Cerrar Buscador

Cómo afrontar las enfermedades neurológicas en el aula

Por Fran Cano - Diciembre 06, 2018
Cómo afrontar las enfermedades neurológicas en el aula
Los asistentes realizan un ejercicio propuesta por la optomestrista Diana Navas. Fotos: Fran Cano.

Las asociaciones Afanies y Apemsi organizan una mesa redonda en Alcalá con expertos que analizan el impacto de las enfermedades neurológicas en la etapa académica

La discapacidad como fortaleza. Esa fue una de las ideas que manejó la mesa de debate de expertos que analizaron ayer cómo afrontar las enfermedades neurológicas en el aprendizaje. Las asociaciones Afanies y Apemsi propiciaron la cita en el Centro Social de La Tejuela de Alcalá, que reunión a decenas de personas.

Los especialistas que compartieron su visión del asunto fueron Margarita García; psicóloga, Jesús Ruiz, neurólogo; Gonzalo Rivas, director general de Personas Con Discapacidad; Diana Navas, optomestrista e Inmaculada Callejas, terapeuta ocupacional. El acto fue conducido por Antonio Vázquez, y estuvo enmarcado dentro de la segunda semana de la diversidad funcional.

"LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD SIEMPRE ENCUENTRAN A LOS MEJORES PADRES"

Vázquez instó a los asistentes a formar parte del debate sobre las enfermedades neurológicas y las dificultades en el aprendizaje.

Rivas alabó el esfuerzo de los colectivos que luchan contra los estereotipos y los prejuicios: "Los logros que hoy disfrutan las personas con discapacidad es gracias a jornadas como esta. Y a menudo lucháis sin los medios suficientes", especificó, y señaló la importancia de la vocación de los profesionales.

También destacó la importancia de la prevención y de la ocupación, así como del apoyo individualizado que deben prestar las administraciones.

 Margarita García, Gonzalo Rivas, Jesús Ruiz, Antonio Vázquez, Diana Navas e Inmaculada Callejas.
Margarita García, Gonzalo Rivas, Jesús Ruiz, Antonio Vázquez, Diana Navas e Inmaculada Callejas.

EPILEPSIA Y CÓMO HAY CASOS DE ÉXITO PESE A LA ENFERMEDAD

Jesús Ruiz impartió una ponencia en la que abordó cómo afectan patologías como la epilepsia cuando la padecen estudiantes. "Cualquier enfermedad afecta a la capacidad cognitiva y repercute en la conducta", subrayó.

En efecto, el estudiante con epilepsia se ve afectado en las capacidades motoras y emocionales. "Sabemos, desde hace diez o quince años, que estas últimas son fundamentales en el proceso del aprendizaje", dijo.

Acerca de la epilepsia, señaló que afecta a entre 250.000 y 400.000 personas, y que las más visibles solo las tienen el 30 por ciento. Puso el ejemplo de una menor de Huelva que fue diagnosticada a tiempo y que pudo recuperar su vida normal dentro y fuera de las aulas. Además, detalló tipos de epilepsia menos conocidos como el denominado Síndrome de Penélope, que consiste en descargan que sufren por la noche los afectados y que merman su rendimiento.

El neurólogo significó el caso del artista Christy Brown, quien se convirtió en un creador multidisciplinar con una barrera importante: solo podía mover su pie izquierdo, con el que pintaba y escribía. "Es bueno aprender de quienes han tenido dificultades para que los menores con enfermedades neurológicas reciban la mejor educación posible", abundó.

DOCENCIA, VISIÓN Y EL ROL DEL TERAPEUTA

La psicóloga Margarita García ahondó en ese triunfo que representa el menor que, pese a los problemas que tiene, consigue imponerse. "Hay una diversidad de casos enormes en la escuela, y nuestra obligación es dar una respuesta de calidad. Es la nueva perspectiva que afrontamos en la educación", valoró.

Uno de los momentos más dinámicos de la mesa redonda fue la intervención de la optometrista Diana Navas. Recordó que el 70 por ciento de la información que recibe una persona es visual, y que en este campo hay 35 áreas del celebro implicadas. Matizó la diferencia entre la vista y la visión. "La última es dar significado e interpretar la información", dijo.

Navas propuso a los asistentes que se levantaran de sus asientes y que se pusieran a la pata coja a la vez que se tapaban un ojo y limitan el campo de visión a solo un pequeño orificio. Así diferenció entre visión frontal y periférica. "Es muy importante que tratemos a los menores a través de un trabajo multidisciplinar", resaltó.

 El acto contó con una asistencia notable.
El acto contó con una asistencia notable.

Por último, Inmaculada Callejas reivindicó el rol de los terapeutas para ayudar a los menores con programas de apoyo social, pautas de actuación y programas de entrenamiento para los padres.

A modo de ejemplo para contrarrestar las dificultades en el aprendizaje, señaló la conveniencia de contar con aulas muy ordenadas, de hacer ejercicios para fortalecer los músculos y de evitar que estén cerca de las zonas de luz los menores con hipersensibilidad. Cada especialista dio claves de su ámbito para lograr el objetivo: que la discapacidad no propicie una derrota en las aulas.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.