Cerrar Buscador

Emprender en tiempos de pandemia

Por Redacción - Mayo 19, 2020
Emprender en tiempos de pandemia

Abrir una tienda online es una buena solución para aquellas personas que tienen una gran idea y quieren sacarla adelante en esta nueva situación

Emprender nunca es fácil. Lanzar un negocio es una tarea que requiere constancia, conocimientos y suerte, por lo que muchas personas se echan atrás a la hora de decidir poner en práctica esa idea a la que llevan tiempo dándole vueltas. Todas estas dudas e incertidumbre se acrecientan aún más en estos tiempos de pandemia, en la que muchos locales llevan meses cerrados. Pero esta nueva situación puede ser también una oportunidad para desarrollar nuevas ideas y emprender. ¿Cómo? Utilizando una de las pocas cosas que parecen aumentar su actividad con el confinamiento: Internet. Es verdad que no podemos acudir a las tiendas de la misma forma en que lo hacíamos antes por motivos evidentes, pero podemos aprovechar las facilidades que ofrecen los negocios y tiendas online. Si nos informamos y damos los pasos adecuados, abrir una tienda online en estos momentos puede ser una muy buena idea.

Lo primero y fundamental es tener una buena idea. Una vez la tengamos es conveniente estudiar el mercado y a las marcas parecidas a la que vayamos a desarrollar. Una vez tenemos pensada nuestra primera línea de productos y el diseño de la web (para lo que es imprescindible contactar con profesionales), llega una tarea complicada: fijar los precios. Intución, observación y una buena dosis de hacer cuentas es todo lo que necesitas para elaborar una lista de precios lógicos. Es importante establecer una estrategia de precios, y no ir poniendo etiquetas en función de las necesidades de cada momento. El precio no solo es un número, sino que proyecta una determinada imagen de la marca y tiene un efecto en los consumidores y consumidoras. En este enlace encontrarás estrategias de precios para tu tienda online

También hay que tener en cuenta qué porcentaje del precio se convertirá realmente en beneficios. Pongamos que nuestro producto cuesta 10 euros. La persona que lo compra efectivamente se gasta 10 euros en su adquisición pero, ¿cuánto recibiremos nosotros? Los gastos de envío, de stock y almacenaje, de personal o de mantenimiento de la web son factores a tener en cuenta. Para maximizar beneficios y reducir costes, algo siempre necesario y más en estos tiempos, podemos intentar ahorrar en los costes de almacén.  Hoy en día existen sistemas, como el drospshipping, que permiten realizar envíos de productos sin tenerlos en el almacén. Además es importante informarse bien sobre cómo minimizar los gastos de envío. Una vez tengamos esto controlado podremos proponer ofertas a nuestra clientela, cobrando menos gastos de envío cuanto más grande sea su compra. 

Abrir una tienda online no es tan fácil como abrir una web. No se hace en una tarde, sino que requiere tiempo como otra tienda. Pero es verdad que presenta muchas ventajas al no tener que afrontar los enormes costes de un local o establecimiento. Lo que está claro es que las personas siguen apreciando a sus comerciantes, ya estén en tiendas físicas o en tiendas online, y están decididas a apoyarlas a salir de esta crisis que ha provocado la pandemia. En lugar de echarnos atrás pensemos qué podemos aportar y cómo podemos adaptar nuestra idea de tienda online.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.