Cerrar Buscador

Los cristales de Sandra Pérez

Por Fran Cano - Febrero 03, 2019

La alumna del IES Antonio de Mendoza de Alcalá muestra los secretos de los cristales que han permitido al centro ganar un certamen internacional

Son las 10:30 horas del viernes 1 de febrero. Suena una alarma de bomberos para anunciar que es el primer recreo en el IES Antonio de Mendoza de Alcalá. Segundos después del estruendo, la profesora Eva Aguilera viene acompañada de Sandra Pérez (13 años), una de las alumnas más destacadas del grupo que ha conquistado un certamen internacional de cristalografía. El grupo de 17 estudiantes se llama Cristaldoza University.

El 'Antonio de Mendoza' está partido en diferentes edificios, como un campus universitario en pequeño. Hay que cambiar de inmueble, cruzar un patio, para llegar hasta el laboratorio, dividido a su vez en dos áreas: una sala con pizarra y mesas grandes, y otra aula donde están los microscopios. Profesora y alumna se mueven con idéntica soltura, y dedican minutos a trasladar los cristales —diferentes colores, diferentes clases— hasta una mesa.

Eva Aguilera recuerda que el origen del proyecto partió de una búsqueda en internet.
—Quería hacer una práctica de laboratorio para alumnos de Secundaria.

El proceso vivió dos fases: en principio todos querían formar parte; después quedaron quienes sí tenían ambición y espíritu científicos. Quienes estaban dispuestos a invertir recreos y tardes. Una de ella fue Sandra Pérez, seleccionada como representante por sus compañeros junto con otras dos alumnas.

 Eva Aguilera y Sandra Pérez.
Eva Aguilera y Sandra Pérez.

La alcalaína se tomó muy en serio la aventura. Tanto que los cristales le ocuparon tiempo fuera de las clases. Prueba de ellos son los que hizo en su casa, fabricados con azúcar y agua en una olla. Dice que son muy fáciles de hacer.
—Al principio no tenía ni idea de cristales: no sabía cómo aparecían. Cuando hicimos los primeros me impactó muchísimo.

Los primeros eran blancos; el color, como en la televisión, llegó más tarde. Y de ahí pasaron a las geodas. Impacta, como enseña la joven, una que está cerrada. Tiene algo de objeto de otro planeta. Otras parecen cocos abiertos.
—Algunas nos salieron mal. Hasta que aprendimos a cristalizarla —cuenta.

Aguilera subraya que el proyecto apela a la práctica y al trabajo en equipo. Así lo corrobora Sandra, satisfecha por las ideas que han sumado los estudiantes en grupo.
—Todas las tareas están escritas en nuestro blog —añade la joven. Su padre, Jesús Pérez, admite a este diario que si ya estaban felices con la conquista en Andalucía, el premio internacional fue aún más increíble. "Se trata de un trabajo muy original y diferente", señala.
—Yo quería que fueran científicos de verdad y que conocieran el método —aporta la profesora.

Compartir el aprendizaje es la última fase del proceso en el ámbito de la ciencia. Los propios alumnos, ya en segundo de la ESO, grabaron el vídeo en inglés que ha sido premiado, en una competición con centros de otros países.

Chilla de nuevo la alarma. Acaba el recreo. Y Cristaldoza University quiere aportar más conocimiento. Nuevo curso, nuevo reto en cristalización.

 La alumna del IES Antonio de Mendoza Sandra Pérez, con los cristales del proyecto.
La alumna del IES Antonio de Mendoza Sandra Pérez, con los cristales del proyecto.

Vídeo: Fran Cano.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.