Cerrar Buscador

El sector orujero, al borde del colapso

Por Esperanza Calzado - Enero 24, 2019
El sector orujero, al borde del colapso
Olivareros durante la campaña de recogida de aceituna.

Las orujeras piden que se disminuya del ritmo de molturación de aceituna durante las próximas dos semanas para minimizar la "avalancha" de alpeorujo

O se frena el ritmo o colapsarán. El sector orujero está más que preocupado por la alta velocidad en la recogida y molturación de las aceitunas esta campaña. El hecho de que el tiempo acompañe y apenas hayan sido tres los días de lluvia desde el pasado mes de diciembre, hace que las orujeras se enfrenten a verdaderos problemas de recepción que están suponiendo costes extras de transporte y redistribución entre puntos de recepción. La voz de alarma la ha dado la Asociación Nacional de Empresas de Aceite de Orujo, que también avisa de que esta "avalancha" de toneladas en tan corto espacio de tiempo está limitando la capacidad de valorizar el alperujo correctamente.

¿Qué piden para poder controlar la situación? Solicitan la colaboración de las almazaras, cooperativas e industriales con la disminución de su ritmo de molturación durante las próximas dos semanas, para minimizar en lo posible la avalancha de alpeorujo y la grandísima pérdida de rentabilidad que están experimentando.

El colectivo explica, en un comunicado, que las almazaras trabajan a pleno rendimiento durante los 7 días de la semana, día y noche, para molturar la aceituna en el día. "Esta inusitada intensidad de la campaña ha provocado una concentración de entrada de alpeorujo de muy difícil de gestión por parte de las orujeras", aseguran. Advierten de que el tiempo de molturación de las almazaras se va reduciendo campaña a campaña, pasando de 90 días a tan sólo 40 días. Con esta reducción del tiempo, el orujo graso húmedo llega a las orujeras en forma de avalancha, complicando enormemente su gestionabilidad, aumentando su complejidad y reduciendo su capacidad de valorización. "Es mucho más costoso y complicado procesar el orujo graso húmedo en tan poco tiempo, al contrario que ocurre cuando las campañas son más amplias en el tiempo", apuntan.

Está concentración de entrada de orujo graso húmedo en las orujeras es preocupante en toda la geografía nacional, pero está llegando a valores críticos en la provincias de Córdoba, Málaga, Granada y Jaén, donde a las orujeras, al ritmo actual de molturación en las almazaras, están teniendo serios problemas de capacidad y se están viendo obligadas a redistribuir las entradas entre plantas a veces más alejadas y con mayores costes de transporte, recepción y gestión industrial. 

Por este motivo, desde la asociación se pone de manifiesto que, a menos que baje el ritmo de entradas de alperujo, bien por una climatología que no permita cosechar al ritmo actual, bien porque de forma individual se decida bajar el ritmo de molturación para mejorar el coste de gestión y valor de sus subproductos, las industrias orujeras verán muy mermadas sus capacidades económicas.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.