Cerrar Buscador

El (gran desconocido) patrimonio industrial

Por Noelia Flores - Agosto 03, 2019
El (gran desconocido) patrimonio industrial
La Casa de la Munición. Foto: Noelia Flores.

El patrimonio Industrial supone un legado imprescindible para comprender y documentar un periodo clave en la historia de la humanidad como fue la Revolución Industrial. Sus sistemas han sido determinantes en la evolución del territorio, tanto urbano como rural, en la formación del carácter histórico, social, artístico, tecnológico o arquitectónico de sus sitios, así como en la formación de lugares, paisajes, etc. Estamos ante una nueva tipología patrimonial que no podemos interpretar de manera aislada, sino en todo su contexto territorial. Y esta cuestión, precisamente, complica mucho en la actualidad el desarrollo de actuaciones de conservación y restauración de sus bienes.

Un ejemplo muy cercano lo tenemos en la provincia de Jaén, concretamente en la ciudad de Linares. La explotación minera del territorio transformó por completo el paisaje, motivó la construcción de modernas infraestructuras y alteró la vida y costumbres de unas gentes que nos quedan ya lejanas en el tiempo.

ACTUALIDAD DEL PATRIMONIO INDUSTRIAL JIENNENSE

En los últimos diez años, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha fomentado la creación de instrumentos de gestión que apostaran por el desarrollo sostenible de los bienes industriales. Un claro ejemplo de sus esfuerzos lo tenemos en el Plan Nacional de Patrimonio Industrial (PNPI). Su contenido tiene como fines establecer una metodología de actuación, programar inversiones según sus necesidades y coordinar la participación de las instituciones que intervienen en la conservación.

Desgraciadamente, la última actualización del PNPI ha revelado un desinterés de las administraciones por garantizar la protección de sus bienes industriales. Esto se ha traducido en numerosos problemas como la falta de inventarios y, por tanto, un desconocimiento de la magnitud real del Patrimonio. La inexistencia de un reparto igualitario de inversiones para las instituciones. El abandono de los archivos industriales, o las serias dificultades existentes para que la Administración declare Bien de Interés Cultural (BIC) a estos bienes. Si a estos factores sumamos los inconvenientes que ya arrastra este Patrimonio, la situación es preocupante.

En el caso de las ruinas industriales, la irremediable dependencia con su contexto territorial, complica cualquier tipo de intervención orientada a la conservación. Esto genera un abandono traducido en continuos expolios de infraestructuras y en el deterioro de las mismas por culpa de la acción del hombre. El paisaje minero de la provincia de Jaén es un fiel reflejo de toda esta problemática. Aunque muchos de sus bienes están incluidos en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz, siguen sin desarrollarse futuros planes de intervención.

 Imagen obtenida de la Unidad Técnica de Urbanismo y Arquitectura de Linares.
Imagen obtenida de la Unidad Técnica de Urbanismo y Arquitectura de Linares.

¿El resultado? Un absoluto bloqueo que afecta principalmente a los bienes que conforman el patrimonio minero. Ante el escenario que se les presenta, se han llevado a cabo acciones alternativas para su puesta en valor. Una de ellas, y quizás la más rentable, ha sido la rehabilitación de uno de sus antiguos muelles de carga para albergar el actual “Centro de Interpretación del Paisaje Minero”. Su base radica en la recuperación y difusión de la memoria histórica industrial para convertirla en un recurso con proyección turística. Paralelamente, se han generado otro tipo de actividades de difusión orientadas a estudios especializados en el tema, charlas en colegios e institutos, conferencias o la organización de rutas nocturnas por el paisaje minero de la mano del Área de Turismo en colaboración con el Colectivo Proyecto Arrayanes.

Igualmente, merece la pena señalar la rehabilitación de algunos edificios que no forman parte del paisaje minero, pero que sí desarrollaron funciones vinculadas con esta actividad industrial. Dicha medida ha resultado ser un éxito ante la obsolescencia funcional de muchos inmuebles. La mayoría de las nuevas funciones están destinadas a servicios de carácter público. Por un lado, tenemos el edifico de la Estación de Ferrocarril de Madrid que alberga el Salón de Plenos, el Área de Bienestar Social y la Oficina de Salud y Consumo. La Estación de Ferrocarril de Almería que aloja el Área de Urbanismo, o la Casa de la Munición como sede actual de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Como podemos ver, la rehabilitación está resultando ser una medida rentable para prolongar la vida de muchos de los monumentos. Pero no es suficiente. España está repleta de paisajes industriales que siguen esperando soluciones ante las condiciones en las que se encuentran inmersos. A pesar de los progresos, es fundamental que se produzca un avance en el interés de la Administración para, quizás, comenzar a vislumbrar avances reales en materia de conservación, restauración y puesta en valor.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.