Cerrar Buscador

Un lobby contra la despoblación

Por Esperanza Calzado - Octubre 03, 2018
Compartir en Twitter @Esperanza44
Un lobby contra la despoblación

Alcaldes de municipios rurales y de montaña participan en un encuentro para definir el valor que aportan a la sociedad

La Andalucía del futuro, la no tan lejana, será como la Sierra de Segura actual. De aquí a 2070 se pueden perder hasta 800.000 habitantes y no es única y exclusivamente culpa del envejecimiento. La despoblación es un problema que ocupa y preocupa a las administraciones y de ahí su intención de potenciar un "lobby" de presión de manera que se consiga, por ejemplo, que los desarrollos legislativos se dicten teniendo en cuenta su impacto en el mundo rural. 

Así lo defendió el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, que ha participado en un encuentro en el que se han abordado cuestiones como el valor que estos pueblos y sus gentes aportan a la sociedad actual. “Somos conscientes de que nuestra voz es difícil hacerla llegar en una sociedad con problemas territoriales como el de Cataluña, pero en mi opinión el principal problema de España por encima de este es la despoblación o la falta de gente en los territorios”, ha apostillado. Presidida por el máximo responsable de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, y el presidente de la Asociación Española de Municipios de Montaña, Francés Boya, se ha expuesto el proyecto" SOST-Montañas, Modelos para la gestión sostenible de los ecosistemas de las regiones de montaña españolas" a la veintena de alcaldes que han participado.

 Reunión con alcaldes de Jaén. Foto: Esperanza Calzado
Reunión con alcaldes de Jaén. Foto: Esperanza Calzado

“Queremos que sean ellos, como verdaderos conocedores del territorio, los que hagan sus reflexiones para aportarlas a una estrategia común que se pueda elaborar en España en torno a este tipo de municipios”, ha enfatizado el presidente de la Diputación de Jaén. Y es que los datos son preocupantes. Francés Boya ha puesto en valor el trabajo que desde 2013 se viene realizando desde la Asociación Española de Municipios de Montaña para que se reconozcan las zonas de montaña, del mundo rural en general. "Es verdad que en la ruralidad estamos pidiendo que haya un debate sereno sobre lo que debe ser el medio rural en el siglo XXI en este país”, ha advertido.

Para ello, Boya ha recordado que gracias a una ayuda de la Fundación de la Biodiversidad del Ministerio de Agricultura se acomete un trabajo para definir cuál es el valor de estas zonas de montaña, lo que se conoce como infraestructuras ecosistémicas. Se trata de un estudio con el que se pretende concretar “qué están aportando estos territorios al conjunto de la sociedad, para así poner en valor algo que a veces se ignora o se olvida deliberadamente, como es que el trabajo de los pequeños pueblos de montaña, de agricultores y ganaderos es esencial para unas sociedades urbanas que están evolucionando muy rápidamente, pero que al mismo tiempo tienen muchos problemas desde el punto de vista de la sostenibilidad de sus hábitats urbanos”.

LOS DATOS

En 2007 llegaron a la provincia de Jaén 20.500 personas. Sin embargo, el mar de olivos acoge, ahora, apenas a unas 13.000. ¿Cuántas se van? En 2016 (último año para el que existe información) abandonaron la provincia 16.323 personas. En 2007, cuando aún no había comenzado la crisis, se iban casi 19.000. Este es uno de los factores que hace que Jaén pierda población. Se ha pasado de un saldo migratorio positivo a tenerlo negativo desde 2012.

El crecimiento vegetativo está en números rojos desde 2011. El 18,63% de la población jiennense tiene más de 65 años. La tasa de natalidad es muy baja, 8,30 nacimientos por cada 1.000 habitantes. En España, pero también en Andalucía y Jaén, la tasa de fecundidad es de las más bajas de Europa (1,4 hijos por mujer) y la edad media para tener descendencia de las más altas, casi 32 años.

Según el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, en 2040 la mayor parte del territorio andaluz tendrá un porcentaje de jóvenes (menores de 16 años) y de mayores (de más de 65 años) similar al que en estos momentos tiene, por ejemplo, la Sierra de Segura. Ese mismo estudió prevé que en 2040 la población andaluza no habrá crecido y que en 2070 habremos perdido 800.000 habitantes en la comunidad autónoma.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK