Cerrar Buscador

Los españoles rompen con siete años de 'rechazo' al virgen extra

Por Esperanza Calzado - Junio 30, 2019
Los españoles rompen con siete años de 'rechazo' al virgen extra

El aceite de oliva es uno de los mercados que más crece en consumo en 2018. Sin embargo, el hogar destina menos dinero a este producto como consecuencia de la bajada de precios

Crece por primera vez desde 2010. Los españoles empiezan a decantarse por el aceite de oliva virgen extra y el año pasado se rompió con esa tendencia a la baja de los últimos años. Los números han dejado de estar en rojo para pasar al verde intenso del oro líquido. Son los buenos datos que incluye el Informe del consumo alimentario en España en 2018, que coincide con la tercera semana consecutiva de subida de precios del aceite. 

El aceite de oliva es uno de los mercados que más crece en consumo en 2018. Por el contrario, el de semillas es la materia grasa que más decrece. A pesar del incremento de este tipo de grasa, el mercado total de aceites nota un incremento en consumo 2,3%. Sin embargo, el hogar destina menos gasto a este sector (1,5%) por el descenso del precio medio de los diferentes tipos de aceite. Según el informe, la contratación media fue de un 3,7% menos y se cerró el año a 2,89 euros el litro de media.

Según los datos del sistema Poolred a los que ha tenido acceso Asaja-Jaén, del 18 al 24 de junio de 2019 la media a la que se vendió el aceite de oliva español fue a 2,175 euros por kilo en origen, lo que supone ocho céntimos de euro más que la semana pasada. El que más ascendió fue el virgen, con 14 céntimos más al venderse a 2,061 euros. El virgen extra se comercializó a 2,27 euros por kilo, lo que supuso 10 céntimos más que la semana anterior, mientras que el lampante subió siete, vendiéndose a 1,996. Sin embargo, esta semana ha vuelto a caer. 

¿QUÉ TIPO DE ACEITE SE CONSUME?

El aceite más consumido en los hogares españoles se corresponde con el tipo oliva. Si se suman las tres categorías (oliva, virgen y virgen extra), se obtiene una cuota en volumen del 64,9%. El que tiene mayor presencia a lo largo del 2018 es el aceite de oliva con una participación en volumen del 32,1%, siendo su variación con respecto al año anterior de una subida de 0,2%. 

El aceite de oliva virgen extra es el siguiente con mayor cuota. Ha aumentado en el 2018 un 7,2% hasta alcanzar los 22,4 puntos porcentuales. Finalmente, el aceite de oliva virgen se posiciona como la variedad con menor volumen dentro del grupo de los aceites de oliva (10,5%) a pesar de haber sido el que ha experimentado un mayor crecimiento con respecto al periodo previo de estudio (+9,2%). 

El consumo per cápita se situó en los 11,95 litros por persona y año en 2018, una cantidad un 1,9% mayor respecto a 2017. De entre las diferentes variedades de aceite, el más consumido es el tipo aceites de oliva, con una ingesta media de 3,83 litros. Le sigue el aceite de girasol, cuyo consumo per cápita es de 3,78 litros. Se intensifica con respecto al año 2017 el consumo per cápita de aceite de oliva virgen extra, llegando a una cantidad de 2,67 litros.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.