Cerrar Buscador

"Es el momento de crear una gran coalición de agentes sociales, económicos y culturales"

Por Esperanza Calzado - Mayo 30, 2020
"Es el momento de crear una gran coalición de agentes sociales, económicos y culturales"

A pesar de que no cree excesivamente en la suerte, se siente afortunado por haber nacido en Jaén. Javier de la Casa (Jaén, 1978) ha desarrollado siempre su proyecto profesional en su tierra y confía en no dejar de hacerlo nunca. No tiene "títulos académicos relevantes", condición que no le ha impedido evolucionar laboralmente desde que decidí incorporarme al mercado laboral, cuando aún no cumplía la mayoría de edad. Todavía recuerda el día en el que tomó la decisión de comenzar a hacerle caso a su instinto emprendedor con tan sólo 25 años. Fue un giro arriesgado en su vida, ya que a esa temprana edad ya contaba con estabilidad en todos los ámbitos. Pero hoy se siente muy orgulloso de haber encaminado su trayectoria en la dirección a la que le ha llevado su intuición en cada momento. Javier de la Casa es fundador de la empresa Avanza y desde marzo, pocos días antes de decretarse el Estado de Alarma, cedió la dirección a Eva Pérez García para ocupar la Presidencia y centrarse en la definición de estrategia de negocio y de futuro de la firma.

 —¿Cuáles diría que son sus principales hitos laborales?

—Podría decir que siempre he trabajado en aquello que me ha ilusionado y con las personas que me han ayudado a mantener esa llama encendida, y así seguiré haciéndolo en el futuro. Es más, mi historia profesional es la mejor prueba de lo que estoy afirmando: abandoné un proyecto en el sector del automóvil al que pertenecí durante más de 10 años y ostentaba una responsabilidad importante dentro de la organización, por falta de ilusión y he salido de varios proyectos empresariales que yo mismo lideraba, exactamente por lo mismo, por falta de ilusión. Así que seguiremos trabajando en los proyectos actuales para que esta llama brille como nunca ha brillado. Además de mis propósitos profesionales, muchas son mis aficiones, entre ellas destaco el tiempo que dedico al deporte desde hace unos años y a la preparación de mis carreras como runner amateur.

—Tras dos meses de Estado de Alarma, la pregunta es obligada. ¿Cómo está y cómo ha sido para usted el confinamiento? 

—En primer lugar, he de reconocer que principalmente tranquilo, porque a ningún miembro de mi familia ha tocado de cerca este virus. A partir de ahí, sinceramente he tenido la suficiente capacidad de concentración y tiempo para convertir este periodo monótono en periodo fructífero. Dedicar tiempo a ellos, a mi familia, ha sido especialmente enriquecedor, ya que el día a día en el que estábamos inmersos en nuestra antigua normalidad no permitía tiempo de calidad para dedicarle a las personas que amas, a pesar de echarlas de menos constantemente; siempre surge algo que toma más importancia que ellos, y en estos más de 70 días, la vida nos ha demostrado que estamos hechos de esencia y que a las vibras sentimentales deberíamos dedicarles un lugar mucho más privilegiado del que le dedicamos en la escala de valor de nuestra vida. 

—Los que le seguimos por las redes sociales hemos visto que ha aprovechado este tiempo para reinventarse y para abrir un nuevo perfil profesional. ¿Es un nuevo proyecto? ¿En qué consiste? 

—Este ha sido otro motivo por el que indicaba anteriormente que el periodo de confinamiento para mí ha sido muy fructífero. Durante los primeros días de estar en casa, fueron muchas horas las dedicadas a reflexionar sobre qué podría hacer para ayudar, para aportar a una sociedad vulnerable como se ha podido comprobar y además a un tejido empresarial muy debilitado por la falta de actividad. No tardé más de una semana en sacar mis viejas notas que se iban recogiendo en 5 libretas distintas, cada una de ellas ubicada en un lugar distinto para no olvidar su anotación en ningún momento de inspiración, y comenzar a hilar y proyectar una idea que me venía rondando desde hacía casi un año, pero ha sido ahora cuando he considerado que es el momento adecuado para ponerlo en marcha.

Se trata de la idea más personal de toda mi carrera, consistente en un proyecto muy ambicioso a través del cual, por un lado, ayudaré a emprendedores a través de una formación específica y enfocada al ámbito empresarial, para posteriormente acompañarlos en la puesta en marcha de sus empresas, a través de un asesoramiento y consultoría especializada y, por otro lado, desarrollaremos un programa de reconducción organizacional, estratégica o financiera en aquellas empresas activas que estén atravesando momentos de dificultad.

El proyecto aún está en fase de desarrollo, pero en poco tiempo verá la luz, porque considero necesario comenzar a trabajar en este sentido orientado a la creación de empresas y fortalecimiento de las actuales. Tras la crisis de la Covid19 vamos a tener que sacar lo mejor de nosotros mismos, de nuestras empresas, poner en valor el talento que tenemos, que en concreto en esta provincia es mucho, y mirarnos más a nosotros mismos. Con este proyecto en el que pongo el alma, pretendo dinamizar el tejido empresarial, crear riqueza, paliar los nefastos datos de desempleo que ya nos estamos encontrando y ayudar a cumplir sueños.

—¿Cuáles considera que son sus principales hitos y cómo podría ayudar a los demás en su camino del emprendimiento y desarrollo personal y profesional? 

—Creo que cada uno debe dar siempre lo mejor de sí mismo. En mi caso, mi propia experiencia, mi instinto, mis éxitos y sobre todo mis fracasos los pongo a disposición de los emprendedores, de los empresarios, de todas las personas que tienen una idea de negocio y quieren llevarla a cabo. También para los empresarios que se encuentran estancados, que tienen que tomar una decisión o dar un giro empresarial... si mi experiencia les puede ser de utilidad, aquí estoy. 

—¿Qué saca de positivo de todo este tiempo de confinamiento? 

—La crisis del Covid-19 pasará a la historia sin duda, tanto a nivel empresarial como a nivel de relaciones humanas. En la sociedad en la que vivimos vamos a presenciar cambios estructurales y sociales que ya se han empezado a dejar ver. Como aspectos positivos, destacaría el tiempo de calidad con las personas que son importantes en mi vida, tener la posibilidad de parar y disfrutar de ellas. Por otro lado, destaco los beneficios que hemos descubierto la mayoría de nosotros a través de la tecnología y el teletrabajo, que no solo reduce costes, sino que también optimiza los recursos, contribuye al descenso de la contaminación y aumenta la calidad de vida, menos desplazamientos y, con ello, más tiempo. Toda crisis trae consigo una debilitación del potencial acumulado hasta el momento, tanto a nivel personal como profesional. Pero también trae un abanico de posibilidades y oportunidades que solo afloran en estos periodos de adversidad. Todo depende de la perspectiva que apliques a la situación en cada momento.

—¿Cómo espera que sea la "nueva normalidad"? 

—Desde el comienzo de la desescalada vivimos una realidad en la que las empresas nos tenemos que adaptar a la famosa "nueva normalidad". Entre la antigua y la nueva normalidad habrá un periodo de transición en el que actividades que estábamos habituados a realizar de una manera se van a ver modificadas y esto será algo que traerá consecuencias en los centros de trabajo y a nivel organizativo en todo el tejido empresarial. Preservar la salud y garantizar la continuidad de las empresas va a ser el objetivo de todo empresario, y dependiendo de las medidas que se implanten en este periodo de adaptación, las consecuencias, y con ello los resultados, se verán reflejados directamente en el futuro, en función de la capacidad de adaptación que desarrollemos.

—Ya se habla de que Jaén será una provincia especialmente castigada por la crisis económica, ¿es posible un mensaje de optimismo? 

—Un mensaje de esperanza y de aliento que puedo dejar a mis vecinos jiennenses es animarlos a que continúen haciendo todo aquello que venían realizando desde hace años, que no paren, que continúen en la medida en que la situación personal, social y financiera se lo permita, que entre nosotros, ciudadanos de una pequeña ciudad del interior de Andalucía, estoy seguro que tenemos la fuerza suficiente para salir adelante. Y otro aspecto no menos importante, ya lo he apuntado anteriormente, mirarnos a nosotros mismos. Tenemos un gran potencial, lo veo cada día en nuestras empresas, en los emprendedores, en la Universidad, en el turismo... Jaén atesora una gran riqueza que debemos conocer y potenciar. Y mucho talento. Es el momento de crear una gran coalición de agentes sociales, económicos y culturales. Es el momento de establecer relaciones estratégicas. Ya lo dijo Mahatma Ghandi, la vida es como un espejo: Te sonríe si la miras sonriendo. La actitud condiciona la percepción, o lo que es lo mismo, si miras con optimismo, con confianza y con suficiente perspectiva, la ley de la atracción te revertirá sólo cosas buenas. Así que trabajemos en revertir la situación, cada uno desde nuestra posición.

 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK