Cerrar Buscador
LA DEPENDENCIA SUBE DE NIVEL EN LA CAPITAL

LA DEPENDENCIA SUBE DE NIVEL EN LA CAPITAL

Por Fran Cano - Enero 14, 2023
Compartir en Twitter @FranCharro

El servicio de ayuda a domicilio supera los 1.500 beneficiarios en el Santo Reino, el máximo histórico desde la implantación de la ley en 2007; te contamos cómo es la vida de una treintañera dependiente

La cobertura de la dependencia ha subido el nivel en Jaén capital, con una cobertura que arroja un dato histórico: más de 1.500 atendidos en 2022, según los datos consultados por Lacontradejaén. Es la cifra más alta desde la implantación de la Ley de la Dependencia en España en el año 2007 por el Gobierno de José Rodríguez Zapatero. En 2019 había 936 usuarios en la ciudad; el aumento continúa.

El Ayuntamiento, la empresa concesionaria (Jabalcuz Dependencia y Formación), el comité de empresa de las 311 trabajadoras y los dependientes atendidos están, probablemente, en la etapa con más sintonía, aun cuando siempre hay margen y asuntos por conquistar.

El resultado de remar en la misma dirección y dejar atrás problemas de impagos a las trabajadoras es que la calidad de vida de las personas dependientes —y sus familiares— mejora gradualmente. ¿Qué casos hay? ¿Son todos mayores o también hay jóvenes que ya precisan la ayuda diaria de auxiliares? Hablamos con todas las partes de un sistema de cobertura social tan complejo como necesario.

JOVEN Y GRAN DEPENDIENTE, LA ENFERMEDAD SOBREVENIDA

La vida de Mari Tere Murillo (Jaén, 1985) cambió hace cuatro años, cuando recibió el diagnóstico de la enfermedad rara que padece. Tiene síndrome de Kartaganer, una patología genética que supone tener los órganos invertidos. El corazón de Murillo está en la derecha. "Creo que soy el único caso en Jaén y no sé si hay más en Andalucía. Enseguida me reconocieron la discapacidad en el tribunal médico: tengo una gran dependencia", explica la jiennense en declaraciones a este periódico.

Los síntomas son detectados sin ir más lejos en la conversación, dada la dificultad respiratoria que provoca esta enfermedad. Mari Tere Murillo necesita ayuda para tareas tan básicas como vestirse; además tiene movilidad reducida debido a los graves problemas en la columna. Dice que intenta moverse, pero casi siempre es en silla de ruedas.

El golpe psicológico ha sido enorme, porque ella era una persona inquieta —llegó a ser presidenta de la asociación de vecinos Bulevar— y trabajaba como orientadora de acompañamiento en Apromsi. En medio de tal derrumbe es imprescindible la cuidadora que se ocupa de Mari Tere Murillo. "Mi Luisa", repite agradecida la beneficiaria.

Luisa Cano (Sabiote, 1963) cumplirá en abril 14 años en la ayuda a domicilio. Si se le pregunta si éste es el mejor momento del servicio en la capital, ella responde: "Yo siempre pienso en ayudar a los demás. Es verdad que ahora estamos muy bien".

La historia de Cano con Murillo empezó hace un año el Día de los Enamorados. "Nos llevamos muy bien estamos compenetradas. Yo sé cuándo ella necesita descanso", dice la cuidadora, y admite que el caso de Mari Tere es un reto; Luisa Cano estaba acostumbrada a lidiar con octogenarios y nonagenarios.

"Este trabajo requiere vocación, mucha vocación. Es fundamental para que reine la tranquilidad y el respeto", dice. "La empatía es fundamental. La gente no lo piensa, pero la enfermedad te puede llegar en cualquier momento. Luisa es mi todo, mis pies y mis manos. Estoy encantada. Las coordinadoras siempre están al quite: tengo 24 horas de teleasistencia", tercia Murillo.

 Luisa Cano y Mari Tere Murillo, cuidadora y beneficiaria de la ayuda a domicilio.
Luisa Cano y Mari Tere Murillo, cuidadora y beneficiaria de la ayuda a domicilio.

"NO SOMOS LIMPIADORAS; SOMOS CUIDADORAS"

La auxiliar Mamen García es también la presidenta del comité de empresa por Unión Sindical Obrera (USO) desde 2011. Ella empezó con este trabajo —ahora está liberada— en 2006. Reivindica la naturaleza de una labor que en ocasiones genera confusión o es malinterpretada incluso por los beneficiarios. "Nosotras no llegamos a una casa para que nos den una fregona. Somos cuidadoras; no limpiadoras. Ésa es nuestra gran lucha", subraya en conversación con este diario.

