Cerrar Buscador
JAÉN, ANDALUCÍA: AÑO 2070

JAÉN, ANDALUCÍA: AÑO 2070

Por Esperanza Calzado - Junio 30, 2018

La Andalucía del futuro, la no tan lejana, será como la Sierra de Segura actual. De aquí a 2070 se pueden perder hasta 800.000 habitantes y no es única y exclusivamente culpa del envejecimiento

Hay decisiones políticas que se deben tomar con valentía y con perspectiva. Son determinaciones que van más allá de un mandato electoral y del rédito de las urnas. Posturas valientes, no siempre entendibles por la sociedad de hoy en día, pero que tendrán una repercusión dentro de dos, tres, cuatro, cinco o seis décadas. ¿Cómo será la Andalucía del año 2070? No hay que imaginar, ni hacer juegos de predicciones. Existe esa radiografía. Informes que dicen que se pueden perder hasta 800.000 habitantes. Eso es toda la provincia de Jaén y un poco de la vecina. Pero apuntan a un aspecto más significativo. La Andalucía del futuro, la no tan lejana, será como la Sierra de Segura actual. 

"El mundo rural en zonas como Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Valencia está en grave peligro. Los pueblos en estas comunidades autónomas se mueren". Así se puso de manifiesto en el Parlamento Europeo hace dos años. Fue durante unas jornadas sobre la despoblación. No apuntaron a Andalucía, ni a Jaén, pero este es un problema endémico. 

Miriam Martínez es Graduada en Derecho y trabaja en el Ayuntamiento de Santiago-Pontones. Lucha por recuperar la memoria en las aldeas y cortijos de la Sierra de Segura que fueron expropiadas en los primeros años de la democracia. Benito de la Torre lleva más de 25 años desempeñando la medicina rural, también en Santiago-Pontones. José y Rocío Lara viven en La Matea empeñados en romper tendencias. Todos estos nombres fueron recogidos en las páginas de este periódico de la mano de Andrés Ortiz Tafur, escritor que vive en la Sierra profunda y que ve hoy lo que será el futuro. 

"NO SE MARCHAN MÁS JIENNENSES AHORA QUE EN 2007"

"Proyección de la población de Andalucía, provincias y ámbitos sub-regionales 2016-2070". Así se llama el estudio realizado por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía y que leerlo pone los pelos de punta. Los importantes cambios demográficos experimentados por la población andaluza en los últimos años son los que han motivado este nuevo ejercicio de proyección, en el que se tiene en cuenta una información estadística detallada y actualizada sobre los fenómenos demográficos básicos como la fecundidad, mortalidad y migración.

Un tercio de los residentes en Andalucía y en Jaén tiene entre 30 y 50 años. Esto es a consecuencia de la alta natalidad de los años 60 y 70. Además, se vio engrosada por la llegada de inmigrantes de esas mismas cohortes. Las
generaciones posteriores han sido progresivamente más pequeñas y sólo han empezado a crecer con el cambio de siglo.

—A principios del siglo XXI vivimos un espejismo. Vino gente joven con hijos y ese efecto hizo que el problema se camuflara durante unos años. Pero han dejado de venir y nos enfrentamos a la realidad de Europa, España, Andalucía y Jaén. Vamos hacia una población más envejecida.

Inmaculada Herrador es directora de la oficina técnica de la Fundación Estrategias. Su posición privilegiada le hace hablar con datos en la mano. Y es que existe una idea generalizada según la cual uno de los problemas de la despoblación de la provincia, además de la baja natalidad, es la elevada tasa de migración. Pero no es del todo cierto. 

—Si nos acogemos a los datos, el motivo del envejecimiento de la provincia es la inversión de la pirámide poblacional. Nacen menos personas de las que mueren, aunque nuestra tasa es muy similar a la del resto de España, que es alta. Sin embargo, ahora mismo no se está yendo más gente de la que se iba en 2008. Se marcha incluso menos.

