Cerrar Buscador

“Mi Cuidado, Mi Bienestar, (“My Care, My Confort”)

Por Redacción - Octubre 10, 2020
“Mi Cuidado, Mi Bienestar, (“My Care, My Confort”)

Por Sergio Garrido Jiménez e Ismael Jamal Reche, coordinador en Jaén y vocal de la Sección de Psicooncología y Psicología en Cuidados Paliativos del COPAO, respectivamente.

A ti, lector, te invitamos a hacer una reflexión. Reflexión que asumimos pueda no ser la más gustosa, pero no por ello innecesaria: en el caso de que estuvieras al final de tu vida, ¿qué crees podría ayudarte a morir en paz? Quizá nunca te lo hayas preguntado antes -ni muchos, probablemente la mayoría de nosotros-, a pesar de que nuestra finitud sea una de las pocas certezas que podamos tener en esta vida. No obstante, el devenir de los difíciles acontecimientos acecidos -y que acaecen- este año a partir de la ya, por desgracia, omnipresente en nuestras vidas COVID-19, puede que, aunque de soslayo, nos empuje a meditar sobre ello.

Esta misma cuestión fue trasladada hace ya 20 años por el Profesor Bayés (Prof. Emérito de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona y Doctor Honoris Causa en Psicología por la UNED) y colaboradores, a más de 400 profesionales de la sanidad, -esas personas que han sido y son figuras centrales en el escenario de esta durísima coyuntura- con experiencia en la atención al final de la vida, en un estudio que se titularon así precisamente: ¿Qué puede ayudarnos a morir en paz? Más de la mitad de las respuestas incidían en “poder sentirme cerca, comunicarme y estrechar los vínculos afectivos con mis personas queridas”

En esta línea, la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) resalta que “pacientes, familiares y profesionales coinciden al destacar algunos valores como el estar libres de dolor, permanecer con sus seres queridos y conservar la autonomía y la capacidad de decidir”.

Y es que, mucho antes de que vislumbrase un esbozo si quiera de esta pandemia mundial, las y los profesionales de los Equipos de Cuidados Paliativos (profesionales de la medicina, enfermería y psicología, entre otras) se ven confrontados por estas cuestiones en su quehacer diario, al atender de forma integral a personas que afrontan una enfermedad en estado avanzado y a los familiares que les acompañan en ese camino.

La Organización Mundial de la Salud, señala que los Cuidados Paliativos “mejoran la calidad de vida de los pacientes y las familias mitigando el dolor y otros síntomas, y proporcionando apoyo espiritual y psicológico desde el momento del diagnóstico hasta el final de la vida y durante el duelo”. Así, como vemos, la atención psicológica es parte central de esta atención integral paliativa. De hecho, en nuestro país, la Estrategia en Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud (SNS) apunta a que “la intensidad del sufrimiento emocional o la complejidad de su manejo hacen necesaria una adecuada atención psicológica tanto del paciente como de la familia”. De este modo, el papel que las y los profesionales de la Psicología expertas y expertos en Cuidados Paliativos juega dentro de los equipos muldisciplinares de Cuidados Paliativos, resulta central.

Este año, volviendo el foco a la coyuntura actual provocada por la COVID-19, la SECPAL, nos recuerda que los Cuidados Paliativos son un “servicio esencial para aliviar el dolor y el sufrimiento de los enfermos y de sus seres queridos, en un momento de especial vulnerabilidad como el que se vive como consecuencia de la pandemia de COVID-19”.

Y es que nos hemos sentido atónitos al asistir a situaciones impactantes, donde la consecuente modificación de las dinámicas asistenciales ha afectado de gravedad -y continúa haciéndolo- a toda la población, pero especialmente a las y los más vulnerables, como quienes precisan del más atento cuidado y acompañamiento al padecer una enfermedad avanzada o encontrarse al final de su vida.

En referencia, por ejemplo, al conocido impacto que esta pandemia ha tenido en los centros residenciales, el profesor Gómez-Batiste, máximo responsable en materia de Cuidados Paliativos de la OMS y director científico del Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de la Obra Social “La Caixa” (que sufraga la atención prestada por más de 150 psicólogos y psicólogas expertos y expertas en el campo de la Psicooncología y los Cuidados Paliativos y que desarrollan su labor dentro del SNS en todo el territorio español) señala que “el horizonte futuro pasa porque se pongan en marcha programas integrados de apoyo a pacientes, familias y profesionales, especialmente a los de las residencias desde los principios y práctica de la atención paliativa”.

En el presente más cercano, este sábado 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de los Cuidados Paliativos (World Hospice and Palliative Care Day), iniciativa promovida por la Alianza Mundial de Hospicio y Cuidados Paliativos (Worldwide Hospice and Palliative Care Alliance). Bajo el lema de este año, “Mi Cuidado, Mi Bienestar, (“My Care, My Confort”), se pretende que pacientes, familiares, profesionales y población en general compartan qué significado tienen para ellos los conceptos de comodidad y bienestar en un proceso de enfermedad avanzada o de final de vida.

El significado y necesidades que se desprendan de estos conceptos como de la respuesta a la pregunta que planteábamos al inicio serán múltiples y variables. Pero el conjunto de profesionales de los equipos de Cuidados Paliativos y, como parte esencial de éstos, los y las Psicólogos/as expertos/as en Cuidados Paliativos estarán dispuestos, en éste y en cualquier contexto, para hacernos cargo de dichas necesidades.

Desde el Grupo de Psicooncología y Psicología en Cuidados Paliativos del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental, y desde este Colegio en su conjunto, seguiremos abogando por ello.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK