Cerrar Buscador

El 'efecto aceituna' se desinfla y vuelve a subir el paro

Por Esperanza Calzado - Marzo 02, 2021
Compartir en Twitter @Esperanza44
El 'efecto aceituna' se desinfla y vuelve a subir el paro
Oficinas de INEM en Jaén. Foto: Esperanza Calzado.

Jaén es la tercera provincia de España donde más ha subido el paro, solo por detrás de Madrid y Valencia, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo

El Aforo Oficial de Aceite de Oliva de la Consejería de Agricultura estimaba que en Andalucía se iban a registrar más de 19,2 millones de jornales en todas las labores de campo asociadas al olivar de aceituna de almazara. En Jaén se habían previsto 5,6 en recolección, un 56 % del total de Andalucía. Adicionalmente se espera alcanzar 269.130 jornales en labores de molturación. Estas cifras hacen que, año tras año, los datos del paro bajen en tiempos de recogida y vuelvan a subir cuando termina. Se constata en febrero, cuando el paro se incrementa en 4.544 personas en la provincia. 

El mes pasado ya se produjo un ascenso de las cifras de desempleo. Atrás quedaron dos meses de bajada y la estadística se incrementó con 1.729 personas que se quedaron sin trabajo en el primer mes del año 2021. Ya en enero se detectó que este incremento se concentró, fundamentalmente, en la agricultura, tendencia que se consolida ahora, como cada año, coincidiendo con el fin de la campaña de la aceituna. 

De esta manera, 4.544 jiennenses han perdido su trabajo en febrero, lo que representa un 8,8% más con respecto a enero. Si se compara con 2020, ha subido un 7,89. Así, son 56.194 el total de vecinos de la provincia en paro, de los cuales 35.371 son mujeres. Jaén es, además, la tercera provincia de España donde más ha subido, solo por detrás de Madrid, con 7.417 desempleados más, y Valencia, con 4.804.

Por sectores se demuestra que la agricultura es donde más empleo se ha destruido en el último mes. Concretamente, 3.756 puestos. Sólo la construcción baja las cifras del paro, con 65 personas menos. En el sector servicios se han destruido 506 puestos, mientras que en la industria jiennense han sido 206. 

En el conjunto de España, los datos de paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) recogen un incremento de 44.436 personas en el mes de febrero respecto al mes de enero (1,12%). El Gobierno considera que el aumento es una consecuencia del impacto en el ámbito laboral de las severas restricciones impuestas por la tercera ola de la pandemia. 

El paro subió en Andalucía en 14.418 personas (1,46%). Con este registro, la cifra de desempleados se sitúa en la comunidad autónoma en 1.002.104 personas. Suele subir en el mes de febrero debido al final de campañas agrícolas como la del aceite, aunque en este caso el aumento ha sido mayor que en otros ejercicios debido al incremento registrado en el sector servicios por efecto de las restricciones a la movilidad causadas por la pandemia, así como por el cierre de algunos negocios que no han prorrogado sus ERTE.

LA SOCIEDAD OPINA

La secretaria de Empleo del PSOE provincial, Isabel Uceda, lamenta la subida del paro en la provincia y vuelve a reclamar a la Junta que “impulse planes de empleo en el marco de sus competencias y responsabilidades”. “La campaña de la aceituna finaliza, la provincia vuelve a perder puestos de trabajo y el Gobierno andaluz sigue recortando fondos, eliminando planes e incumpliendo sus promesas electorales en materia de empleo”, reprocha.

Por su parte, la Confederación de Empresarios alerta de las "preocupantes" cifras que arroja el mercado de trabajo, con un tejido productivo "agotado que ya ha extinguido su capacidad de endeudamiento y encara el cierre de muchas de sus empresas". La organización empresarial demanda planes de rescate y ayudas directas para determinados sectores que se encuentran al límite, así como un compromiso por parte de las administraciones para corregir los desequilibrios de nuestra provincia cuya consecuencia más dramática son las insoportables cifras de desempleo. En la misma línea, la CEJ estima imprescindibles ajustes en la PAC para que el principal sector productivo de la provincia no asuma una pérdida de presupuesto que comprometa definitivamente su futuro.  

“Esta situación es repetitiva cada año, no podemos conformarnos con crear empleo a final de año y destruirlo a comienzos debido a la campaña de la aceituna. Ahora más que nunca, con esta situación de pandemia que agrava más aun la precariedad laboral, tenemos que exigir para Jaén planes de empleo que garanticen una estabilidad laboral más allá de la recogida de la aceituna”, defiende Antonia Ibáñez, presidenta de CSIF Jaén.

Desde UGT se insiste en la necesidad de aplicar planes especiales de empleo, que palían la falta de oportunidades de trabajo en estos períodos valle sobre todo de los jóvenes y mujeres que sólo tienen en la emigración su escape laboral.

En la misma línea se sitúa CC OO. Se insta a que los distintos gobiernos deben apostar por impulsar otra política de creación de empleo, crecimiento económico con innovación y tecnología, una política económica plenamente volcada a favor de la industria y el medioambiente, un ingente y sostenido esfuerzo en formación, en educación y en políticas activas de empleo; y un mercado laboral con una regulación dirigida a aprovechar todo ello, capaz de convertirlo en productividad y no en inestabilidad y precariedad. Ese empleo no será subempleo, tendrá estabilidad, productividad y perdurará.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK