Cerrar Buscador

DÍAS SIN FÚTBOL

Por Fran Cano - Abril 04, 2020
DÍAS SIN FÚTBOL
Aficionados del Real Jaén antes de la cuarentena.

Aficionados, peñas femeninas, periodistas y directivos de los equipos jiennenses de Tercera cuentan los días para volver a disfrutar del fútbol, congelado por la cuarentena

El deporte sigue parado debido a las medidas que exige el coronavirus, y en Jaén asoma ya la nostalgia por la pelota. Sí, la sanidad es lo primero. Tan obvio como que el fútbol atemperaría la desidia del confinamiento. Aficionados, peñas femeninas, periodistas y directivos de los seis equipos jiennenses de Tercera cuentan las horas para volver a los estadios.

Todos los futboleros tenemos algo de Felipe Romero (Torredonjimeno, 1987), agricultor que conectó con el UCD Torredonjimeno cuando era adolescente y su padre lo llevó a un campo donde aún no había césped. Romero es socio del equipo tosiriano desde aquella temporada en que el club subió justo donde está ahora, en Tercera. “Lo he seguido desde siempre. Tuvimos la época de subir a Segunda B, luego desaparecimos y con el regreso a Tercera volví a conectarme al club”, recuerda el aficionado en entrevista con este periódico.

Romero pertenece a la peña Toxiking, amigos que repiten liturgia cada fin de semana: acompañan al equipo donde juegue, dentro y fuera de la provincia. Ahora esa fiebre se ha trasladado al grupo de WhatsApp. “A un domingo sin fútbol le falta algo: el cubalibre de antes y durante el partido”, remarca.

El Torredonjimeno es una de las revelaciones del grupo IX, sueña con el play off y la parada del campeonato ha sida abrupta para los de Manuel Chumilla: “El entrenador estará aquí hasta que él quiera, y hay chavales jóvenes que son una maravailla, como Montiel y Sergio García, que es nuestro Di María”, ensalza Romero.

LA PASIÓN DE ELLAS

Paqui Berlanga (Linares, 1966) es la presidenta de la peña femenina AzulMineras. Como Romero, la afición apela a la infancia, cuando desde la Estación Linares-Baeza seguía al Linares, hoy líder intratable del grupo IX. Berlanga regresó a la ciudad de las minas en 1997. La pasión ha llegado a sus hijos, Daniel y Rubén Castro.

AzulMineras lleva ya un lustro en activo gracias al empuje de 25 mujeres que demuestran que ellas hace tiempo que enriquecen el espíritu del fútbol. En Jaén, Paqui Cañizares (Jaén, 1996) es socia del Real Jaén desde que tenía tres años, cuando empezó a ir a La Victoria de la mano de su abuelo Félix Cañizares y de su padre, Miguel Ángel Cañizares.

La joven, afincada en el Polígono de El Valle, tiene una base de datos futbolera en la cabeza: recuerda a la perfección aquel ascenso a Segunda agónico, materializado contra el Huracán de Valencia. “Santi Villa falló el penalti y Gaitán sacó bajo palos una contra justo después”. Aquel partido en La Victoria acabó cero a cero y después llegó una fiesta.

Cañizares tiene ganas de volver al estadio junto con el Grupo Viajero, un puñado de aficionados lagartos que siguen al club blanco allá por donde va. “Yo trabajo en un Burguer King y, siempre que puedo, cambio el turno para ver al Real Jaén”, revela, y confía en que la escuadra de Jaime Pérez refrende el play off.

Las aficionadas quieren que los protagonistas vuelvan a levantar pasiones: Berlanga admira a Chendo, El Tigre de Linares, y Cañizares es fanática de Migue Montes.

INCERTIDUMBRE EN LOS DIRECTIVOS

Francisco González, directivo del Atlético de Mancha Real, sabe que la suerte de su equipo, undécimo en la tabla, en el césped está ligada al estado de forma de dos hombres: Urko Arroyo y José Enrique. González quiere volver a cantar los goles en el estadio desde su cabina favorita: es la voz verde, el speaker, prácticamente desde que trabaja en el club. Lleva en la directiva casi dos décadas y media, y ha coincidido con los últimos presidentes, como José Moreno y Juan de Dios Hermoso.

González, dice, siempre ha desempeñado la misma función: acomodar a los periodistas para facilitarles el trabajo. “Cuando más disfruté fue cuando subimos a Segunda B en el partido contra el Zamora. Lo radiamos por internet”, recuerda.

Llegan a la cabeza episodios del pasado, porque el futuro es incierto. Nadie sabe si será el 11 de abril, cuando acabe el confinamiento, el inicio del regreso de la competición. “Estamos todos los directivos hablando por WhatsApp, porque ni siquiera podemos quedar para vernos”, dice Gónzalez.

“Hay tantas cosas que se oyen y que se dicen que no sabemos cómo acabará la temporada”, expresa Pedro Morente, directivo del Atlético Porcuna. Lleva en el club casi una década y dice que como secretario hace de todo, desde llevar las redes sociales hasta tareas más ancladas a tierra: “Si hay que fregar o barrer, no hay problema”, añade.

Xanel, Adrián Sabater y Chico Rubio, jugadores del Atlético Porcuna, viven el confinamiento en Bilbao, Valencia y Línea de la Concepción, respectivamente. El resto de la plantilla sí está en Porcuna. “¿Qué pasará si la temporada sigue después de junio y se van los jugadores con contrato”?, se pregunta retóricamente. Es una pregunta que concierne a todas las categorías del fútbol español. Morente tiene otra pregunta para Luis Rubiales, presidente de la federación nacional de fútbol: “Si en la reanudación de la Liga aparece un caso de positivo por coronavirus en un equipo, ¿qué pasaría?”.

‘FÚTBOL RETRO’ Y GANAS DE CONTAR GOLES

El periodista Antonio Rosillo (Torreperogil, 1980) es jefe de prensa del CD Torreperogil. Militó en la cantera hasta juveniles y es socio del club desde hace cuatro años. “Llevamos dos años en Tercera y se nota tanto en el número de aficionados como en el sentimiento que le ponen”, alaba Rosillo acerca del impacto del equipo en un pueblo de 7.000 habitantes. “Llevamos por bandera el deporte y el compañerismo”, añade.

Rosillo, como el speaker Alberto González, se ha quedado sin goles que anotar en un campo donde la cercanía con el verde es máxima. El equipo, en la posición trece, no es supersticioso: es un número estupendo para lograr el objetivo, seguir en Tercera. Será más fácil, aporta Rosillo, con la personalidad de Pozo en la meta, la lógica de Rubén Peces en el mediocampo y la verticalidad de Adri, la perla llegada de Almería.

¿Qué remedio tiene el aficionado ante la sequía? La televisión ha contestado a la cuarentena con ‘fútbol retro’: partidos históricos de equipos y de selecciones. Francisco González ha disfrutado en su iPad del España-Malta; Adri ha visto en Real Madrid TV la secuencia histórica de Champions del equipo blanco; Pedro Morente aprovecha aplicaciones como Footers para seguir las redifusiones en diferentes ligas, y Felipe Romero ha revivido el gol de Iniesta en la final del Mundial entre España y Holanda.

El coronavirus, escribe Jorge Valdano, le ha contado la verdad al fútbol y ha ahondado en la famosa sentencia del argentino: el deporte rey es lo más importante de las cosas menos importantes. Pero se echa de menos, porque, como dice el periodista jiennense José Eugenio Lara, "te da lo que no te da nada".

“Nos hemos quedado congelados en el mejor momento”, lamenta Paqui Berlanga acerca de la temporada monumental del Linares Deportivo. ¿Se jugarán el resto de fechas a puerta cerrada? “El fútbol es un espectáculo. Sin aficionados no es atractivo para nadie”, concluye Chumilla.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.