Cerrar Buscador

Una mujer con una enfermedad degenerativa pide ayuda a días de ser desalojada

Por Fran Cano - Mayo 30, 2019
Una mujer con una enfermedad degenerativa pide ayuda a días de ser desalojada
Luisa Joaquín y su pareja, Juan Carlos Sánchez.

Luisa Joaquín Lorca, de 51 años, espera que un tribunal médico constate su incapacidad para trabajar; el próximo lunes deberá dejar la casa de alquiler que no paga desde al menos hace un año

Cuenta atrás para una vecina afincada en Baeza. Luisa Joaquín Lorca, de 51 años, sabe que el próximo lunes, 3 de junio, será desalojada de la casa de alquiler que habita en el Paseo Antonio Machado desde 2015. Lleva al menos un año sin pagar el alquiler. Asegura que no puede trabajar, porque sufre una enfermedad degenerativa que ya le ha obligado a rechazar hasta en dos ocasiones un puesto en una fábrica. "Acababa siempre ingresada, con dolores", dice. Está a la espera de que un tribunal valide esa incapacidad que sufre.

Luisa Joaquín Lorca nació en el año 1968 en Pinos Puente (Granada). Llegó a Baeza hace década y media, y ha vivido en diferentes pisos hasta habitar la casa que dejará el próximo lunes. El precio por mes es de 300 euros, y ahora dispone de una ayuda de reinserción social de 470 euros. Es el único sustento que tiene al alcance. Le restan, según apunta, cuatro meses de abonos —la ayuda es alterna: un año la recibe y al siguiente, no. "Antes podía pagar el piso con la renta, pero desde que sé que me voy no puedo. Necesito un plan para irme a otro sitio", explica.

El ultimátum llegó en mayo del año pasado, y desde entonces se han acumulado los impagos. A la situación se une el estado de su pareja, Juan Carlos Sánchez, que sufrió un ictus y está de baja. Desde que se conocieron han alternado momentos de compartir vivienda. "Ahora tengo que cuidarlo", cuenta.

UNA CARTA DESESPERADA A LA REINA

El Ayuntamiento de Baeza supo de la situación de Luisa Joaquín. Por ello le dio un cheque con 70 euros y una bombona. Cáritas también ha arropado a la mujer, que sabe que sólo tiene una salida: el alquiler social. De acuerdo con su relato, hizo la primera solicitud en 2009. "Hay casas en Baeza y en pedanías. No entiendo por qué la Junta no ha hecho algo", lamenta.

Su caso ha llegado al partido Jaén Va a Crecer. Marina Torres, vecina de la capital jiennense y miembro de la formación, alienta a la granadina. "Su situación es infrahumana", subraya en conversación con este diario.

Luisa Joaquín llegó a mandar una carta a la Reina Leticia en la que describía el momento por el que atravesaba. Cuenta que lo hizo inmersa en la desesperación, cuando al dolor físico se unieron los problemas económicos. Tiene cuatro hijos, todos mayores de edad. Perdió el contacto con ellos.

La granadina ha trabajado en el sector de la restauración como cocinera. Su último empleo fue de cuidadora de personas mayores. Cree que si una familia entendiera sus limitaciones podría encontrar amparo en ese ámbito. "Mi miedo es no cumplir y fallar por los dolores, cuando me viene el latigazo cervical", dice. Le queda esperar a un nuevo examen médico. La historia del lunes ya sabe cómo acaba: "Me echan", concluye.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.