Cerrar Buscador

La Agencia Tributaria ultima su regreso a 'casa'

Por Javier Esturillo - Octubre 23, 2018
La Agencia Tributaria ultima su regreso a 'casa'
Trabajos en la sede de la Agencia Tributaria. Foto: Javier Esturillo

El remodelado edificio de Hacienda, al que se accederá por la Plaza Deán Mazas, reabrirá sus puertas el próximo 29 de octubre tras dos años de trabajos

Las oficinas de la Delegación de la Agencia Tributaria regresarán, el lunes, día 29, al edificio de 1932 de la Plaza de la Constitución que, durante dos años, se ha sometido a una profunda rehabilitación para modernizar las instalaciones, ganar en espacio y mejorar la accesibilidad. Un 'lifting' completo en el que se han invertido 3,2 millones de euros y que ha incluido, además de las obras, el cambio de dirección, puesto que, a partir de la semana que viene, se accederá por la Plaza Deán Mazas.

El ajetreo estos días es mucho mayor en el edificio de Hacienda. Operarios llegan cargados con muebles de oficina para ultimar la mudanza de la sede provisional de la Glorieta de Blas Infante. En concreto, del edificio que albergaba el Centro de Oportunidades de El Corte Inglés (Supercor), donde se trasladó en noviembre de 2016 para ejecutar los trabajos de remodelación para crear de un espacio cómodo y funcional, tanto de atención al público como de trabajo, así como la eliminación de las barreras arquitectónicas y la mejora de unas instalaciones que resultaban obsoletas. El actual edificio fue construido en 1932 durante la II República y dividió en dos a la antigua Plaza del Mercado, uno de los espacios más céntricos de la capital jiennense.

 Edificio de la Agencia Tributaria. Foto: Javier Esturillo
Edificio de la Agencia Tributaria. Foto: Javier Esturillo

Durante los últimos 25 años han sido muchas las ocasiones en las que se ha hablado del traslado del edificio de Hacienda a una nueva sede e incluso se planteó su posterior derribo para recuperar el espacio que ocupaba la citada plaza del Mercado. Sin embargo, el único proyecto tangible fue el que presentó en 2004 el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para construir un nuevo inmueble en el terreno contiguo donde actualmente está el Museo de Arte Íbero.

De hecho, fue presentado por el propio Montoro, que anunció una inversión de 15,87 millones de euros, para un edificio de nueve plantas, dos de ellas subterráneas para los aparcamientos y otras dos en semisótano. La superficie destinada a oficinas era de 8.300 metros cuadrados, casi el doble del actual inmueble donde trabajan unos 250 empleados. Pero, tras la entrada del PSOE en el Gobierno, se acordó rechazar el proyecto para no saturar la zona en previsión además de una futura ampliación del museo. Por ello, se permutaron aquellos terrenos, propiedad del Gobierno central, por unos que la Junta de Andalucía tenía junto al Parque del Bulevar. Los primeros estudios arqueológicos en los nuevos terrenos localizaron un lienzo de muralla con más de 4.000 años del asentamiento calcolítico de Marroquíes Bajos. En 2010, tras barajar la posibilidad de integrar los restos en el edificio, se descartó por su elevado coste.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK