Cerrar Buscador

Encina Hermosa, el revulsivo íbero que viene

Por Fran Cano - Febrero 09, 2017
Compartir en Twitter @FranCharro

La Diputación y el Ayuntamiento de Castillo de Locubín valoran el estudio de la UJA para dinamizar el yacimiento de Ventas del Carrizal

Objetivo en el horizonte de Castillo de Locubín. Un estudio del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica pretende actuar arqueológicamente en el yacimiento de Cabeza Baja de Encina Hermosa, en Ventas del Carrizal (Castillo). La finalidad, darle valor turístico y cultural al emplazamiento, agregarlo al itinerario íbero de la provincia (‘Viaje al tiempo de los iberos’). El informe lo encargan dos administraciones: la Diputación de Jaén y el Ayuntamiento de Castillo de Locubín.

Una reunión reciente entre el diputado de Cultura, Juan Ángel Pérez, y el alcalde local, Cristóbal Rodríguez, aviva el proyecto. “El estudio es muy potente: nos ofrece datos muy concretos”, alaba el diputado alcalaíno. “Pero aún faltan flecos. El permiso de Cultura, por ejemplo”, señala. Está previsto que representantes de la Delegación de Cultura y el munícipe tengan un encuentro la semana que viene.

 La reunión entre Cristóbal Rodríguez y Juan Ángel Pérez fue en Castillo de Locubín.
La reunión entre Cristóbal Rodríguez y Juan Ángel Pérez fue en Castillo de Locubín.

ESTRATEGIA

Según ha podido saber LaContracrónica, la fórmula del instituto de la UJA para darle vuelo a la iniciativa está definida. La primera fase comprendería dos actuaciones concretas con una mínima inversión: prospección geofísica y sondeos comprobatorios. “Lo primero, el asunto del georradar”, coinciden Rodríguez y Pérez. En efecto, los trabajos iniciales en el yacimiento precisan una prospección geofísica mediante georradar 3D. La haría el equipo del Centro de Asistencia a la Investigación de Arqueometría y Análisis Arqueológico de la Universidad Complutense de Madrid. El equipo, que aportaría una cuantía cercana a los 7.000 euros, concluiría esta fase en menos de un mes. La superficie acometida es de tres hectáreas.

Posteriormente llegaría la intervención arqueológica puntual de excavación: sondear aquellas zonas potenciales como espacios de gran interés y comprobar su valor. La segunda fase incluye los estudios de sedimentos, carbones, materiales, fauna, restauración de piezas, replanteo topográfico, fotogrametría y los trabajos de dos arqueólogos. El presupuesto ronda los 45.000 euros.

El punto final de la investigación en el cerro Cabeza Baja combina las metas turísticas y culturales: ofrecer un producto cultural que amplíe la oferta de la comarca en ambos ámbitos. La fase última supone restaurar los restos excavados y protegerlos. Además, incluye el diseño de una ruta de visita en el yacimiento.

El itinerario arqueológico íbero de la provincia.
El itinerario arqueológico íbero de la provincia.

ANTECEDENTES, PRIORIDAD POLÍTICA

Cristóbal Rodríguez explica a este medio que la Consejería de Cultura actuó de urgencia en Encina Hermosa. Fue en 1986. El motivo, el incremento y la extensión del expolio arqueológico. En 2003 se declaró Bien de Interés Cultural, ya verificado el interés de los hallazgos.

Rodríguez apostó por la potencialidad del emplazamiento cuando era concejal de Cultura. En las dos legislatura previas a su vigente mandato, la cuestión quedó —valga la expresión— enterrada. “Ahora, como alcalde, quiero que Encina Hermosa tenga el realce que merece como ciudad ibero-romana”, adelanta. “El proyecto sería un repulsivo para la Sierra Sur y el resto de la provincia”, sentencia Pérez.

El asentamiento en en Cabeza Baja (Ventas del Carrizal) es una apuesta conjunta del Ayuntamiento de Castillo de Locubín y de la Diputación.
El asentamiento en Cabeza Baja (Ventas del Carrizal) es una apuesta del Ayuntamiento de Castillo y de la Diputación.
He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK