Cerrar Buscador

Cruasanes por internet para evitar el impacto del coronavirus

Por Fran Cano - Mayo 05, 2020
Cruasanes  por internet para evitar el impacto del coronavirus
La empresaria Pilar Párraga, con una de las cestas que ahora vende por encargo. Foto: Cedida.

Pilar Párraga, dueña de la Croissantería Párraga, vende por primera vez cestas de cruasanes a través de las redes gracias al apoyo de familiares y amigos

De llevar las cuentas en una libreta a vender sus cestas de cruasanes de forma telemática. Ése es el viraje que ha emprendido Pilar Párraga, propietaria de la Croissantería Párraga, ubicada en el número 2 de Miguel Castillejo, en el Bulevar. La crisis sanitaria ha obligado al comercio de toda la vida, al más clásico, a mirar a internet. La transformación es más sencilla con ayuda, y la empresaria cuenta con el apoyo de sus sobrinas, entre ellas María Castillo Párraga, de 33 años y especializada en consultoría de comunicación. Cada familiar ha apoyado este nuevo impulso desde diferentes ámbitos: aquitectura, comunicación, fotografía y bellas artes, entre otros.

La idea llegó con el cumpleaños de una amiga de María Párraga, una de las muchas sobrinas de Pilar Párraga, conocida como la tita Pili. En concreto le mandó una cesta para un cumpleaños de una amiga para un desayuno diferente. La cesta contenía producto artesanal y la cumpleañera obsequiada alabó el buen gusto. El negocio está aún cerrado de puertas para afuera, de manera que apremia ingresar por alguna vía y abrir nuevas fórmulas de negocio. "El caso de mi tía puede ser representativo de muchas pequeñas y medianas empresas: hosteleros de toda la vida que ahora se meten en un campo desconocido", expresa. La creatividad ha jugado un rol importante, porque los recursos han estado limitados por el confinamiento. Además, el contenido de las cestas ha cambiado por dentro y por fuera en función de los comentarios que han hecho los clientes. La premisa inicial del desayuno ha evolucionado en dulces y en productos salados en base a las sugerencias de los clientes.

El sistema de las cestas telemáticas se testó con una campaña en el Día de la Madre y ha sido esperanzador, si bien la situación para la empresaria es difícil y pasa por probar experiencias. La evolución digital apunta maneras en el caso de la empresaria jiennense: ya llegan a territorio nacional y a pueblos como Porcuna y ciudades como Málaga. Tiene página en Google, pronto habrá una web adaptada —saldrá esta semana— y ya están disponibles las cuentas en Facebook e Instagram (@croissanteriaparraga). Es una oportunidad para fidelizar nuevos clientes, aparte de los habituales.

Croissantería Párraga fue fundada por José Párraga, el abuelo de María Castillo, quien también completó una reconversión destacada: pasó de banquero a repostero. De los números a las magdalenas y a los cruasanes de chocolate, los más populares. Pilar tomó el relevo y desde entonces ha competido en una zona de Jaén tan privilegiada como exigente desde el punto de vista de los gastos. Ahora los cruasanes y demás repostería asoman por internet. Quién le iba a decir a ella. Más que nunca, renovarse o... renovarse con la ayuda de la nuevas generaciones.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.