¿Qué dicen las estadísticas? Según los datos facilitados por Inmaculada Herrador, en 2007 llegaban a la provincia de Jaén 20.500 personas. Sin embargo, el mar de olivos acoge, ahora, apenas a unas 13.000. ¿Cuántas se van? En 2016 (último año para el que existe información) abandonaron la provincia 16.323 personas. En 2007, cuando aún no había comenzado la crisis, se iban casi 19.000. Este es uno de los factores que hace que Jaén pierda población. Se ha pasado de un saldo migratorio positivo a tenerlo negativo desde 2012.

El segundo factor, a su modo de ver, es que el crecimiento vegetativo está en números rojos desde 2011. El 18,63% de la población jiennense tiene más de 65 años. La tasa de natalidad es muy baja, 8,30 nacimientos por cada 1.000 habitantes. En España, pero también en Andalucía y Jaén, la tasa de fecundidad es de las más bajas de Europa (1,4 hijos por mujer) y la edad media para tener descendencia de las más altas, casi 32 años.

PROYECCIÓN

—Según el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, en 2040 la mayor parte del territorio andaluz tendrá un porcentaje de jóvenes (menores de 16 años) y de mayores (de más de 65 años) similar al que en estos momentos tiene, por ejemplo, la Sierra de Segura. Ese mismo estudió prevé que en 2040 la población andaluza no habrá crecido y que en 2070 habremos perdido 800.000 habitantes en la comunidad autónoma.

Los datos, repetimos, ponen los pelos de punta. ¿Cómo luchar contra este fenómeno? Con propuestas valientes y, sobre todo, con amplitud de miras, más allá de un mandato electoral. Para Inmaculada Herrador es importante, por ejemplo, plantear políticas de ayudas a las familias a muy largo plazo. No pueden ser locales, sino europeas y nacionales. Francia ya ha empezado a atajar el problema. Tener hijos no puede ser una opción excluyente con la de un desarrollo de la carrera profesional, como ocurre en muchos casos ahora. Hay que conciliar, de verdad, la vida laboral y familiar. Otro factor esencial para no despoblarse es que Jaén sea lo suficientemente atractiva como para que se vayan los menos ciudadanos y atraer gente de fuera, sobre todo jóvenes con hijos. Y eso solo se logra con empleo. 

—Tal y como se ha demostrado en los países nórdicos y en otros países vecinos como Francia, estas ayudas podrían ser una de las mejores inversiones de futuro para España.

"SÓLO JAÉN REDUCIRÁ POBLACIÓN"

El estudio estadístico estima que la población andaluza permanecerá prácticamente estable hasta el año 2040 (en torno a 8,4 millones de habitantes). A partir de ese momento, la población experimenta un decaimiento, perdiendo en los 30 años siguientes en torno a 800.000 habitantes (7,6 millones personas en 2070). Supone volver al volumen de población de principios del presente siglo. Todos los escenarios anuncian un fuerte cambio en la estructura por edades de la población andaluza.

En el escenario alto, siete de las ocho provincias andaluzas verán aumentada su población. Sólo Jaén reducirá su población en el horizonte de proyección, hasta alcanzar en 2040 una población 31.000 personas inferior a la actual. Cazorla, Segura, Las Villas y Mágina acusará un mayor descenso en términos porcentuales, pasando de 1,6% a 1,3%, lo que supone en términos absolutos una pérdida de población. 

Los datos revelan que, en el año 2016, el área del Valle del Guadalquivir concentraba en torno al 42% de la población total de Andalucía, experimentando un descenso poblacional progresivo, en todo el periodo proyectado, 2016-2040. El Litoral acumula el 38%, las Sierras y Valles Béticos llegan al 17% y el Dominio compuesto por Sierra Morena-Los Pedroches casi el 3% del total regional. De verificarse las hipótesis de proyección, el Litoral verá aumentado en dos puntos porcentuales su peso respecto al total regional, mientras que el resto de zonas perderían representación respecto a la población de Andalucía.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.