Cerrar Buscador

El Jaén no puede inhibir al ElPozo Murcia

Por Antonio Pulido Casas - Junio 01, 2019
El Jaén no puede inhibir al ElPozo Murcia

El conjunto de Dani Rodríguez, en un ambiente espectacular, sucumbe ante los charcuteros (3-4) y se ve incapaz de forzar el tercer partido después de que una genialidad de Pito decantara el punto.

Hay sensaciones que se notan desde el primer momento y este sábado fue una de ellas: sólo al entrar a la remozada pista azul de la LNFS se intuía que de ahí se viviría una constante lucha. El picorcito, que le llaman. El Jaén Paraíso Interior (y, sobre todo, sus aliados) se encargaron de mostrárselo durante todo el choque al ElPozo Murcia, por momentos superado por el contexto, pero los murcianos poseen tal cantidad de aplomo y, sobre todo, a un jugador tan extraordinario que cualquier instante es propicio para decantarlo a su favor.

Hasta entonces, tuvo que trabajar. Era la olla a presión en lo que se convirtió IFEJA la que empezaba atacando. Esa inercia de tener a la afición respaldando al equipo era más gráfica que nunca. No era un tópico, era una realidad que las casi 4.000 camisetas amarillas empujaban a las cinco que se personaban dentro de la pista azul. Si no era caliente ya de por sí la atmósfera, incluyendo antecedentes entre los dos equipos, la grada se caldeaba más todavía con alguna decisión arbitral: dos acciones de Alan Brandi y Míchel, aparentemente roces, fueron señaladas en contra de los locales, lo que añadió unos cuantos grados más al hervidero.

El ElPozo, aún escuchando gritos en su oído, se desperezaba con un tímido disparo de Miguelín y otro robo de Drasler sin consecuencias. Los silbidos de los seguidores jiennenses parecieron una motivación cuando en el primer córner botado, como sucediera en el Palacio de los Deportes una semana atrás, Miguelín conectó un chut para abrir el marcador. Durante cinco segundos se escucharon unos decibelios menos, todos provenientes de la esquina en la que estaba la Marea Roja, efusivos por sentirse en minoría absoluta. Otro disparo fuerte de Andresito en el que intervino Espíndola abofeteó las ilusiones locales, que bien si su equipo se siente desvalido son los que ocupan los asientos los que se encargan de palmear para avivar el ánimo. Así fue cómo el Jaén Paraíso Interior recuperó poco a poco su esencia, que no es otra que la de pensar en ataque y contactar en defensa.

El cerco era cada vez más estrecho y Carlitos se puso a pensar, a regatear en campo propio y a crear peligro como venía haciendo el resto de la temporada. Sumó un gol más a su lista (vuelve a ser máximo goleador del campeonato en solitario) al aprovechar un balón al segundo palo que buscaba sonido. Y lo encontró con el empate y las vibraciones del IFEJA, de nuevo feliz. Fue en ese momento cuando los murcianos comenzaron a cortocircuitarse y a cometer errores en las entregas de balones. Entre medias, Carlitos hallaba escuadras en las que Fede respondía con manos firmes. El problema para el valenciano es que era cada vez con más ritmo cuando se sucedían sus intervenciones por acometidas de Mauricio, Míchel o Brandi. Incluso los tiempos muertos eran celebrados como victorias, pues era notorio que los jugadores de Giustozzi estaban superados.

Pito despertó, tiró un caño a Rafa López y este lo quiso eliminar con un agarrón que supuso la cuarta falta del Jaén a falta de ocho minutos. Aquello pareció congelar al IFEJA, al igual que ver correr a Fernando sin oposición ante Espíndola, aunque en ninguna de las dos ocasiones tuvieron los andaluces que sacar el balón de la portería. La quinta llegó un minuto después: Piqueras, algo nervioso en el partido, cazó a Álex en una esquina del área de forma bastante vistosa. Oxígeno para los visitantes, en cada pausa se desempolvaban los hombros. Especialmente en una pared entre Drasler y Álex que dejó al ciezano solo, regateó a Espíndola, pero se cerró el ángulo y sólo pudo atinar a dar un pase al segundo palo, aunque demasiado fuerte para su compañero. El encuentro se equilibró antes de un nuevo carrusel de ocasiones para Ramón, Carlitos o Mauricio. Llegó el bonus también para el ElPozo a casi cinco minutos del descanso. Había picorcito en los ojos del 'Pichichi'.

