Cerrar Buscador

"Los alcaldes hemos hecho mucho más de lo que podíamos en esta pandemia"

Por Esperanza Calzado - Diciembre 27, 2020
Compartir en Twitter @Esperanza44

Último 'Zoom' de 2020. El domingo que viene, 2021 ya estará estrenado. Última entrevista en profundidad de un año que muchos quieren olvidar; de unos meses que han sacado lo mejor y lo peor de la sociedad como consecuencia de una pandemia que ni las mentes más imaginativas hubieran acertado a dibujar. Las cámaras tienen que trabajar antes de Nochebuena, las preguntas deben quedarse escritas en medio de los días de fiesta y, en esta última parada, queríamos y debíamos detenernos en ellos, en los 97 municipios de la provincia de Jaén, representados en sus alcaldes.

¿Cómo han vivido este año? ¿Cómo se han sentido? ¿Qué herramientas han utilizado? ¿Qué le piden al nuevo año? En este concluyente tú a tú conversamos con Pedro García Anaya, regidor de Castellar. El suyo es uno de los municipios que camina por el final de 2020 con una de las tasas de incidencia más altas de la provincia. En ocasiones ha sentido impotencia, puede que hasta desbordado, echando de imaginación, pero a su lado ha tenido la colaboración de su pueblo, desde Protección Civil hasta agricultores, pasando por los menores de la casa, que han dado una lección de responsabilidad.

—Los pueblos y municipios pequeños han sido uno de los olvidados de esta pandemia, a pesar de que lo han pasado francamente mal. ¿Cómo ha sido este 2020 y cómo estáis ahora?

—Estamos regular. La situación está complicada y, a día de hoy, la incidencia sigue subiendo. Como bien dices, hemos sido los olvidados, un poco. Nos han dejado al libre albedrío y que cada alcalde y alcaldesa nos apañáramos con los medios que teníamos. En pequeños ayuntamientos son muy limitados y lo que hemos hecho de manera incansable es pedir ayuda a las diferentes administraciones mediante cartas, llamadas, etcétera, porque veíamos que se nos escapaba de las manos. De hecho, a día de hoy la situación sigue sin estar controlada y por eso seguimos demandando recursos y ayuda a las administraciones.

—¿Cómo fue ese 13 de marzo cuando se anunció el estado de alarma? ¿Os avisaron de manera previa a los alcaldes... cómo fue?

—Nos enteramos por los medios de comunicación. Vivimos aquellos momentos con una gran incertidumbre. Nunca pensamos que podíamos vivir una pandemia en nuestros años de legislatura. Nos ha tocado vivir una situación muy compleja, muy delicada pero, sin duda alguna, la vivimos con miedo. No sabíamos qué hacer ante una situación desconocida que sabíamos que se tenía que afrontar como fuera, de cualquier forma. Creo que, al final, los alcaldes y alcaldesas hemos estado a la altura de las circunstancias y hemos hecho mucho más de lo que podíamos. Nuestros vecinos han visto que no podíamos hacer mucho más de lo que hacemos.

 Pedro García Anaya, alcalde de Castellar, durante la entrevista. Foto: Beatriz Rivilla
 Pedro García Anaya, alcalde de Castellar, durante la entrevista. Foto: Beatriz Rivilla

—Durante estos meses hemos entrevistado a muchos sectores y coincidían en reconocer que las corporaciones municipales se han unido por encima de todo y han tirado de imaginación para buscar soluciones a todos los problemas sobrevenidos.

—Así es. Nos hemos apoyado los unos a los otros, da igual el color político que fuera. Pero también nos hemos respaldado mucho, en el caso de Castellar, en Protección Civil, que ha hecho una gran labor. Gente que no cobra un duro y que se han dedicado a ayudar a sus convecinos... eso no está pagado. Gracias a ellos se han llevado a cabo muchas actividades y formas de ayuda como, por ejemplo, atender a las personas que iban al banco, llevar alimentos a las personas en confinamiento... Gracias al voluntariado hemos hecho actividades que no sabíamos que íbamos a poder prestar y ha sido por ellos.

—En los agricultores también habéis tenido ayuda, que no dudaron en dejarlo todo para echar una mano.

—Totalmente. También agradecer su gran labor porque dejaron su trabajo y su modo de vida y afrontaron con sus herramientas y su dinero el ayudar a sus vecinos y vecinas. En ningún momento nos ha faltado su mano y han estado siempre al lado del Ayuntamiento cuando se les ha pedido ayuda. ¿Servía o no la desinfección? Nadie me dijo que era malo y nosotros pensamos que era una buena opción para frenar el contagio, y de hecho se controlaron en ese momento, así que daño no hizo.

 Alcalde de Castellar. Foto: Beatriz Rivilla
Alcalde de Castellar. Foto: Beatriz Rivilla

—Ya ha pasado Nochebuena y Navidad. ¿Qué mensaje manda a sus vecinos?

—La palabra que me sale es confianza. Confianza para que el nuevo año venga cargado con unas perspectivas totalmente distintas a las que hemos tenido en 2020. Confianza para que el futuro nos depare una vida mejor, más saludable, en la que el empleo esté en la puerta de cada domicilio y crezca la economía. Por lo tanto, confianza es la palabra que quiero dejar grabada porque es necesario. Poco a poco, tenemos que olvidarnos de lo malo porque lo bueno está por llegar.

—Entiendo que las necesidades que pueda tener un municipio como Castellar son las mismas que una capital como Jaén.

—Prácticamente es igual en todos los municipios. Los que peor lo están pasando son los comerciantes, hosteleros y hoteleros que tienen que cerrar sus negocios sí o sí porque la Covid-19 les está obligando. Desde el Ayuntamiento de Castellar, como desde otros muchos, hemos habilitado una línea de ayudas destinadas a estos sectores y estamos respondiendo en la medida de nuestras posibilidades. Es cierto que otras administraciones, como la Junta o el Estado, son básicas para afrontar la ayuda a estos sectores y a otros, como por ejemplo, todos aquellos ciudadanos que están en situación de desempleo.

—¿Un mensaje para los pequeños? Se han portado muy bien y el curso ha ido mejor de lo que se esperaba.

—Lo he comentado muchas veces, sí. Tanto en el confinamiento como durante el curso escolar nos han dado un ejemplo de cómo comportarnos y de cómo se tienen que hacer las cosas. En muchos casos hemos requerido mucho más a los adultos sobre cómo deben hacer las cosas que a los niños, que lo saben perfectamente. Por lo tanto, quiero dar las gracias a todos los niños y niñas de Castellar porque han estado a la altura de las circunstancias y les deseo lo mejor.

—Usted ha sido uno de los alcaldes que se ha contagiado de la Covid-19. ¿Cómo lo ha vivido? 

—Yo lo he pasado prácticamente sin síntomas. He tenido suerte. Sólo dos días tuve bastante dolor de cabeza y de cuerpo. Sólo deseo que el resto de la gente lo pase como mínimo como yo. La precaución es fundamental pero no te garantiza inmunidad. Yo he sido una persona muy precavida y al final me contagié.

 Alcalde de Castellar. Foto: Beatriz Rivilla
Alcalde de Castellar. Foto: Beatriz Rivilla

—¿Qué le pide a los Reyes Magos?

—Les pido que la gente de mi pueblo sea feliz, tenga salud y un futuro próspero. Más que eso no se puede pedir y como alcalde de mi pueblo no puedo desear otra cosa. La gente de Castellar es solidaria y merecen todo lo mejor y es lo que su alcalde le pide a los Reyes Magos.

—¿Se ha visto en algún momento desbordado?

—Nos hemos visto con mucha impotencia. En muchos casos no sabíamos qué hacer porque no teníamos los medios adecuados. Cuando llamábamos a las puertas de otras administraciones no te contestaban. Se puede decir que más que desbordado me he visto, en ocasiones, con impotencia. Creo que ningún alcalde se ha escapado de eso.

 Alcalde de Castellar. Foto: Beatriz Rivilla
Alcalde de Castellar. Foto: Beatriz Rivilla

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK