Cerrar Buscador

Lluvia de goles y tres puntos logrados en La Salobreja

Por Fran Cano - Diciembre 06, 2019
Lluvia de goles y tres puntos logrados en La Salobreja
Míchel defiende una jugada contra Khalid, del Industrias Santa Coloma. Foto: LNFS.

El Jaén Paraíso Interior gana 6-4 a Industrias Santa Coloma con un triplete de Carlitos  

Necesitaba el Santa Coloma, penúltimo en la tabla, puntuar como fuese, y consiguió el empate en la primera parte del partido disputado La Salobreja, correspondiente a la duodécima jornada de Primera División. Los compases inciales del partido presagiaban junto lo contrario: el Jaén Paraíso Interior había entrado en tromba. Lo evidenció Míchel, con un gol a los tres minutos de juego. El de Mengíbar se sáco un disparo desde la derecha después de una dejada estupenda de Alan Brandi.

Era claro el domino amarillo, pero Santa Coloma jugaba sus armas. La primera fue un contragolpe que Well sólo tuvo que empujar. En su camino se interpuso Fabio, enorme con las piernas. El arquero local dejó otra estirada de fotografía justo después, otra vez citado por Well, el más peligroso del cuadro catalán.

Las jugadas con nervio se tradujeron en calma, en cierta pachorra cuando el marcador indicaba el minuto diez. Los visitantes buscaban el empate con más intención que profundidad. Dani Rodríguez solicitó tiempo muerto. Y justo después llegaron las tablas: Well sirvió un balón largo hacia David Álvarez, que definió sólo contra el portero.

Aparecieron las faltas al borde del descanso; contaban cinco cada equipo. Si algún conjunto ameritó desnivelar el choque, ése era el Jaén FS. Campoy, Míchel y Dani Martín citaron a Feixas, que repelió todas incluso con el rostro, como demostró ante el salmantino.

INTERCAMBIO DE GOLPES

Santa Coloma salió del descanso con ánimo de triangular. El mensaje para los amarillos era claro: había que firmar una segunda parte seria para llevarse los tres puntos. Cardona lo intentó con un lanzamiento desde fuera que no inquietó a Fabio.

Entró más enchufado el Industria Santa Coloma, mientras Rodríguez agitaba la pista con jugadores como Ángel Bingyoba. Míchel, con la zurda, probó fortuna, y propició una suerte de rebote hacia puerta que no tuvo trascendencia. De nuevo lo intentó el 21 jiennense con un chut que rozó el poste derecho.

Había avisado Industrias Santa Coloma. Por ello no extraño el segundo tanto de David Álvarez. Reaccionó enseguida el Jaén Paraíso Interior: Bingyioba lanzó desde muy lejos y Maicon la dirigió a portería. Los dos goles debían de espabilar a los locales. Lo intentó Carlitos, aupado por la hinchada. No marcó, pero el panorama invitaba a un nuevo encuentro. Y vaya sí era nuevo: el gaditano engañó a Feixas con un lanzamiento de falta que entró por el palo corto. La remontada había ocurrido en apenas dos minutos. El segundo de Álvarez resultó una bendición para los amarillos, reactivados y con ganas de liquidar el encuentro.

LOS CATALANES NO SE RINDEN Y MÍCHEL SENTENCIA

Hasta que marcó desde la frontal Verdejo, y vuelta a empezar para el Olivo Mecánico: 3-3. Los catalanes, contentos con el empate; los jiennenses, conscientes de que La Salobreja debe ser un fortín. La reacción jiennense fue un trallazo de Bingyioba que desembocó en poste. Cardona evitó justo después que Mauricio embocara a puerta. Variaba la posesión, pero la profundidad señalaba a los amarillos, con tantas ganas como la afición de cantar el cuarto. Fue posible gracias al tanto magnífico de Carlitos, otra vez decisivo ante puerta. El 4-3 llega a ocho minutos del cierre.

El quinto tuvo de nuevo nombre propio: Carlitos. Brandi aprovechó una indecisión en la zona defensiva de los catalanes, cedió para el 10 y el matador andaluz firmó el triplete. La diferencia de dos propició el tiempo muerto de Óscar Redondo. Carísimo pagaba el despiste atrás el cuadro visitante, ya con el tiempo y el marcador en contra, más débil que nunca en la tarde noche de La Salobreja.

No le quedaba otra a Santa Coloma que jugar de cinco y enseguida le sacó resultado. Una buena triangulación permitió el cuarto tanto de los catalanes, firmado por Sepe como portero-jugador. Quedaban sólo tres minutos y medio y todo parecía en el aire. Fabio evitó el empate a tiro de Verdejo.

Los catalanes se la jugaban a falta de un minuto y catorce segundos, justo cuando Rodríguez pidió tiempo muerto. Se podían perder dos puntos si Verdejo, Well y Sepe seguían encimando. Míchel, en cambio, acabó con todo: sexto tanto, sentencia y tres puntos en casa, el fortín que necesita el Jaén Paraíso Interior en un cierre de año frenético.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.