Con ese tiempo por delante le dio la vuelta al marcador el Jaén Paraíso Interior. Un disparo de falta de Míchel halló en el segundo palo a Brandi, que si no fuera porque tiene pareja le pediría matrimonio al poste. Con esa ventaja acabaría la primera parte entre palmas de los jiennenses a sus hombres, por suerte para ellos, pues los árbitros no señalaron una mano de Giasson en un regate de Álex en banda izquierda ni Felipe Valerio atinó más certeramente en otro disparo de volea al poste.

Con un par de preámbulos anteriores, el empate del ElPozo no tardaría en llegar: a los dos minutos Álex recogió un balón perdido en área amarilla y no perdonó esta vez. Otro nuevo partido se abría después de otro pitido de saque de centro. Dos minutos después habría otro saque de centro, pero con otro color de camisetas. Mauricio, en una acción rápida, encontró a Jordi Campoy frente a Fede y esta vez el arquero nada pudo hacer ante el chut alto del catalán. La grada saltaba, volvía a estar por delante y había motivos para la alegría: tres falta acumuladas de los charcuteros en cuatro minutos.

LA CALIDAD DE PITO

Y también motivos para la tristeza: Pito, de lo más vivaz del choque, hizo un truco de magia para hacer desaparecer a un par de defensores y la cedió en el costado derecho a Andresito, que con su elegancia particular estableció de nuevo el empate tras apuntar a la escuadra de Espíndola. Una montaña rusa de emociones en IFEJA. La igualdad le dio tranquilidad al ElPozo, aunque el encuentro no estaba para pulsaciones bajas. Piqueras, tras una buena jugada de Brandi (otra más), estrelló el balón en el palo. En la otra orilla, Matteus borró a Campoy, vio espacio abierto y su pase no alcanzó a tocarlo Andresito. La cancha se volcaba para ambos lados indistintamente y se impregnaba de incertidumbre. Por vez primera no había dueño y la correa estaba suelta.

Pito ponía intención en atajar la guita y se alió con Xuxa en una de tantas. Se contenía la respiración. No había gol. Se liberaba la bocanada. Carlitos filtraba para Rafa López frente a Fede. Se contenía la respiración. No había gol. Se liberaba el aire. Y así sucesivamente en el segundo tramo. Una suerte de latidos constantes e incesantes. Vibraban las gradas. Vibraban los corazones.

Se aceleraron con la sexta falta tras un contacto entre Andresito y Mauricio. Otra vez el picorcito en los ojos de Carlitos. Hubo fuego en los de Fede tras detenerlo. Todo continuaba igual. Parecía, hasta que Giustozzi quiso ahorrarse la prórroga ante tal cantidad de infracciones y sacar el juego de cinco con Álex. Especulación pura.

En un contraataque conducido por Jordi Campoy robó la pelota Pito y, como estrella que es, ajustició cuando quedaban 45 segundos. El juego de cinco jiennense fue poco productivo y el encuentro finalizó con victoria visitante.

De nuevo el Jaén Paraíso Interior, en las fases decisivas de un encuentro determinante, acababa remando y muriendo en la orilla. Como ocurrió en la Copa del Rey frente a Ferrao. En la pista de IFEJA, Diego Giustozzi se abalanzó y descamisó ante su afición, mientras que toda la plantilla murciana celebraba el pase a la final y el billete a Europa. En la otra orilla, los seguidores jiennenses animaban a sus pupilos en otro gesto de tremenda comunión.

FICHA TÉCNICA

Jaén Paraíso Interior: Espíndola; Piqueras, Mauricio, Míchel y Alan Brandi —quinteto inicial—; Ramón, Jordi Campoy, Carlitos, Giasson y Rafa López.

ElPozo Murcia: Fede; Xuxa, Fer Drasler, Miguelín y Álex —quinteto inicial—; Felipe Valerio, Andresito, Fernando, Pito, Darío y Matteus.

Goles: 0-1, min.4, Miguelín; 1-1, min.7, Carlitos; 2-1, min.16, Alan Brandi; 2-2, min.22, Álex; 3-2, min.24, Jordi Campoy; 3-3, min.27, Andresito, 3-4, min.40, Pito.

Árbitros: Rodrigo Miguel y Sánchez Molina (Castilla-La Mancha) amonestaron a Míchel, Piqueras, Alan Brandi, Andresito y Pito.

Incidencias: Partido correspondiente al segundo encuentro de las semifinales del playoff por el título de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), celebrado en las instalaciones de IFEJA, en Jaén, ante unas 4.000 personas.

Fotografrías: Juan Carlos Fernández

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.