Cerrar Buscador

Día 10: Restableciendo el equilibrio de la naturaleza

Por Alejandra McKelligan. - Marzo 25, 2020
Día 10: Restableciendo el equilibrio de la naturaleza

Diario de Alejandra McKelligan: Mi transformación como legado del coronavirus

Durante estos últimos días nos están llegando imágenes de animales que pasean libremente por las calles y también ocupando otros espacios que durante años han sido su sitio y que los humanos les hemos arrancado desde nuestra postura dominante y conveniente. También estamos leyendo noticias sobre la claridad que tienen los mares y océanos, lo limpios que están los cielos de las grandes ciudades y podríamos hacer una lista infinita de todos los beneficios y de todo lo bien que le está yendo a la Tierra nuestro parón en seco.

Por fin y pese a que no era la manera más deseada de hacerlo, pero al final le estamos devolviendo el oxígeno al pulmón de nuestro planeta. Piénsalo bien, ahora que vas a tirar la basura, ¿cuán llenos están los contenedores? En mi experiencia no están llenos como siempre, eso significa que las personas estamos “tirando/desperdiciando” menos que antes, ¿Por qué? Porque estamos tomando conciencia de que el modelo de funcionamiento del mundo se ha quedado caducado, que no podemos seguirlo maltratando de esta forma y que ahora a marchas forzadas tenemos que cambiarlo sí o sí.

Sabemos por experiencia que en la vida todo es Ying Yang, es decir siempre hay luz dentro la oscuridad y oscuridad dentro de la luz. Durante estos días que vengo escribiendo para compartir contigo mi camino de transformación, te he ido contando aspectos positivos que se están generando en mi manera de ser, de pensar, de sentir, de vivir y hoy quería hablar de cómo estoy cambiando mi manera de cuidar mi guarida. Desde que empezamos el confinamiento, en casa reciclamos todo lo que podemos, te pongo un ejemplo, si usas una servilleta y casi no la has ensuciado, ¿por qué va a ir directamente al contenedor de papel?

Nosotros la volvemos a utilizar, te parecerá una tontería, pero en realidad es un pequeño gesto con el que gastas menos y si sumas cada pequeño detalle al final todo suma y todo cuenta. Luego, con los restos de comida tratamos de reciclarlos, es decir, combinarlos o inventar nuevas recetas con esos “recortes”. También cocinamos solo lo que nos vamos a comer o si algo se está quedando en la nevera más de dos días, pues lo metemos al congelador, todo con el afán de no tirar nada de comida. Y ya ni te digo que hasta la forma de comprar comida he cambiado. Busco comprar ingredientes que me sirvan para muchas comidas para no gastar lo que no voy a consumir.

En resumen, si cada uno de nosotros pone su granito de arena para hacerle la ola a las 3 R´s: reducir, reciclar o reutilizar, la naturaleza nos lo va a agradecer, así como ahora sin nosotros quererlo, nos lo agradece, de hecho ya estamos viendo los grandes beneficios y vendrán más.

Espero que no se nos olvide todo esto que estamos viviendo y que nos sirva para realizar un verdadero cambio en el modelo de consumo, que equivale a no gasto, no desperdicio y a sí de cuidado del medio ambiente y respeto hacia nuestra guarida que al final, es la única que tenemos y ya estamos comprobando lo agradecida que es.

¡Te mando un abrazo largo!... en esto no reduzco.

He visto un error

COMENTARIOS

Víctor Guillermo Figueroa Molina

Víctor Guillermo Figueroa Molina Marzo 26, 2020

El mundo nos ha dado un aviso de que el camino por el que vamos no podemos (debemos) continuar. El hombre se para, la naturaleza continúa, muestra de que no somos imprescindibles. Está en nuestras manos, en la de TODOS, cambiarlo TODO.

responder

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.