Cerrar Buscador

"Necesitamos un gran consenso acerca de la ubicación de la Ciudad Sanitaria"

Por Esperanza Calzado - Junio 19, 2019
"Necesitamos un gran consenso acerca de la ubicación de la Ciudad Sanitaria"
Julio Millán, alcalde de Jaén a las puertas del Ayuntamiento. Foto: Esperanza Calzado

Han pasado 72 horas desde que cogió el bastón de mando. Tres días intensos pero menos frenéticos que las últimas semanas y horas de negociaciones que pocos olvidarán en la ciudad. No se han acabado, queda configurar gobierno con un proceso que se tensa y con la amenaza de Ciudadanos de marcharse a la oposición si no se le conceden las áreas de Emprendimiento, Deportes y Asuntos Sociales. Mientras tanto, Julio Millán se estrena como alcalde visitando los barrios, paseando por las calles y dando los primeros pasos de lo que él mismo ha calificado como el cambio para escribir una "bonita historia" de Jaén. Hoy se reúne con el sector de la construcción en aras de buscar la máxima unión para sacar los proyectos adelante. Y ese consenso es el que busca para la Ciudad Sanitaria. 

—¿Cómo han sido las 72 primeras horas como alcalde de Jaén?

—Muy intensas. La verdad es que han sido extrañas, también. Hacerse a la idea después de cómo se han sucedido los acontecimientos y con esas frenéticas semanas y últimas horas después de mucho trabajo, la verdad es que hace que haya costado hacerse a la idea.

—¿Cómo fueron esas últimas horas frenéticas?

—He estado tranquilo durante todos estos últimos días. Estaba convencido de que estábamos en una buena posición. Lo dije la noche electoral, el resultado había sido muy claro y la mayoría de los jiennenses apostaron por un cambio en la ciudad. Con lo que escuchaba en la calle iba a ser muy difícil que las otras fuerzas políticas se pudieran poner de acuerdo porque sería contra natura. Creo que estábamos en un momento de cambio que la sociedad exigía e iba a ser difícil que no fuese así.

He estado tranquilo durante las tres semanas de negociaciones, aunque desgraciadamente no ha habido negociación porque, como ya dije, la perdimos. En los últimos días fue cuando empezaron, pero siempre tranquilo y confiado porque no íbamos a hacerlo a cualquier precio y estábamos dispuestos a irnos a la oposición. Teníamos la conciencia tranquila de haber hecho un buen trabajo y que no acaba con alcanzar la Alcaldía.

—¿Por qué no era admisible para el PSOE compartir la Alcaldía dos años con Ciudadanos?

—Porque los vecinos de Jaén que votaron al PSOE lo hicieron para tener un alcalde del Partido Socialista.

—¿Cuántos discursos tenía preparados para el pleno de investidura?

—Uno.

—¿El de alcalde?

—Uno. Nunca preparé otro.

—¿Cuánto tiempo tardó en preparalo?

—Lo preparé unos días antes, por si acaso. No lo quería dejar para última hora y no tardé mucho. Lo hice por la noche, que es cuando me inspiro.

 El alcalde de Jaén, Julio Millán, en el balcón de su despacho. Foto: Esperanza Calzado
El alcalde de Jaén, Julio Millán, en el balcón de su despacho. Foto: Esperanza Calzado

—Hay quienes han echado de menos en ese discurso una alusión a Ciudadanos y a su respaldo para gobernar. ¿Fue sin querer?

—Por una parte fue sin querer. La mayor parte de la intervención estaba preparada de antes cuando no sabía que se iba a producir el pacto. Reconozco que tiene un punto de inexperiencia. Después le he trasladado personalmente mi agradecimiento a María Cantos por su apoyo en el pleno y que se lo hiciese extensivo al resto del grupo y que cuando tuviera ocasión con los medios lo haría constar. En ese momento no lo hice y tal vez fue un error y tendría que haberlo hecho.

—¿Cómo le sentó el audio filtrado de Francisco Díaz?

—No me gustó nada. No estaba en la línea de lo que demanda la ciudad ni de la altura política que se requería en un momento histórico como este en el que los servidores públicos estamos para defender el interés general. Ese audio defendía otros intereses, electorales y de partido. No me gustó nada tampoco el trato hacia los compañeros de la Corporación. Todos nos merecemos el máximo respeto.

—¿Qué opina de la intervención que hizo Javier Márquez?

—En fechas anteriores ya lo había hablado con él y me trasladó lo que sentía. Javier tiene ese punto de cercanía e improvisación y creo que fue sincero, más allá de protocolos. Trasladó su sentir y también hay que entenderlo.

LAS HORAS DESPUÉS DE SER INVESTIDO ALCALDE

—¿Quién fue la primera persona en felicitarlo, además de su familia?

—Mi familia se enteró después. No le podría decir quién fue el primero pero seguramente fue el grupo de trabajo más cercano.

—¿Algún mensaje o consejo que le haya sorprendido?

—Me han llegado mensajes de todos los partidos políticos, de felicitación, para transmitirme los mejores deseos. Los he recibido de amistades, algunos que están fuera, de familiares... Un camarero de un bar en el que siempre parábamos a tomar café camino a Sevilla me mandó un mensaje cuando me vio por la televisión. Es Paco, de la Venta del Cruce. 

—¿Le van a salir muchos amigos ahora?

—La mayor parte de la gente que me felicitó ya la tenía en el móvil, pero no creo. De todas formas, estoy abierto porque tener amigos nunca es malo.

—¿El domingo tras el pleno fue de descanso?

—La tarde del sábado al domingo estuve horas contestando mensajes, desde las once hasta las tres de la madrugada. El domingo por la mañana estuve en el campo, comí con la familia y por la tarde tuvimos el primer café con los compañeros de candidatura y fui a ver al Real Jaén. 

LAS PRIMERAS MEDIDAS

—Cuando le entrevisté durante la campaña electoral dijo que lo primero que haría sería escribirle al presidente de la Junta de Andalucía. ¿Tenía la carta preparada?

—No. La escribí en el despacho adjunto a la Alcaldía. La hice de mi puño y letra porque no teníamos ordenador. De todas formas, los escritos de ese tipo me gusta que sean personales y cada uno tenemos nuestro toque personal.

 Julio Millán delante de la Catedral de Jaén. Foto: Esperanza Calzado
Julio Millán delante de la Catedral de Jaén. Foto: Esperanza Calzado

—El presidente de la Junta está en Marruecos, ¿espera que le conteste pronto?

—Por lo menos que le vaya llegando. Le he trasladado, al igual que a su delegada en Jaén, la importancia de que el tranvía sea una realidad lo antes posible. Es fundamental que se vea ese cambio y el tranvía debe ser ese revulsivo que esta ciudad necesita para el comercio, para nuestro centro histórico, para la dinamización económica y la generación de empleo. Espero tener de aliada a la Junta en este caso.

—¿El convenio lo va a firmar tal y como está?

—En mi carta le decía de continuar tal y como habían dejado las negociaciones últimas. Todo lo que haya mejorado lo que se dejó en diciembre, que es lo que conocimos, bienvenido sea. Estaría dispuesto a firmar ese convenio de 2018, incluso.

—¿Va a mandar también una carta al presidente de la Diputación y del Gobierno de España?

—En ello estamos, pero no ha dado tiempo. Tal y como nos comprometimos también me gustaría hablar con el Obispo, cuando llegue su momento, para abordar todas las actuaciones de carácter cultural y social que sean necesarias y podamos colaborar.

—El lunes, en el Obispado, en la presentación de la Memoria de Cáritas de 2018, se dijo que los pobres no interesan a los políticos porque no votan.

—Generalizar es erróneo. No podemos decir que a todos los políticos no les interesen los pobres. Nos preocupan los hombres y mujeres de esta ciudad y, por lo tanto, todos. 

—¿Por qué su primera visita oficial fue al Polígono El Valle?

—Me comprometí con los barrios a darles dignidad y eso pasa por que sus representes políticos estén ahí desde el primer día, no solo en campaña electoral. Quería hacerlo y, además, se lo merecen porque es un barrio de gente obrera, buena y gente que aunque estén alejados de la sede del Ayuntamiento, los sentimos cerca.

—Le pidieron arreglar todo aquello que ya le reclamaron como candidato en campaña electoral. ¿Abrumado con tantas peticiones y el deseo de que se tomen medidas pronto?

—Hay cuestiones de mantenimiento a las que tenemos que darle respuesta y otras de políticas sociales que tenemos que seguir programando y planificando. Me trasladaron sus consejos, también, para estos días.

—¿A qué está dedicando su segundo día, martes?

—De reuniones con colectivos y empresarios mientras he ido paseando por la calle. He consultado algunos de los asuntos de gestión del día a día del Ayuntamiento y he planificado reuniones para mañana, el jueves y para la próxima semana. 

—Mañana -por hoy- se reúne con el sector de la construcción. ¿Otra declaración de intenciones?

—También me comprometí a ello y me falta la del jueves para ir cumpliendo compromiso. Me reúno con ellos para trasladarles el mensaje de que debemos tener unión y trabajar conjuntamente y aprovechar oportunidades que nos faciliten mejorar la situación que tenemos actualmente. No lo vamos a solucionar en dos ni en tres días, pero tenemos la disposición y cooperando seguro que podremos avanzar.

—Uno de los asuntos que le ponen encima de la mesa es el retraso en la concesión de licencias.

—Vamos a estudiar la situación y es muy importante estructurar y organizar el Ayuntamiento. El primer momento de cambio será esa organización que nos permita dar respuesta a todo este tipo de problemas. 

—¿También hablarán de peatonalización?

—Para ese tema tengo preparada otra reunión, lo antes posible, con colectivos de comerciantes, empresariales, vecinos y representantes de los grupos políticos.

—Otro compromiso electoral, Marroquíes Bajos. 

—Ya he dado instrucción para que empecemos a trabajar y dar los trámites que sean necesarios con Cultura para iniciar el proyecto de voluntariado lo antes posible. 

 Visita de Julio Millán a Expansión Norte.
Visita de Julio Millán a Expansión Norte.

—Ha mencionado al personal de la casa, ¿cómo le ha recibido?

—Bien, con mucha educación y respeto. Entiendo que en estos casos hay cierta incertidumbre y para ellos tiene que ser como para mí, algo novedoso. Pero bien, con mucha afectividad y mucha disposición a colaborar.

NEGOCIACIONES CON CIUDADANOS

—Hablando de colaboración, el lunes dijo que quería que el PSOE y Ciudadanos fueran un solo equipo, sin notas discordantes, ¿cómo van las negociaciones para formar el equipo de Gobierno?

—Mantuvimos una primera reunión en la que abordamos las posibilidades de coordinación y algunos aspectos fundamentales de ese equipo y esa primera parte creo que la tenemos bastante avanzada. Quedan los detalles que son los que cuesta trabajo cerrar a última hora y que es la concreción definitiva de las distintas áreas. Creo que tenemos que seguir pensando siempre en la gente, en seguir dando respuesta a las demandas de la ciudad de Jaén y que sea un reparto equitativo, equilibrado y en el que todos los concejales tengan una buena participación.

—¿Cuántas veces ha visto Juego de Tronos?

—Dos (ríe). La primera me la iba saltando y la segunda vez la vi con compañeros y la íbamos comentando.

—¿Le apena que, al final, todos los medios de comunicación hayamos calificado todo el proceso hasta llegar al día de hoy como un juego de tronos?

—No. En algunos momentos ha sido así y lo habéis trasladado vosotros, los medios de comunicación. Nosotros queríamos transparencia y vamos a trabajar por ello y lo que tenga que ser que sea y llamemos las cosas por su nombre. Al que no le guste, que actúe de otra manera y eso me lo digo a mí mismo también y así tendremos más cuidado con las cosas que hacemos.

—En aras de la transparencia, ¿sacará a la luz si encuentra alguna irregularidad?

—Hay que ser claros con las cosas y honestos. Si hay una irregularidad grave tendremos que cumplir con nuestra obligación. Pero confío en los empleados públicos que velan porque se cumpla con la legalidad y existen controles desde las distintas administraciones públicas. Vamos a ser leales y no vamos a usar triquiñuelas para poner el foco donde no sea necesario.

—Tiene previsto visitar las obras del Jaén Plaza.

—No lo tengo previsto en estos primeros días pero tendré una conversación con sus responsables. Me interesan todos los proyectos que sean inversiones para Jaén. Se tienen que conciliar intereses pero todo lo que sea bueno y que atraiga comercio y gente de la provincia es bienvenido. Lo que hemos criticado siempre era la necesaria coordinación de la implantación de una superficie con otros centros comerciales abiertos en la ciudad, de tener en cuenta las comunicaciones, la movilidad, la puesta en marcha del tranvía. No nos oponemos a que lleguen inversiones, cuantas más mejor, el problema es que tiene que analizarse la incidencia. Yo, incluso, tuve la ocasión de reunirme con el responsable del Jaén Plaza y de Comercio Jaén y de hecho, ya lo puedo decir, yo los presenté. 

—Justo detrás están los terrenos de la Ciudad Sanitaria. 

—El suelo de la Ciudad Sanitaria espero poder tener una reunión con la Junta de Andalucía para analizar la situación y que lo veamos con el Plan General de Ordenación Urbana. Al suspenderse hay que analizar en qué situación quedan esos suelos que en su día tuvimos. Queremos ver el interés de la Junta, qué proyecto tiene y con qué espacio cuenta para ello. Me interesa además ver la opinión de los colectivos de Jaén porque es muy importante saber qué haríamos con las otras instalaciones. Necesitamos un gran consenso acerca de la ubicación de la Ciudad Sanitaria porque esta ubicación definitiva no tiene el consenso de todos. Se cerró sin acuerdo y lo vimos porque se aprobó en el Plan General por un solo grupo político.

—¿Se han puesto en contacto la delegada del Gobierno en Jaén y usted?

—He hablado con ella y coincidimos en el partido del Real Jaén. Pero quiero llamarla para cerrar una visita porque ella me lo dijo, que cuando quisiera nos reuníamos. 

—La última pregunta. Pidió en su discurso de investidura que escribiéramos entre todos la historia de Jaén, ¿qué papel jugamos los medios de comunicación?

—Un papel relevante para contar la verdad, vuestra visión de las cosas pero también esa ilusión y compromiso para dar la vuelta a esta ciudad porque tenemos que salir de esa resignación que muchas veces tenemos los jiennenses.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.