Cerrar Buscador

Regreso a las aulas más tranquilo y seguro

Por Fran Cano - Septiembre 10, 2021
Compartir en Twitter @FranCharro
Regreso a las aulas más tranquilo y seguro
Estela Pérez y la pequeña Ada.

Familias con alumnado en Infantil y Primaria admiten que este curso será a priori más sencillo en clave de pandemia con la vacunación y con el protocolo asentado en las aulas

Al filo de las once de la mañana, Mateo está junto a sus padres, Roberto Díaz y Noemí Leal, frente al colegio Jesús y María. En uno de los balcones hay un altavoz y una maquinita que echa pompas. Las temperaturas son agradables y la brisa hace más llevadera el regreso a clase. Se suceden las canciones infantiles. Vuelven hoy a las centros los escolares de Infantil y de Primaria. Hoy es el primer día en la provincia para 50.425 estudiantes de segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial, según los datos trasladados por la Junta de Andalucía.

—Ya no tenemos miedo por el Covid-19. Con la vacunación estamos más tranquilos —admiten los padres de Mateo, que apura el momento de volver.

Máximo, de cinco años, está con su madre, Alicia Villar, en uno de los bancos y cuando se le pregunta cómo lo lleva, responde:

—Estamos buscando un compañero.

Villar cuenta que su hijo debuta en el 'Jesús y María' y está algo más nervioso. Ada, de cuatro años, está en otro banco con su madre, Estela Pérez.

—El protocolo funcionó de maravilla el curso pasado, y todo fue muy tranquilo —explica y alaba el rol del profesorado en el primer ejercicio con la pandemia.

Frente al portón de acceso, una profesora enumera los nombres de los estudiantes con los padres a su alrededor. Los pequeños lucen mochilas nuevas, como la de Manuel, que presume de un guardián único a la espalda, el Capitán América. Bob Esponja es otro de los fetiches de los críos.

Ana Belén Higueras es madre de seis hijos y cuatro de ellos son estudiantes del colegio Jesús y María. Uno de ellos es Javier, de tres años. Algo rezagado el chico se anima a una foto para este diario.

—Todos estamos más tranquilos. Ya conocemos el protocolo del año pasado —resuelve Higueras.

Son las once en punto, y ahora sí toca regresar. El alumnado accede en fila al portón bajo la mirada de familiares y profesores. Todo en orden.

 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK