Cerrar Buscador

"Empecé con un club de cien fans y ya va por tres mil y pico"

Por Javier Cano - Agosto 06, 2022
Compartir en Twitter @JavierC91311858
"Empecé con un club de cien fans y ya va por tres mil y pico"
El cantante ubetense Antonio Ródenas. Foto: Román.

El ubetense Antonio Ródenas Torres (1971) recorre los escenarios estivales de la provincia con sus canciones. Todo un referente del género 'cover' que, desde hace más de una década, compagina su dedicación artística con su trabajo cotidiano, o lo que es lo mismo, la obligación y la devoción. Casado y padre de dos hijos, el cada día más popular cantante se confiesa tan de Úbeda "como un ochío".

—Seguir su rastro a través de las redes sociales está chupado, Antonio, no para usted. ¿La música, las actuaciones, el micrófono son su modo de vida? Seguro que a más de un incondicional suyo le gustará saber quién es Antonio Ródenas cuando se baja del escenario.

—Mi profesión es comercial de material eléctrico e iluminación, que compagino desde hace doce años, profesionalmente, con el tema de la música. 

—Doce años en la palestra, pero la pasión por la música le viene de antiguo, ¿no? 

—Yo vengo de una escuela que es el mundo del Carnaval, me he tirado veinticinco años saliendo en agrupaciones aquí, en Úbeda, y moviéndome por toda la geografía andaluza, concursando. He cantado también en la tuna universitaria de la UNED, en la coral ubetense... Siempre he estado muy vinculado con la música, desde pequeño, desde que terminé los estudios del Conservatorio. 

—Cuenta con formación musical entonces, no es usted un 'intruso'.

—Solfeo, lo que ahora se llama Lenguaje musical, y cuatro años de la carrera de Piano. 

—¿Era usted ese niño que en las reuniones familiares se arrancaba a la primera de cambio, se convertía en el centro de la fiesta?

—Sí, según dicen mis padres, cuando íbamos a los bares yo quería cantar encima de algunas escaleras, y los chiquillos se quedaban embobados escuchándome. 

—Pero, ¿le viene de familia, o es el primer artista de los Ródenas de Úbeda?

—No, nadie, eso es lo raro. Parece ser que mi abuelo (al que no tuve la suerte de conocer) le gustaba mucho el flamenco, lo que yo no canto, no me he puesto nunca, le tengo mucho respeto. 

—Usted es un cantante melódico...

—Me he centrado en las canciones de los años 60, 70, 80 y 90 que se habían perdido, las he hecho mías. 

—Melódico... y mediático. 

—Sí, los medios me lanzaron mucho desde mi primera aparición en televisión, en Canal Sur: quedé finalista en el programa La mañana tiene arreglo, con Fernando Díaz de la Guardia, en 2014 creo recordar. Se hicieron eco de mi voz, que decían que se parecía a la de Bertín Osborne. Luego me presenté a otro concurso en Castilla-La Mancha TV y quedé finalista para representar a España en un programa de Montevideo. Y lo gané. 

—Así se convirtió en el 'Bertín Osborne' de Úbeda...

—Sí, sí, así me bautizaron los medios y ya no tengo más remedio que seguir siendo el Bertín Osborne de Úbeda. 

—Tuvo incluso la oportunidad de codearse con su referente, con el mismísimo artista jerezano.

—Sí, en su show, en Canal Sur. 

—¿Le gustó la experiencia?

—Fue estupenda, en 2020, justamente cuando nos pilló la pandemia; estaban buscando al doble de Bertín y me animaron, mandé un vídeo y a los pocos días me estaba llamando la productora para decirme que había sido seleccionado y tenía que grabar el programa. Fue una gran experiencia, Bertín no sabía nada y se sorprendió mucho por el parecido de nuestra voz. 

—Todo un modelo para usted, pero no el único...

—La verdad es que no intento imitar a nadie, tengo mi propio registro, canto lo mismo por Nino Bravo que por Los Secretos, La Guardia, Duncan Dhu, Seguridad Social... Tengo un amplio abanico de canciones, dependiendo de lo que quiera la gente, lo mismo para amenizar como para que, en plena verbena, la gente se lo pase bien. 

—Y ahora, Antonio, en pleno verano, con estas calores, ¿está haciendo usted su agosto?

—Sí, a mí no me ha faltado, no me puedo quejar, incluso en pandemia hice unas once actuaciones.

—Llegó a convertir su propia casa en un escenario virtual, ¿verdad?

—La gente estaba muy aburrida en las casas y se me ocurrió la idea de aportar un granito de arena con mis versiones, para esa gente que estaba tan sola. Precisamente el 14 de marzo, cuando declararon el confinamiento, tuve que aplazar un directo que tenía previsto, porque salía el presidente del Gobierno para anunciar que ya estbamos confinados. La verdad es que la gente me lo agradeció muchísimo. 

—Otra gran experiencia, entonces.

—Para mí sí, cada día entraba muchísima más gente. Hasta qué punto que los vecinos de donde yo vivo, al ver que hacía directos a través de las redes, me pidieron que sacara el equipo a la terraza de mi casa, me pedían canciones para dedicárselas a otros vecinos o a sus hijos, y todos los sábados lo hacía. Me mandaban las canciones por wasap y yo se las dedicaba. Ha sido una experiencia muy grande en ese sentido. 

—¿Qué tiene usted para conectar tan fácilmente con el público? Incluso cuenta con un nutrido club de fans...

—Sí, esto es muy curioso. Empezó hace cosa de seis años; un amigo mío, director de un grupo de música de ayer, me habló de crear un club de fans, empecé con cien personas y cada día va aumentando, ya vamos por tres mil y pico. 

—Comercial y cantante: no debe de ser fácil conciliar ambos trabajos. ¿Cómo se las apaña?

—Simplemente, ante todo, lo primero es mi trabajo, mi principal fuente de ingresos. Normalmente actúo los fines de semana, entre semana es muy complicado porque tengo que hacer muchos kilómetros y no puedo compaginarlo.  

—En cualquier caso, Antonio, ¿se siente satisfecho de su trayectoria, de su presente, o le gustaría romper fronteras?

—Con cincuenta y un años que he cumplido hace unos días, puedo decir que para mí ha sido un sueño cumplido, los sueños se cumplen si crees realmente en lo que haces, en cualquier actividad. Tres discos tengo grabados, estoy en todas las tiendas digitales del mundo, con un club de fans... ¡Quién me lo iba a decir a mí! La gente me reconoce por la calle, colaboro con emisoras de radio a nivel nacional y tengo una seccion con Cadena Luna, el Momento Ródenas, todos los días, por la mañana. Sí, me siento muy satisfecho, por supuesto.

—Si le pregunto, entonces, por sus objetivos, por su horizonte artístico...

—Seguir trabajando como estoy haciéndolo, día a día, pasito a pasito; donde tengamos que llegar, llegaremos.

 Junto a Bertín Osborne, durante su participación en su show. Foto cedida por Antonio Ródenas.
Junto a Bertín Osborne, durante su participación en su show. Foto cedida por Antonio Ródenas.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK