Cerrar Buscador

Tres años en el dique seco

Por Esperanza Calzado - Septiembre 30, 2018
Tres años en el dique seco

Se cumplen tres años desde que la exministra Isabel García Tejerina inaugurara la presa de Siles, una infraestructura necesaria pero en medio de una disputa política

Mañana comienza octubre, mes de efemérides. Fue en octubre de 2015 cuando la exministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, inauguró junto al presidente de Sacyr, Manuel Manrique, y otras autoridades, la presa de Siles. La obra contó con una inversión de 53 millones de euros. Ese día todo fueron buenas palabras y los datos puestos sobre la mesa, alegrías.

La presa de Siles atenderá a una población de 13.000 habitantes y va a satisfacer las necesidades de agua de las localidades más deficitarias. Dará seguridad frente a las avenidas a los pueblos situados aguas abajo e incrementará las posibilidades y garantías de riego. Además, permitirá potenciar la agricultura al poner en regadío cerca de 3.500 nuevas hectáreas. Todo eran buenas noticias en 2015. "Es una infraestructura fundamental para la comarca de la Sierra de Segura, largamente demandada por los vecinos de esta zona”, dijo la exministra. Tan fundamental que tres años después le ha dado tiempo a llenarse, vaciarse y seguir en el dique seco. 

Situada en el curso alto del río Guadalimar, tiene 30,5 hectómetros cúbicos de capacidad, una altura de 52 metros, una planta recta de 290 metros de coronación, una planta curva de 315 metros de radio y una longitud de coronación de 271 metros. Está diseñada con una capacidad de aliviadero de 298 metros cúbicos por segundo y una capacidad de desagüe de fondo de 52. Sin embargo, ahí sigue, en el dique seco. 

 Presa de Siles.
Presa de Siles.

COSA DE DOS

Con las numerosas citas electorales a la vuelta de la esquina, la presa de Siles es objetivo de disputa. Un enfrentamiento político que esta semana ha sido especialmente intenso. Por un lado, el presidente provincial del Partido Popular de Jaén, Juan Diego Requena, ha pedido la colaboración del Grupo Parlamentario Popular para que inste al Gobierno de Pedro Sánchez para que requiera a Susana Díaz que delimite la zona regable de la presa de Siles. Así lo expuso en la reunión mantenida en el Congreso precisamente con la exministra García Tejerina. La presa de Siles fue “una apuesta del gobierno del Partido Popular”, ha defendido. Aunque no todos lo tienen tan claro. Dicen que es la Junta la que debe asumir la delimitación de la zona regable de la presa y ejecutar las obras de canalización. Y ahí está el encasillamiento.

¿Qué piensa el PSOE? El partido que ahora gobierna en las instituciones que tienen potestad para arreglar este conflicto dice, en boca del diputado Felipe Sicilia, que la presa lleva construida desde el año 2015 y el agua embalsada no se puede utilizar por el "capricho sectario del PP". Le acusa de haberse dedicado a escurrir el bulto durante tres  años para "no cumplir con su obligación, que era construir las conducciones”.

Mientras dos se pelean, las organizaciones agrarias se afanan en buscar los remedios apra solucionar este entuerto. El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, le ha planteado, a instancias de UPA Jaén, a la actual ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, varias medidas, a corto y medio plazo. Ejemplos: el establecimiento inmediato de riegos coyunturales y la modificación del Plan Hidrológico para aumentar la dotación hasta los 15 hectómetros cúbicos, o delimitar la zona regable en la comarca y construir la canalizaciones. Hace apenas unos días, el secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, anunció que el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez, estudiará la posibilidad de abrir un procedimiento de riegos coyunturales con el agua de la presa de Siles en la actual campaña. Una medida que beneficiaría a unas 1.000 hectáreas de olivar de la comarca de la Sierra de Segura.

Asaja-Jaén le ha pedido a la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, que se desenquiste la situación con los regantes de la presa de Siles. La organización agraria ha insistido en la necesidad de que se declare en Consejo de Ministros el interés general de las conducciones de riego, paso previo y fundamental para que se hagan las tuberías y los futuros regantes tengan agua. Además de la urgencia del agua, le ha expuesto la “confusión” que se está creando a los regantes.

Finalmente, desde Coag Jaén se demanda que las conducciones no se realicen para las 3.500 hectáreas y seis hectómetros recogidos en el Plan Hidrológico, sino para los 15 que en un principio estaban destinados a riego en la comarca de la Sierra de Segura, una comarca que presenta problemas de despoblación. También demanda que se delimite la zona regable y que la administración fije el presupuesto de las futuras inversiones, informando a los agricultores de cuál será la inversión que tendrían que realizar para que el agua pueda llegar a su olivar.

Palabras, disputas, reproches, propuestas y demandas que, de momento, quedan sobre el papel en los despachos de los políticos y ocupan titulares en los medios de comunicación. Porque, de momento, con una presa llena al cien por cien según el recuento de la Confederación, la comarca sigue en el dique seco.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.