Cerrar Buscador

La carretera que conecta el Valle del Segura con Santiago-Pontones será arreglada el año que viene

Por Fran Cano - Noviembre 06, 2018
Compartir en Twitter @FranCharro
La carretera que conecta el Valle del Segura con Santiago-Pontones será arreglada el año que viene
Un camión transita por la carretera. Fotos: Cedida.

El alcalde de Santiago-Pontones asegura que Medio Ambiente licitará en 2019 un proyecto para acometer mejoras en la carretera maltrecha

La carretera que conecta las aldeas del Valle del Segura con Santiago-Pontones será arreglada a comienzos del año que viene. Así se lo ha transmitido la Consejería de Medio Ambiente, titular de la carretera, al Ayuntamiento de Santiago-Pontones, según asegura a este diario el alcalde local, Pascual González.

Fue allá por 2013 cuando se asfaltó lo que era una pista forestal, y que desde entonces permite la conexión entre Santiago-Pontones y aldeas como La Toba y Las Gorgorillas, entre otras. "Asfaltarla nos costó sangre, sudor y lágrimas", recuerda González.

La carretera sufrió un impacto muy negativo con la tormenta del pasado 10 de agosto, cuando cayeron 200 litros de agua en poco tiempo. Entonces, según señala el alcalde, hubo reparaciones en la zona. Meses después, el tránsito ha resentido la antigua pista forestal.

LA PUBLICACIÓN DE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

Javier Broncano, miembro de Ecologistas en Acción de Jaén, publicó ayer una serie de fotografías en su cuenta de Facebook —como la que ilustra esta noticia— para dar cuenta del deterioro. "He hablado con vecinos de las aldeas y me cuentan es la habitual para ir al Centro de Salud de Santiago", explica Broncano a este periódico.

En efecto, la distancia para llegar a Santiago aumenta considerablemente si se utilizan otras vías alternativas como la carretera de la Cumbre o las Juntas de Miller. Hay un cartel, presuntamente colocado por la Consejería del ramo, que señala que la carretera en mal estado está cortada. Pese a ello, el tránsito de vehículos pesados es una realidad.

 Estado de la carretera.
Estado de la carretera.

El alcalde remarca que los trabajos de mantenimiento exigen precaución dada la altitud, próxima a los 1.500 metros, y la particularidad de la orografía. "En pocos kilómetros descendemos hasta los 500 metros de altitud", precisa.

González valora que el futuro arreglo abundará en la "igualdad de oportunidades" de los vecinos de las aldeas. Aún queda por determinar la cuantía de las obras y la fecha concreta de licitación.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK