Cerrar Buscador

"Me presento para hacer de Jaén la ciudad que merecemos"

Por Javier Esturillo - Marzo 18, 2018

María Cantos Alcázar (Jaén, 1974) tiene la risa rebelde, como su carácter. Era la gran dama del movimiento vecinal hasta que decidió dar el salto al ruedo de la política. Quería dejar de ver los toros desde la barrera para meterse de lleno en un mundo que, por otro lado, siempre le ha apasionado. No solo se ve como alcaldable de Ciudadanos, sino, además, con posibilidades de gobernar la ciudad en la que nació, creció y de la que dice estar enamorada. Está dispuesta a reescribir la historia de Jaén para colocarla en el lugar que se merece. La formación naranja la trata como oro en paño. Es su gran apuesta, con la lección bien aprendida de la anterior convocatoria de municipales, que le salió rana. Reconoce abiertamente que ha sido tentada por el Partido Popular y por el Partido Socialista, pero que ella es de "centro". Licenciada en Derecho por la Universidad de Jaén, María Cantos es una mujer de su tiempo, convencida de lo que dice y de lo que hace. Su cara es un mapa histórico que muestra cada trinchera y cada refriega en la que ha estado metida por su barrio -San Juan-, la Federación de Asociaciones de Vecinos Objetivos Comunes (OCO) y por la Plataforma Jaén Merece Más, que ayudó a impulsar y de la que salió poco después para fundar su propio partido y, posteriormente, enrolarse en Cs. Habla de ella con orgullo y lamenta los ataques que recibe. “Es lo mejor que le ha pasado a esta ciudad en mucho tiempo”, sentencia. Está casada y es madre de María y Luis.

—¿Estamos ante la futura alcaldable de Ciudadanos?

—Esa es mi ilusión y un deseo que tengo. Haré todo lo posible por intentar lograrlo. Engañaría si digo lo contrario.

—Todo apunta a que ese deseo se cumplirá.

—Todavía no sabemos si habrá primarias porque, según los estatutos, tiene que haber un número mínimo de afiliados. Pero me gustaría que se celebraran porque significaría que ha subido mucho el nivel de afiliación. No me asustan unas primarias. Durante toda mi vida pública me he presentado a tantas que considero que es lo más natural de acceder a una representación pública.

—El crecimiento de Ciudadanos es espectacular.

—Este crecimiento ha sido gracias al trabajo realizado en muchos lugares, como Cataluña. El mensaje del partido y de Albert Rivera ha calado en la sociedad y creo que hay que aprovechar esta ola para centrarlo también aquí en Jaén.

—¿Se siente cómoda en las filas naranjas?

—Bastante. Entré de manera voluntaria, en el sentido de que todo el mundo sabe que tenía inquietudes políticas. Jamás lo escondí. Estaba harta de estar al otro lado de la barrera, reclamando, reivindicando y demandado cosas para Jaén. Veía que lo único que podíamos hacer era patalear y quejarnos, pero poco más. Después de tantos años, te preparas y te ves capacitado para dar el paso. No quería quedarme con las ganas. En un primer momento, lo intenté con un partido independiente y municipal -fundó con otro grupo de personas Jaeneros-, pero valoramos que las competencias para lograr cosas para Jaén iban más allá del ámbito local, por lo que optamos por integrarnos en un partido con capacidad regional y nacional. Bien es cierto que, antes, responsables de Ciudadanos hablaron con nosotros para que nuestro partido se incorporará a su proyecto.

—Lo que nadie duda es que es un fichaje "estrella". Basta con recordar el día de su presentación.

—No me siento un fichaje estrella, aunque es cierto que me tratan de manera especial. Les estoy muy agradecida por la confianza. Considero que esto se debe también a la trayectoria y a que teníamos un partido que estaba levantando bastantes expectativas en la ciudad. Nadie puede olvidar el trabajo que hemos desarrollado con anterioridad y el objetivo de sacar Jaén adelante. Las circunstancias, por lo tanto, eran diferentes a otros afiliados, pero reconozco y agradezco lo bien que se portan conmigo.

—Hasta el propio Albert Rivera bendijo su llegada.

—Antes de Albert Rivera, me presentó Fran Hervías, el secretario de Organización, a quien considero mi padrino político. La verdad es que no me imaginaba subir al escenario con los dirigentes de Ciudadanos en un acto tan especial, sobre todo porque no tengo cargo alguno, solo una mera afiliada. Es algo de lo que estoy agradecida y que no olvidaré.

—Aquella tarde fue también su bautismo en un mitin político.

—Fue una enorme responsabilidad y una demostración de confianza porque no sabían lo que iba a decir. Mucha gente agradeció el valor que tuve para pedirle directamente a Albert Rivera que le duela Jaén, que no estábamos allí solo para aplaudirle, sino también para reivindicar.

—¿Le han tentado otros partidos? ¿Se ha ofrecido a ellos?

—Jamás me he ofrecido a nadie. Básicamente porque mi intención era crear un partido, como así fue. Nadie puede decir que me he ofrecido porque estaría mintiendo. Lo que sí es cierto es que hay partidos que me han pedido que me fuera con ellos. En concreto, el PP y el PSOE. Y no hace tanto, sobre todo el PP. Cuando lees o escuchas comentarios de que me he ido ofreciendo, me sorprende porque he reivindicado a gobiernos socialistas y populares. Ha habido etapas en mi vida que me han considerado de un lado y del otro. Es positivo porque no me han podido encasillar. Es más, cuando dije que iba a dar el paso a la política, me llamaban para preguntarme a qué partido me iba.

—¿E idológicamente hablando es de...?

—Nunca me han gustado los extremos. A mí me gusta coger las cosas buenas de cada sitio. El PP las tiene, al igual que el PSOE. No se puede echar por tierra el trabajo de un partido o de otro simplemente por sus siglas. Nosotros hemos reivindicado cosas lógicas para Jaén, más allá de la ideología. Por eso, nunca nos hemos posicionado.

—¿Cuál es modelo de ciudad que defiende?

—Aquel que consiga que nadie quiera irse y que todo el mundo se sienta orgulloso de su ciudad. Vemos que, hoy en día, Jaén no resulta atractiva para la juventud. Solo piensa en marcharse porque aquí carece de oportunidades. A los que nos duele Jaén y vemos sus potencialidades, se nos cae el alma al suelo cuando vemos a la gente marcharse. Este proyecto es para sacar Jaén adelante y todo el mundo que quiera sumar y unirse tendrá las puertas abiertas, independientemente de si son más de izquierdas o de derechas. Eso a mí me da igual.

—¿Ya trabajan en el programa electoral?

—Lo que le puedo avanzar es que el programa saldrá de colectivos de Jaén especializados en diferentes áreas. Diseñaremos un programa por y para la ciudad. Nada será de cosecha propia, sino de las aportaciones de los colectivos. Puedo entender de un área o de un tema en concreto, pero lo bueno es contar con más opiniones y voces, sobre todo de expertos, de los que saben realmente la situación de cada cosa. También queremos que sean propuestas reales, que se puedan llevar a cabo. Prometer para no cumplir no va con nosotros.

—Imagino que tendrá un alto contenido vecinal.

—Totalmente. Lógicamente lo que queremos es que se plasme la voz del vecino, que somos todos, no solo las asociaciones o los barrios. Está claro que cada uno tiene una visión diferente de las cosas. Por eso, nos sentaremos con los colectivos de distintos sectores para conocer su opinión y recoger sus demandas para tratar de dar una solución. Eso sí, no será la carta de los Reyes Magos. Lo que queremos es concretar las prioridades para, de este modo, poder solucionarlas.

—Dentro del movimiento vecinal, también hay voces críticas contra usted. ¿Cree que le puede restar a Ciudadanos?

—Pienso que no. Uno es consciente de que cuando está en la vida pública se expone a la critica y a la alabanza. Incluso, hay gente que para hacerte daño se inventa cosas, pero lo tienes que asumir. Yo sé cómo está el movimiento vecinal y cómo ha llegado hasta aquí. Lo que no fue lógico fueron aquellos acciones extrañas que se produjeron cuando fui elegida presidenta de OCO y la posterior salida de una serie de asociaciones para la creación ilegítima, desde mi punto de vista, de otra federación. Hubo elecciones, ganó una candidatura y la que perdió debería haber aceptado democráticamente el resultado. Es como si yo me presento a las elecciones, las pierdo y digo de crear un Ayuntamiento paralelo. Las reglas son las que son y si te presentas y pierdes, pues trabajas desde dentro porque es una labor muy bonita, como la de la oposición.

—¿Por qué se ha fracturado tanto el movimiento vecinal, por cotas de poder, personalismos...?

—Buena parte de la culpa la tienen los políticos, que han intentado convencer y llevar a su terreno a mucha gente. Tratan de contentar a los barrios con buenas palabras, pero sin tenerlos en cuenta. Los barrios no son meros graneros de votos. Son la vida de una ciudad y deben trabajar por ellos, no solo para ganarse a la asociación de vecinos para que esté de tu lado.

—Precisamente a usted la acusan de querer acaparar demasiado protagonismo.

—No he pretendido eso. Por pura lógica cuando eres presidente o responsable de algo, tienes que dar la cara. Eso significa que eres protagonista, pero si hay un problema los palos también van para ti. Nunca he buscado la foto. Si los medios de comunicación han ido a una convocatoria, es porque les ha interesado el tema. Es decir, que si hemos salido mucho es porque interesaba.

—También se dijo que usted utilizó a 'Jaén Merece Más' como plataforma para dar el salto a la política.

—La gente es libre de opinar lo que quiera. A 'Jaén Merece Más' se le está atacando de manera injusta. No somos conscientes de que la plataforma es un sueño de los jiennenses hecho realidad. Llevo escuchando desde que era niña que Jaén era una conformista, y cuando por fin surge un movimiento capaz de echarse para adelante y luchar contra ese conformismo, le buscamos un trasfondo. Lo curioso, y desde la experiencia personal, es que un montón de gente pedía esto, un movimiento ciudadano en el que no hubiera partidos, pues resulta que para algunos tampoco vale y se le critica. ¿Qué es lo que queremos?

—Cuatro colectivos se han marchado ya de la plataforma.

—La plataforma han conseguido crecer tanto que cuenta con vida propia, al margen de los colectivos. Ya es patrimonio de los jiennenses y cuenta con el apoyo y el aval de miles de personas. ¿Quién puede organizar una manifestación para demandar cosas justas para Jaén con ese poder de convocatoria? Nadie lo ha conseguido hasta ahora, salvo 'Jaén Merece Más', ni los partidos políticos. No podemos olvidar tampoco que la plataforma está formada por gente que trabaja de manera altruista, que no cuentan con subvenciones, ni con ningún tipo de ayuda económica y que lo único que reciben son palos por todos lados. Es digno de alabar lo que está haciendo la plataforma. La labor de la plataforma es impagable y los partidos políticos deberían de aprovecharse de ella porque están canalizando las propuestas y las reivindicaciones e, incluso, aportando soluciones. No entiendo cómo se puede machacar a esta herramienta tan importante que está siendo desaprovechada por los partidos.

—Supongo que luchará para que Miguel Castro y Paco Díaz le acompañen en la lista y en puestos de cabeza.

—Por supuesto. Espero que tengan un peso importante. Si me dan la capacidad y el poder para confeccionar la lista, la gente irá en función del trabajo que realicen por Jaén.

—¿Se decepcionaría si no van en los puestos altos de la candidatura?

—Por supuesto que sí. También me gustaría pedirles a los afiliados de Ciudadanos que llevan mucho tiempo que den un margen de confianza. Les pido que nos den la posibilidad de trabajar por la ciudad y que, después, valoren si somos personas idóneas o no. Las listas se elaborarán más adelante y supongo que estarán los que más han trabajado por el partido. En este sentido, tengo la total certeza de que Paco y Miguel van a trabajar muchísimo por Ciudadanos. Ya llevamos un tiempo haciéndolo.

