Cerrar Buscador

La ilusión más genuina cabalga en San Lucas

Por Fran Cano - Octubre 15, 2021
Compartir en Twitter @FranCharro
La ilusión más genuina cabalga en San Lucas
Un padre y su hijo disfrutan de una de las atracciones de El Día del Niño en San Lucas. Foto: Fran Cano.

El Día del Niño da pie a la celebración de la feria en un contexto estupendo y cada vez más normalizado

La Feria de San Lucas es territorio de la ilusión, ayer más que nunca con la celebración de El Día del Niño, jornada que apela a la familia y la celebración sin distracciones. La provincia lleva más de 20 días en el nivel cero; las ganas de pasarlo arrinconan al miedo. Hoy la vida se parece a la de antes.

—Las niñas tienen que vestirse de gitana —le dice una madre a su hija camino de las atracciones, el andar parsimonioso.

Otra mujer, a pocos metros de distancia, se queja: la feria en su pueblo, dice, fue raquítica en cuanto a las posibilidades de ocio para los pequeños. No podrá poner faltas a San Lucas, generoso con un cacharro en cada esquina.

Pasan minutos de las 17:00 horas, el sol aprieta y la feria presenta un aspecto interesante. Combinan bien las atracciones con más afluencia con las que aún esperan a la muchachada. Una voz en off enumera las tres emes: mascarilla, metros de distancia y manos limpias con el gel.

La casa de Súper Mario Brox está frente a la de Spiderman. Vuelan dos menores amarrados en las cuerdas a los pies del hombre araña. Los padres disfrutan de escenas que son de liberación.

—Va todo muy bien. Si le digo la verdad, ya estoy hasta cansada de feria —admite Lola Vega, quien tutela a sus hijos y a otros dos menores, en plena disputa en los coches de coche.

Suenan por los altavoces canciones de reguetón. El famoso Hawai, de Maluma, levanta el ánimo en la medida que lo hace Puro chantaje, de Shakira, junto a la noria The King, morada y blanca.

Compiten El Rodeo Americano con El Show de Mr. Bean como lo hacen dos muñecos de Ter Stegen y Keylor Navas para evitar ser batidos. Una joven se marca un golazo que queda registrado por la cámara del móvil de una amiga.

—Vamos a tomar un vino u algo —dice con alegría un hombre junto a su familia.

Las casetas lucen con buen ambiente, aún hay gente en la sobremesa, y círculos de colegas pueblan las terrazas, protegidos del sol. En caso de consumir la consigna del camarero es ley:

—Si te vas, te doy vaso de plástico. Y si te vas con el de cristal, te persigo. La fidelidad en las casetas se premia con un vaso de los de verdad. Junto a una de ella baila un barco que hace un sonido como si fuera a volar.

Un padre muy joven vela por su hijo en la atracción de los ponis. Quién es más feliz.

Volvió San Lucas hace días.
Bien lo disfrutan ellos, los niños, más presentes que nunca en la Feria de Jaén.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK