del e-commerce son la constatación de su imparable evolución, dejándonos como herencia un tiempo en el que despertar el deseo y el bolsillo del comprador no es fácil. Por supuesto. Enfrentarse a la situación es imprescindible. Sí, competir en el mercado online es una solución, pero competir con sus medios, el control de los datos (Big Data) y la innovación tecnológica y comercial de los grandes del mercado actual es otra historia.

Un claro ejemplo de su imparable transformación y crecimiento es la alianza de El Corte Inglés y Alibaba (según comunicado conjunto), y sus empresas asociadas, Tmall, Alibaba Cloud, Alipay y AliExpress, para colaborar en el desarrollo de iniciativas y proyectos en común, aportando entre ambas empresas, los centros físicos de distribución repartidos por toda España de El corte Inglés, favoreciendo totalmente la logística, y, la tecnología e innovación digital online de Alibaba. Una tela de araña capaz de tejer una plataforma de amplia cobertura en la mayor parte del territorio nacional. Un amplio paquete de grandes portales de empresa que se han sumado y continúan sumándose a la oferta online, todas ellas rodeadas de un amplio abanico de 1ª marcas, abiertas las veinticuatro horas al día, capaces de competir con los pequeños, medianos y grandes del mercado.

Un paquete de marcas altamente competitivas por sus niveles de compra, procesos de fabricación y marcas propias, con cobertura en los más importantes sectores de productos de consumo, donde se puede encontrar casi todo lo que se pueda imaginar: supermercado, belleza, moda, informática, sector del automóvil, libros, oficina, hogar, jardín, deporte, bricolaje, libros, cine, televisión, etc, y las últimas novedades. Con un claro criterio del futuro de los negocios, la tecnología y la comunicación.

Marcas que permanentemente efectúan acciones de logística para mejorar su competitividad a través de sus departamentos de prensa y marketing: promoción de nuevos productos, estrategias de venta, desarrollo de nuevas tecnologías de las que pocos sectores se escapan de su influencia, packaging personalizado como reconocimiento de marca, tiendas sin cajeros y un estudiado servicio de atención al cliente para su captación, mantenimiento y la búsqueda de la lealtad de los compradores a través de su experiencia de compra.

Asimismo efectuando un recorrido por la evolución de los grandes del e-commerce, nos acercamos a Amazon, ejemplo de éxito desde su aparición en 1995 en el mundo del comercio digital como librería online hasta la actualidad, cubriendo prácticamente con su plataforma casi todos los sectores económicos, acompañado de un completo aparato logístico con presencia en todos los mercados, sin límite en la evolución del comercio electrónico (terreno dominado absolutamente por Amazon), y principal estratega omnicanal del comercio en la red.

Plataforma online autodenominada “La tienda más grande del mundo” respaldada por un amplio paquete de sectores: Amazon Prime Video - Amazon Music - Amazon Photos - Echo y Alexa - E-readers y eBooks Kindle - Amazon Fire TV - Appstore para Android – Libros - Cine, TV y Música – Electrónica - Informática y Oficina – Videojuegos - Juguetes y Bebé - Hogar, Jardín, Bricolaje y Mascotas - Alimentación y bebidas - Belleza y Salud – Moda - Deportes y aire libre - Coche y moto - Industria, empresas y ciencia – Handmade - Amazon Launchpad, y todo un paquete de marcas propias, captación permanente de interproveedores en un amplio abanico de productos, actividades y servicios, y renovación permanente de su estrategia de marketing comercial. Un gigante del e-comerce, imposible de competir no solo para nuestro comercio, sino para el comercio mundial.

Un reto de presente y futuro en defensa de la diferencia tecnológica. Un futuro en el que es imprescindible desarrollar estrategias de largo alcance para proteger la supervivencia del pequeño y mediano comercio y adelantarse a los nuevos tiempos: aumentar y mantener los clientes potenciales con nuevos medios creativos, construir contenidos y puntos de encuentro conjuntos que respondan con mecanismos adecuados a sus necesidades en defensa de su futuro empresarial y dar respuesta a los desafíos de los nuevos tiempos de la innovación y su repercusión, creando estrategias a corto, medio y largo plazo, y poner en marcha los medios suficientes para abordar las mejores soluciones dotándolas de contenidos adaptados a la personalidad de cada entorno y sector para adecuar su estrategia a los nuevos tiempos y a las tendencias que dominarán el mercado.

“El valor de una empresa es su actitud ante los desafíos de cualquier naturaleza que atenten sobre ella y enfrentarse a que el viento sea el que dirija sus velas, pero por encima de todo, su capacidad de reacción ante las situaciones adversas son las que definirán su personalidad y marcarán su futuro”.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.