Cerrar Buscador

La historia de un amor, unas escaleras y Navas de Tolosa

Por Esperanza Calzado - Septiembre 01, 2019
La historia de un amor, unas escaleras y Navas de Tolosa

La pedanía carolinense de Navas de Tolosa se convierte en un plató de cine para grabar el corto Del amor y sus escaleras

Cesáreo Segura Vargas (La Carolina, 1985) va consiguiendo metas y haciendo realidad los proyectos que un día estaban sobre el papel. La huella del maquis en Sierra Morena es la culminación de una ilusión. Un libro que combina narración, cómic y rigor histórico en base a testimonios consultados. El escritor e ilustrador da ahora un paso más y se convierte en director para hacer realidad el corto Del amor y sus escaleras, que en 2017 obtuvo el segundo premio de la categoría libre del Festival de Cine de la Almunia (Fascila). Su escenario, su tierra: Navas de Tolosa.

El pasado 26 de agosto, su amor y sus escaleras empezaron a tomar forma en las redes sociales, que se han convertido en un canal de comunicación para mostrar el proceso de grabación desarrollado estos últimos días. Del papel se ha pasado a la vida real gracias a la ayuda, por ejemplo, del convenio con la Fundación Caja Rural de Jaén, que presta una ayuda indispensable a la realización de este cortometraje costumbrista que aborda temáticas sociales.

Se trata de un pequeño homenaje al mundo rural y a nuestros abuelos. Según explica su director, Cesáreo Segura, el guión relata una estampa costumbrista de un pueblo cualquiera del Sur de España. “Muchos recordarán cómo, al caer la tarde, los vecinos salían con un cubo a refrescar la calle y sacaban sillas para charlar. Es una imagen que tengo de la infancia. Muestra el doble filo de la vida de un pueblo: la hermandad y, también, la desconfianza y el chismorreo. Es una historia de amor que se desarrolla en la época actual”, detalla.

El equipo del rodaje es en su mayor parte de La Carolina, aunque también han participado personas de otros puntos, como Canarias y Extremadura. Los actores principales son Araceli Parra y Miguel Chico, que no se han cansado de ensayar y de leer las líneas de una evocación del pasado. 

Una vez que esté montado, el objetivo es que la cita pueda estar presente en diferentes festivales de España y de fuera del país. Segura señala que “el gusanillo” de escribir guiones comenzó hace unos años. De su pluma surgió “Semilla”, que también fue premiado en Fascila. Reconoce que este galardón le dio el impulso para continuar por esta senda. Una vez terminó el proceso de creación de “Del amor y sus escaleras”, el director asegura que tenía imágenes muy concretas de cómo sería la ambientación. Por ese motivo, se lanzó a la producción.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.