Cerrar Buscador
RECOMENDADO

Cómo elegir una piscina desmontable para tu casa: Piscinas Athena nos aconseja

Por Redacción - Agosto 05, 2022
Compartir en Twitter @lacontradejaen
Cómo elegir una piscina desmontable para tu casa: Piscinas Athena nos aconseja

Ahora que llega el buen tiempo, son muchas las familias que deciden tener una piscina en su casa. Pero hay que tener en cuenta que no todas son iguales, hay piscinas de muchos tipos, incluso cuando hablamos de piscinas desmontables.

Para ayudarte a elegir la piscina desmontable ideal para tu vivienda, con la ayuda de Piscinas Athena te vamos a mostrar un listado de claves que tendrás que tener en cuenta para elegir el modelo ideal. Si tienes en cuenta los siguientes consejos, la decisión te será mucho más sencilla de tomar y podrás tener la certeza de que la piscina será la que realmente se adapte a tus necesidades.

¿Qué material es mejor para la piscina desmontable?

Analizando el catálogo de piscinas desmontables de PiscinasAthena nos damos cuenta de que actualmente existen piscinas fabricadas con diferentes materiales. Vamos a mostrártelos y hablar un poco de cada uno para que te sea fácil saber qué material es el mejor para tu piscina.

-Plástico: también puede ser PVC. Destacan por ser hinchables y tubulares. Además, se guardan de manera sencilla, por lo que puede ser una buena opción para las personas que no se quieren complicar demasiado la vida. Eso sí, son piscinas que deben ser recogidas una vez finalizada la época veraniega. Además, debe guardarse seca y limpia para evitar que se pueda pudrir y al siguiente año no se pueda usar.

-Acero: destaca por tener una estructura robusta y puede ofrecer diferentes acabados exteriores para dar una mejor imagen del jardín. Además de su resistencia y diseño, podemos decir que son muy duraderas, por lo que puede ser una buena opción si buscamos una piscina para muchos años. Como nos indican los expertos en piscinas, si pensamos a largo plazo es una muy buena alternativa.

-Madera: es bastante parecida a la de acero, solo que en este caso va revestida con madera especial para piscinas. Son piscinas resistentes, siempre y cuando tengan los cuidados necesarios. Este tipo de piscina como la de acero pueden desmontarse con facilidad, aunque como son resistentes, se puede decir que pueden estar montadas todo el año si se desea. Aunque normalmente se suele recomendar desmontarlas si no es mucho trabajo.

¿Cuál es el mejor acabado para la piscina?

Tras elegir el material, el siguiente punto a tener en cuenta es el acabado. Como vamos a mostrarte, hay diferentes acabados, solo deberás elegir el más adecuado.

-Composite: también conocido como madera sintética. A simple vista puede parecer madera, pero realmente estamos hablando de un material sintético. La ventaja es que ofrece un buen diseño, pero apenas necesita de mantenimiento, lo que hace que sea una opción práctica.

-Madera: es otra opción interesante, a pesar de que necesita de algo de mantenimiento. Además, se le puede dar diferentes acabados para que luzcan de una manera u otra. Combinan muy bien con casi todo tipo de estilos de jardín.

-Fibra natural: dentro de este rango podemos encontrar diferentes estilos. Por ejemplo, las más demandadas son ratán o bambú.

Piensa en la superficie sobre la cual se coloca la piscina

A la hora de instalar la piscina, no debes olvidar que la misma siempre se debe montar en una superficie nivelada. Eso quiere decir que no solo tiene que tener un buen nivel, también debe estar liso para evitar daños en el suelo de la piscina. Por ese motivo, es vital que el suelo esté bien equilibrado y compactado. Así se consigue que la piscina haga su función y no haya ningún tipo de problema.

A esto hay que añadir que siempre se coloca sobre una manta o tapiz protector para darle un plus de protección. Algunas personas optan por crear una base sólida de hormigón, pero es más caro, por lo que la manta suele ser la opción más utilizada.

¿Dónde se debe colocar la piscina?

Antes de realizar la compra, es importante tener en cuenta el lugar donde la vamos a instalar. Dependiendo del espacio, podremos adquirir una piscina más o menos grande. Recuerda, es vital tener en cuenta las dimensiones para tener la certeza de que la piscina va a entrar sin problemas.

Para evitar problemas, suele ser una buena opción optar por instalar la piscina cerca de una toma eléctrica, toma de agua y desagüe. Así todo te resultará mucho más fácil y la instalación no será un dolor de cabeza.

Piensa en las medidas de la piscina

Una vez elegido el lugar donde vamos a instalar la piscina, es el momento de comprar la piscina. Y para evitar problemas, siempre debemos adquirir una piscina que nos entre con total seguridad. Como nos indican los expertos de Piscinas Athena, no solo tenemos que tener en cuenta el largo y el ancho. También es importante mirar el alto.

Por otra parte, la piscina no debe ocupar el 100% del jardín, siempre se recomienda dejar un espacio para conseguir que la piscina nos permita disfrutar también del jardín. En ocasiones, suele ser una buena idea dejar un espacio mínimo de 1,5m. Así se consigue que el paso y la circulación sean posibles. Aunque si es más espacio, mejor, así podrás tumbarte junto a la piscina y sacarle el máximo provecho.

Piensa en los accesorios

No debes olvidarte en adquirir los accesorios que necesita la piscina para funcionar correctamente. Para que te hagas a la idea, suele ser necesario el uso de una depuradora, limpiafondos, cloradores salinos, escaleras, lonas térmicas, liner y protectores de suelo.

El objetivo es que la piscina quede perfectamente instalada para que su funcionamiento sea el adecuado. Así conseguirás sacarle el máximo partido y tener la certeza de haber realizado una buena inversión.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK