Cerrar Buscador

Día 11: El hombre en busca de sentido

Por Alejandra McKelligan. - Marzo 26, 2020
Día 11: El hombre en busca de sentido

Diario de Alejandra McKelligan: Mi transformación como legado del coronavirus

Mira hoy quiero compartir contigo el concepto RESILIENCIA porque creo que hoy más que nunca es importante que le demos una vuelta de tuerca a lo que estamos viviendo para sacar una oportunidad, un nuevo propósito, el NUEVO PARA QUÉ de nuestra vida.

Para introducir este “palabrejo” te quiero presentar a una persona que para mí es referente en la Resiliencia, se llama Viktor Frankl, para que nos entendamos, es como si yo quisiera hablar de Fútbol, sería imposible no nombrar a Messi o a Ronaldo.

Te voy a contar un poquito sobre Viktor, fue neurólogo, filósofo y psiquiatra judío que sobrevivió al holocausto nazi. Estuvo desde el año 1942 hasta 1945 en 4 campos de concentración nazis, imaginaros lo que experimentó durante esos años, sin embargo, decidió escribir todo lo que estaba viviendo como una manera de “canalizar” sus vivencias, frustraciones y penas. Su ilusión y lo que le mantenía vivo por decirlo de alguna manera era la esperanza de que cuando saliera, si salía, publicar su libro. Al cabo de unos años, cuando por fin logra sobrevivir se da cuenta de que no han corrido con la misma suerte su mujer, padres, hermano, cuñada y muchos colegas y amigos. Sin embargo, en cuanto tiene la oportunidad, publica el libro que más tarde se convertiría en un bestseller “El hombre en busca de sentido”.

Fijaros cómo una experiencia traumática se supone que tendría que ser siempre negativa, ¿no?, pero en realidad lo que suceda a partir de ella va a depender de cada persona. Es decir, está en nuestra mano elegir nuestra opción, o bien convertir nuestra experiencia negativa en victoria, o bien, ignorar el desafío y derrumbarnos.

Víktor Frankl nos dice que el ser humano, ante cualquier situación, es capaz de encontrar el sentido a su existencia mientras tenga algún motivo, por mínimo que sea para vivir para que sólo así nuestra vida tenga sentido. En su libro describe cómo aquellos prisioneros que perdían el sentido de la vida eran los que menos posibilidades tenían de sobrevivir.

Atendiendo a esta admirable historia de superación, podemos definir la resiliencia como la capacidad que tenemos para salir adelante, seguir con nuestra visión de futuro y encontrar un propósito por el cual levantarse tras un acontecimiento, experiencia o suceso desestabilizador, a pesar de las condiciones de vida difíciles y de los traumas en ocasiones experimentados. En mis palabras, es una manera de superar los problemas de la vida dándole la vuelta a la tortilla y sacando un nuevo aprendizaje.

Está claro que no podemos cambiar las situaciones externas, pero si podemos gestionar la forma en que reaccionamos ante ellas.

Muchas veces podemos encontrar a personas que nos dan un ejemplo de afrontar las mayores adversidades “con buena cara” y pensamos… ¿Cómo lo hará? Ojalá fuera yo tan fuerte… o yo no podría soportarlo… Pero la vida es así de graciosa que cuando menos te lo esperas te da un zasca y sales siendo el más resiliente del mundo sin haberte dado ni cuenta y luego hasta eres el ejemplo a seguir de otras personas.

Ahora nos estamos enfrentando a una situación que no habíamos previsto, que no conocemos, que no podemos imaginar su impacto a nivel personal, profesional, económico, social, con lo cual es 100% incierta… ¿no será más inteligente empezar a prepararnos y entrenarnos para poder abordar el nuevo mañana? Y más sabiendo que nos vamos a tropezar con nuevos retos y desafíos.

La buena noticia es que ante cada una de las veces que te caigas, habrá una nueva oportunidad para levantarte y de haber adquirido un nuevo aprendizaje.

¡Te mando un abrazo resiliente!

He visto un error

COMENTARIOS

Víctor Guillermo Figueroa Molina

Víctor Guillermo Figueroa Molina Marzo 26, 2020

Nos decía Lewis Carroll “Uno de los secretos de la vida es que lo que realmente vale la pena es lo que hacemos por lo demás.” Y Josh Billings nos revelaba que "La vida consiste no en tener buenas cartas, sino en jugar bien con las que uno tiene". Ambos, mi tocayo Viktor y Josh, nos dan dos claves fundamentales: las circunstancias son las que son, lo que cambia es la manera que tenemos de enfrentarlas y qué hacer con ellas. Alejandra, similarmente (salvando las distancia, está claro) a como hacía Viktor Frankl, nos regala cada día una reflexión, una experiencia, un testimonio, del cual seguro que podemos sacar algo valioso que nos ayude a buscarle sentido a lo que está pasando.

responder

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.