—Todas las encuestas sitúan a Ciudadanos como llave de Gobierno.

—Nosotros vamos a trabajar sin descanso el tiempo que queda para las elecciones no para suscribir un pacto de Gobierno, sino para ser nosotros el Gobierno. Esa es nuestra meta. Estamos luchando para mejorar el número de afiliados para que Ciudadanos siga creciendo y sea la fuerza del cambio. Espero que dentro de poco más de un año no estemos para negociar un pacto, sino para formar Gobierno. Salimos a ganar. Vamos a por todas, a lo máximo, a dejarnos la piel. Vamos hacer lo mismo que ya hicimos en nuestras asociaciones.

—¿Mirará con más cariño a unos vecinos que a otros si gana las elecciones y es alcaldesa?

—Lo que no voy a hacer es lo que han hecho hasta ahora los gobiernos municipales de discriminar en función de quién me gusta y quién no. En este caso intentaremos ser lo más justos e imparciales porque nosotros sufrimos la injusticia y discriminación durante muchos años. No vamos a caer en ese mismo error. Podría preguntar ahora quién sufre trato desigual.

—Gane quien gane pedirá por el casco antiguo.

—Pediré prioridad. Lo que me sorprende es que ahora todo el mundo está preocupado por el casco antiguo. Plantearemos medidas concretas y acompañadas de soluciones. Por ejemplo, la implantación efectiva de una facultad en el casco antiguo -archivo histórico-, es decir que la Universidad se integre en esta zona de la ciudad. Hay que intentarlo con todas las fuerzas posibles e implicar a toda la sociedad para conseguirlo. La gente pensaba que no se podía lograr nada saliendo a la calle y gracias a la plataforma y a las manifestaciones nos hicieron caso. También trabajaremos para confeccionar un plan que resuelva el problema de los solares con su compra para que se construyan viviendas para estudiantes con un alquiler económico. Por un lado, se llenaría de gente joven, se rehabilitarían los barrios y habría un movimiento universitario. Hemos perdido ya muchas oportunidades como la Escuela Oficial de Idiomas, el Conservatorio o el instituto. De que me vale que se diga que se quiere mucho al casco antiguo, si luego cuando hay posibilidad de demostrarlo no se hace nada.

El objetivo es retomar muchos proyectos que ya están aprobados y redactados. Parece ser que los sillones se respetan demasiado y si te mueves algo puedes perderlo. Ciudadanos no tiene ese problema ni ese condicionante. No tenemos nada que perder porque no tenemos sillón alguno. No tenemos ni mochilas ni cargas. Estamos aquí por y para Jaén. Lo hemos demostrado cada uno y ahora lo queremos hacer desde la parte efectiva.

—Veo que como si es proclamada alcaldesa será un martillo pilón.

—Por supuesto, sea o no alcaldesa. Si soy concejal en la oposición lucharé de la misma manera y con la misma ilusión. Creo que la labor de la oposición está muy infravalorada y es esencial en un Ayuntamiento. No se aprovecha. Una oposición en condiciones puede ser muy productiva y servir para cambiar las cosas.

—Está dejando en mal lugar al PSOE y a Jaén en Común.

—Mire a su alrededor. Considero que no está haciendo la mejor oposición. Son innumerables las ocasiones que ha tenido el PSOE para exigir cosas y no lo ha hecho. Llama mucho la atención y, sobre todo, que diga ahora que va a pedir para el casco antiguo. Se olvida que la Junta de Andalucía tiene competencias exclusivas en la rehabilitación de viviendas. Y en 40 años no han podido traer un plan potente para Jaén.

—¿Y tiene ganas de gobernar un Ayuntamiento endeudado y posiblemente sin PGOU?

—Yo no quiero ser una alcaldesa de un Ayuntamiento en ruina, sino de una ciudad digna, y cuando deje esta vida tener la conciencia tranquila de que hice todo lo posible por que Jaén tuviera lo que se merece. Estamos en el momento idóneo y en el partido que nos da esa confianza, fuerza y ganas para intentar cambiar las cosas.

FOTOS Y VÍDEO: ESPERANZA CALZADO

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.