Cerrar Buscador

El drama de Luisa Joaquín: "Me he sentido desamparada en el desalojo"

Por Fran Cano - Junio 03, 2019
El drama de Luisa Joaquín: "Me he sentido desamparada en el desalojo"
Luisa Joaquín, con su pareja.

La mujer, que padece una enfermedad, deja la casa que habitaba y acumula una deuda de más de 7.000 euros por impagos

Desalojo ejecutado. Luisa Joaquín Lorca ha entregado hoy las llaves de la casa de Baeza donde ha vivido de alquiler desde 2015. Acumula una deuda superior a los 7.000 euros, pues no ha pagado la cantidad mensual en al menos el último año. "Me he sentido muy desamparada. Ha sido un día muy difícil", asegura en conversación con este periódico.

La casa a la que no volvería la mujer de Granada, de 51 años, está ubicada en el Paseo Antonio Machado. "He sacado hoy como he podido algunas cosas personales", relata. La situación de Luisa Joaquín tienen un agravante, tal y como contó a este medio: sufre una enfermedad degenerativa que le impide rendir en un trabajo. Ahora sólo tiene como sustento económico la renta de inserción social, de 470 euros al mes. Según cuenta, será historia dentro de cuatro meses, y deberá esperar como mínimo un año para volver a cobrarla, dado que es una prestación que se da a personas en riesgo de exclusión social en ejercicios alternos.

EL COBIJO DE UNOS AMIGOS

La única nota positiva para la desalojada es que cuenta con el respaldo de unos amigos. Gracias a ellos no está en la calle, si bien es consciente de que necesita dinero para seguir adelante, ya siga viviendo en el domicilio actual o en un nuevo apartamento. "Estamos a salvo gracias a unos amigos, pero necesitamos autonomía económica", precisa. Habla en plural porque alude a su pareja, Juan Carlos Sánchez, convaleciente tras sufrir un ictus.

Luisa Joaquín admite que los dolores que sufre la han llevado a rechazar hasta en dos ocasiones un puesto de trabajo en una fábrica. Cree que, dada su situación, sólo podría rendir si encontrase un empleo de ayuda a las personas mayores con una familia que aceptara las limitaciones de la granadina.

La mujer está a la espera de que un tribunal médico reconozca con el informe pertinente la discapacidad que tiene y que ha ido, según describe, a peor con el paso de los años. Desesperada, llegó a escribir una carta a la Reina Leticia. El Ayuntamiento de Baeza la asistió con 70 euros y una bombona. Luisa Joaquín espera recibir respuesta de la Junta para tener un alquiler social que atemperaría la precariedad que padece.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.