De los 311 efectivos en la plantilla hay 27 hombres y el resto son mujeres. El 80% de los contratos son indefinidos, según datos de USO. La jornada laboral de 39 horas como máximo supone una nómina de 1.048,65 euros después del incremento reconocido —hubo una sentencia que lo amparó en junio de 2022— de 64 euros (6,5%). Una hora se paga a 14,60 euros.

La situación salarial está al día desde el pasado mes de octubre, cuando se pagaron los atrasos que quedaban pendientes y se actualizó la nómina tras el citado incremento.

Mamen García reconoce que hay un punto de inflexión con la llegada de Jabalcuz Dependencia y Formación en la Semana Santa de 2012. "Llegamos a más de 1.500 usuarios con una plantilla que cuatro años atrás no llegaba a las 250 auxiliares", indica.

El punto de mejor en el que opera el sindicato atañe al transporte público. USO quiere que las trabajadoras tengan una tarjeta de bus propia a la manera de los universitarios y los pensionistas. Las auxiliares se desplazan a menudo por diferentes barrios en una misma jornada. "Ya lo hemos comunicado al Ayuntamiento", señala García, al tiempo que remarca: "Queremos eliminar cualquier tipo de precariedad y fomentar el respeto hacia la ocupación que desempañamos".

 El sindicato USO, en una marcha de apoyo a las auxiliares. Foto: USO.
El sindicato USO, en una marcha de apoyo a las auxiliares. Foto: USO.

EL AYUNTAMIENTO DA LA PRIMERA ATENCIÓN

Ángeles Díaz, concejal de Política Sociales, recuerda que el primer apoyo en la dependencia es prestado por el Ayuntamiento. Alude a casos de emergencia o de "acompañamiento inminente", como puede ser una convalecencia tras una estancia hospitalaria.

En 2021, este servicio cien por cien municipal atendió a 57 personas. En este caso, la plantilla está integrada por cerca de una decena de auxiliares, con dos trabajadores sociales por distrito.

El primer paso para pedir la ayuda se tramita bien por el Patronato de Asuntos Sociales del Ayuntamiento —desde la sede electrónica es posible— o través de la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía. La valoración inicial compete al Gobierno autonómico, que después derivada el caso al Proyecto de Intervención, que es quien resuelve las horas y el tipo de cobertura —acompañamiento, limpieza y cuidados. Ángeles Díaz firma esa resolución que más tarde es envida a la Junta de Andalucía. Es un proceso rápido que a lo sumo tarda diez días. En cambio, la tardanza se da en las valoraciones, que a veces alcanzan los 18 meses.

En Jaén están también los casos 'golondrina', dependientes que llegan a la capital en periplos vacaciones, como las Navidades pasadas. "Atender estos casos requiere un esfuerzo extra, porque la familia no conoce el procedimiento y hay que dar respuesta en siete días", señala la edil.

"LA COBERTURA INCREMENTA Y QUEREMOS MEJORAR"

El Ayuntamiento ha firmado un convenio con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias para facilitar el "laberinto burocrático" previo a la prestación del servicio. "Estamos mejorando, porque la cobertura incrementa y no queremos dejar de nutrir esta labor", expresa y alude al refuerzo de la comida a domicilio y de la limpieza e higiene.

Un ejemplo del celo con la dependencia se dio con el caso de los enganches ilegales en Miguel Castillejo. Después de la intervención policial, en apenas media hora Asuntos Sociales ya tenía un mapa riguroso de las personas que vivía en el bloque y estaban en situación de dependencia. Incluso se detectó el grado —más grado implica menos autonomía— de cada uno.

La Universidad de Huelva ha pedido colaboración al equipo de Gobierno para configurar grupos locales bajo la idea Riesgo de impacto de la covid-19 en el sistema de servicios sociales de Andalucía", en el marco del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación. La concejal recuerda la situación crítica en los hogares con miembros dependientes que propició la pandemia.

Además, el Ayuntamiento trabaja en un Plan Municipal de Personas Mayores junto con la Oficina de Proyectos de la UJA. La idea incorpora a todos los colectivos para evitar el aislamiento. Ya hay estudios científicos que sostienen que la soledad mata más que el tabaco y la obesidad.

Los beneficiarios de cualquier edad aprovechan la tecnología para en la medida de lo posible sumar recurso y quedar menos desprotegidos. La aplicación por excelencia es Stimulus Pro, centrada en la estimulación cognitiva.

Queda camino por recorrer en un servicio que vivió épocas de descontrol en la ciudad. Ángeles Díaz está convencida de que hay un rumbo unificado. "No podemos darnos golpes de pecho, pero es cierto que hemos mejorado los procedimientos; los recursos humanos están ordenados; hay más comunicación entre las trabajadoras y las concesionaria, y las resoluciones van más rápido", sentencia.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK