Cerrar Buscador

"Ella es lo más grande. Hay que sentirlo para saberlo"

Por Esperanza Calzado - Abril 28, 2019
"Ella es lo más grande. Hay que sentirlo para saberlo"
Fotografías: Esperanza Calzado

¿Cómo vive el día grande de la Romería un devoto? Conocemos las historias de esos fieles que llegan desde lejos para estar siempre al lado de la Virgen de la Cabeza

Juan Lovera vive en Granada capital. Tiene el vello de punta esperando ver salir a la Virgen de la Cabeza por la puerta de su templo. Son las nueve menos cuarto de la mañana y una brisa hace presagiar el calor de justicia que caerá horas después. Juan ha salido de Granada a las cuatro de la mañana para poder estar en ese momento. Ramón y Mari Luz, su esposa, le acompañan. Ella remanece de Colomera, por lo que su amor por La Morenita es doble. 

Pasan las nueve y media de la mañana y un susurro se apodera de la explanada del Santuario al ver entrar a Manuel Vázquez, presidente de la Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza. 

—Esto es devoción. Tiene que salir dentro de ti. 

Juan Lovera es consciente de lo que Vázquez y sus hijas, que ayer hicieron todo el camino, están pasando después de que su mujer haya tenido que ser hospitalizada al caerse del caballo. A los pocos minutos empieza el repicar tan característico de las campanas de la Basílica Menor. Ella está a punto de salir. Los móviles preparados, empujones respetuosos, lágrimas en las mejillas y vítores hasta el último aliento. Así viven desde atrás el traslado de María Santísima hasta el Altar Mayor para la solemne misa previa a la procesión.

María Aguilera fue con apenas nueve años hermana mayor de la hermandad de Palma del Río (Córdoba).

—Yo creo que hizo una promesa o algo pero para mi padre yo tenía que ser hermana mayor. 

Y así fue, con nueve años. Desde entonces han pasado 50 y no ha faltado ni una vez a la Romería de la Virgen de la Cabeza. Recuerda aquella primera peregrinación junto a su padre y dos de sus hermanas. 

Antonia Aguilera es su hermana y lleva 55 años de peregrinaje. Cuando se le pregunta qué supone la Virgen de la Cabeza para ellas, la respuesta es clara:

—Lo más grande. Nuestro padre nos lo inculcó desde bien pequeñas y mientras que pueda vendremos.

También acuden en octubre a la andada y en agosto a la aparición. Además, están al frente de la Asociación Cultural Palmeña la Morenita para apoyar a organizaciones sin ánimo de lucro y ayudar a los más necesitados.

—Mi padre se fue muy joven y lo disfruta desde allí arriba. Venir aquí es recordarlo y evocar todas las vivencias desde pequeñas.

Los cuatro han visto pasar a los anderos sudando gotas de fe y esperanza justo delante del puesto de mando del Plan del Cerro, un dispositivo esencial para que los miles de romeros que hoy se han citado en el Santuario hayan disfrutado son problemas de la magna procesión. El único contrapié, por decir algo, el intenso calor que hasta ha sido agradecido después de la lluvia del año pasado. 

Novedades en la procesión que han sido muy aplaudidas. Entre ellas, la organización de las cofradías filiares para que, a su vuelta al templo, no se crucen con la Virgen y generen un "tapón" en la explanada del arco. Con una organización magistral los fiscales han ido ordenando el paso y dejando que los anderos mecieran, pararan y recrearan a la Virgen allí donde hiciera falta. Por ejemplo, a las puertas de la reformada casa de la cofradía de Lopera, donde una traca de cohetes la ha recibido.

Eran las tres y media de la tarde cuando María Santísima hacía entrada en el templo. Acababa la fiesta grande marcada por un pensamiento al unísono por la hermana mayor Eva María Soto. El obispo, Amadeo Rodríguez, le mandó cariños desde el púlpito, igual que a la cofradía de Baena que por problemas de salud también han tenido que ausentarse. También Manuel Vázquez agradeció desde el altar las grandes muestras de cariño recibidas en una Romería, la de 2019, de hermandad, de compartir, de unión, de novedades y de grandes aciertos.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.