Cerrar Buscador

Unos corazones que valen por doscientos kilos de alimentos

Por Javier Cano - Noviembre 06, 2020
Compartir en Twitter @JavierCano73
Unos corazones que valen por doscientos kilos de alimentos

Arjona derrocha solidaridad en la campaña de recogida puesta en marcha por la iniciativa Corazonesconbata, de la urgabonense de origen Lorena Leyva

Doscientos kilos de alimentos, nada más y nada menos, para poblar el vacío de las neveras y despensas de los arjoneros que, en estos momentos tan difíciles, lo pasan canutas para poner un plato en la mesa cada día. 

Este es el resultado de la campaña de recogida puesta en marcha por el colectivo Corazonesconbata, que encabeza la arjonera afincada en Sevilla Lorena Leyva; una propuesta de ámbito nacional que en el municipio urgabonense ha tirado la casa por la ventana. 

"Queríamos echar una mano, porque la idea de Lorena nos parecía genial; en Arjona hay muchas familias que lo están pasando mal", aclara Mari Carmen Fuentes, presidenta de la Asociación Aresar (para niños con diversidad funcional y discapacidad tanto de Arjona como de Escañuela y Arjonilla) y 'delegada' del proyecto solidario de Leyva en su patria chica.

Dicho y hecho. Se trataba de ofrecer a la gente uno de los ya populares corazones que, desde que comenzó la pandemia, llevan en las solapas de sus batas y uniformes miles de sanitarios y profesionales de toda España, a cambio de un paquete de salchichas, una tripa de embutido... 

"Nos pusimos en la entrada de un supermercado con un carro lleno de corazones y una pancarta, y la gente nos preguntaba; se lo explicábamos y la verdad es que colaboraron bastante", celebra Fuentes. A cambio de su buen corazón (de los de verdad), los arjoneros más solidarios recibieron los otros, los de tela e imperdible.

"Nuestros chicos recortaron los corazones de goma Eva, les pegaron las estrellitas... Les ha servido como una más de las terapias que realizamos en la asociación". Bueno, para eso y para mucho más, porque la satisfacción de estos chicos en cuanto supieron que el fruto de sus manos y su ilusión se traduciría en bocadillos, comidas y cenas para sus vecinos no se puede explicar con palabras. "Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero que se regala", escribió el gran Flaubert. 

Fuentes 'embaucó' de la mejor manera no solo a sus colaboradoras y los usuarios de 'Aresar', no: "Se lo comenté a la gerente del súper, Mari Paz, y a ella le pareció muy bien, es muy solidaria y siempre nos apoya en cualquier cosa que necesitamos. Desde por la mañana estuvimos varias personas en turnos y juntamos bastantes carros con alimentos", explica la presidenta.

Una vez acopiados los alimentos, Cáritas fue la encargada de repartir lo conseguido: "Es un gesto muy pequeño pero para las familias que reciban esto, es importante", apostilla Mari Carmen Fuentes, satisfecha. 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK