Cerrar Buscador

"Estamos orgullosos del trabajo hecho en pandemia y tenemos grandes retos para 2022"

Por Esperanza Calzado - Febrero 12, 2022
Compartir en Twitter @Esperanza44
"Estamos orgullosos del trabajo hecho en pandemia y tenemos grandes retos para 2022"
Antonia Ibáñez, presidenta de CSIF Jaén.

Antonia Ibáñez es presidenta de CSIF Jaén desde enero de 2020. ¿Quién le iba a decir que semanas después de relevar en el cargo a Joaquín Álvarez se iba a encontrar con una pandemia sanitaria? Cuando se cumplen dos años de la crisis sanitaria, repasamos con ella la acción llevada a cabo en este tiempo y los principales retos de futuro de un sindicato consolidado en el sector público y que se abre paso en el sector privado. Todo ello sin olvidar la labor social que lleva a cabo en su día a día. 

—Llevamos dos años de pandemia, dicen que está llegando a su final, ¿qué balance hacen desde un sindicato que, además, representa a los sectores que han estado en primera línea en la lucha contra la Covid-19?

—Sin perder de vista lo malo que es atravesar una pandemia, hacemos un balance positivo en la labor de acompañamiento a los trabajadores. Estuvimos con ellos en los centros de trabajo al ser esenciales. Les ayudamos en todo lo que podíamos en unos primeros meses en los que no teníamos mascarillas, epis y prácticamente de nada. Estuvimos apoyándolos en todo lo que podíamos y denunciando a la Inspección de Trabajo todas las situaciones irregulares que se daban. En el primer año, nuestros esfuerzos fueron encaminados a este área.

En el segundo ha comenzado la vacunación y seguimos teniendo necesidades, con plantillas muy mermadas. Sufrimos los recortes de 2010 y 2020, antes de la pandemia, con una pérdida de 5.000 empleados públicos en la provincia. Todo esto se puso en evidencia durante la crisis sanitaria, no solo en sanidad, sino también en servicios sociales o en educación. En esta última área, los docentes tuvieron que adaptarse al teletrabajo. Ahí empezamos a dar muchas charlas e implantamos el sistema de webinars que nos ofreció una gran solución. A través de este sistema podíamos dar mucha formación e información que se necesitaba como era cómo prevenir los contagios, cómo gestionar la situación, cómo enfrentarse al sistema online... Un modelo que ha venido para quedarse, porque todavía seguimos utilizándolos. 

—Las mal llamadas nuevas tecnologías llegaron para quedarse.

—Efectivamente. Fue un trabajo muy importante y nos sentimos muy orgullosos de lo que hicimos. Es verdad que vivimos momentos muy duros pero estamos satisfechos de cómo nos organizamos y cómo hicimos un trabajo bien hecho. 

—El año 2022 ha empezado con fuerza, con protestas sanitarias pero también de empresas privadas, como Atento. 

—Nosotros somos un sindicato reivindicativo por encima de todo. Somos negociadores pero reivindicativos. Por eso, estuvimos apoyando la caravana reivindicativa de los trabajadores de Atento y estaremos en las movilizaciones de Sanidad que se llevarán a cabo en Madrid. Porque los problemas no son en Jaén sino que la Sanidad ha estado deteriorada durante muchos años. En educación también tenemos protestas el próximo lunes reclamando la equiparación salarial, la baja de ratios y la reducción de la burocracia y el día 17 apoyaremos en sus reivindicaciones a los conductores profesionales, que demandan la jubilación anticipada pero sin penalizaciones. 

 Antonia Ibáñez, presidenta de CSIF Jaén.
Antonia Ibáñez, presidenta de CSIF Jaén.

—Las cifras del paro dicen que vamos mejor pero las condiciones laborales no tanto. ¿Qué radiografía hace?

—Las cifras del paro dicen que vamos mejor... pero eso depende. En Jaén nos sustentamos en la agricultura y cuando se acaba la campaña de la aceituna, sube. Cuando se terminan las temporadas como las de Navidad, también sube. Somos una provincia que dependemos constantemente del sector servicios y de la agricultura.

—Además, CSIF denuncia una pérdida de empleo público. ¿Es un proceso de desmantelamiento del sistema público o de paso a la temporalidad?

—Llevamos muchos años trabajando para acabar con la temporalidad. Firmamos acuerdos de estabilización en el empleo público en los años 2017 y 2018; procesos que ahora se están convocando por fin. El julio rubricamos otro acuerdo para disminuir la temporalidad. Porque no hay que olvidar que la Unión Europea nos penalizó porque las administraciones públicas superaban en temporalidad a las privadas. En estos dos años de pandemia se han hecho contratos temporales, que no estructurales, por lo que el índice ha vuelto a aumentar. Estamos apostando por acabar con ella, por supuesto.

— ¿Se constata una pérdida de empleo público?

—Sí, hay un desmantelamiento. Creo que el problema es que no se ha elaborado un estudio profundo sobre la necesidad que existe. Queremos unos servicios públicos de calidad y que nos atiendan rápido y para eso se requiere personal. Por eso la pandemia ha servido para darnos cuenta de lo importante que es la sanidad para todos. Aplaudimos a los sanitarios durante los tiempos más duros y ahora hemos pasado a meternos con ellos y echarles la culpa de que no nos den cita, etcétera. Pero la culpable es la administración, que mira hacia otro lado.

—Hablamos de sanidad pero ocurre en muchos sectores. Esta misma mañana (la entrevista se hizo el día 8) he pedido cita en Igualdad y me la han dado para el día 17.

—En este caso es que el registro de igualdad tiene también mucho volumen de trabajo. Hay servicios que están más colapsados porque la población tiene que hacer más uso de ellos y en igualdad hay mucha demanda con asuntos como la dependencia.

—Otro factor que se detecta es la pérdida paulatina de poder adquisitivo que ahora se ha hecho visible con el notable incremento del IPC.

—Desde que José Luis Rodríguez Zapatero fuera presidente y nos quitara un 5 por ciento, además de pagas extraordinarias y complementos del sueldo, estamos acumulando pérdida de poder adquisitivo. Se suman los recortes de la Junta de Andalucía. Todos estos recortes no se han recuperado del todo. Parte de la paga extra sí, pero no completa. Ahora solo nos suben un 2 por ciento a los empleados públicos y nosotros demandamos que se incrementen los sueldos hasta el 3,7 por ciento. Además, exigimos que haya incrementos por el IPC, porque se dan casos como los de ahora con la subida de la luz o del combustible. Hay muchos empleados públicos que cobran alrededor de los 1.000 euros.

—¿Ha tenido oportunidad de repasar la reforma laboral?

—Le he echado un vistazo tanto a la reforma como a la ley que se publicó sobre el abuso de la temporalidad. Han puesto como preferente el contrato indefinido pero siguen existiendo, excepcionalmente, el resto como son los de sustitución o los de prácticas. No se han eliminado. 

 Antonia Ibáñez, presidenta de CSIF Jaén. Foto: Esperanza Calzado
Antonia Ibáñez, presidenta de CSIF Jaén. Foto: Esperanza Calzado

—Vamos a hablar de CSIF Jaén. ¿Cuáles son los retos para este 2022?

—Son muchísimos. Ya estamos empezando a poner en marcha actividades, empezando con el área de igualdad. Ya estamos preparando las Jornadas de la Mujer, que este año regresan a la presencialidad pero serán dual, con una parte online. Será la primera vez que lo hagamos así y confiamos en que salgan bien. Se celebrarán el 30 de marzo y no te puedo adelantar el programa porque estamos preparando cosas muy interesantes. En noviembre celebraremos la Masterclass sobre Violencia de Género, que se puso en marcha en pandemia y es ya su tercera edición. Tiene mucho éxito hasta el punto de que nos llaman ponentes porque quieren participar. No faltará tampoco nuestra Carrera Popular, que este año tendrá algunos cambios. Hemos puesto en marcha unas actividades divulgativas en institutos, colegios o donde lo requieran para hacer charlas de igualdad o asuntos que interesen a los jóvenes.  Nos ofrecemos a darlas y ya tenemos concertadas varias. 

—Estas son las actividades de igualdad, pero abarcan otras muchas áreas.

—Efectivamente. Estamos planificando actividades vinculadas al medio ambiente que iremos desvelando poco a poco. Y a ello hay que sumar las actividades de empleabilidad. En CSIF tenemos mucha experiencia con el sector público, gestionamos muchas bolsas de trabajo, hacemos orientación... Y hemos pensado llevar toda esta experiencia a los autónomos y a las personas que quieran buscar trabajo en la empresa privada. Fue cuando pusimos en marcha hace casi un año CSIF Jaén Orienta y los resultados están siendo muy buenos.

Es una plataforma online accesible en nuestra web para consultar todas las ofertas de empleo, tanto públicas como privadas. También se puede acceder a hacer gestiones como sacar un certificado digital, etcétera. La idea es concentrar todo lo que necesita el usuario en un mismo espacio y ha sido posible gracias a la creación de una red de contactos con empresas, instituciones, cámaras de comercio... A raíz de este proyecto nos ha sorprendido comprobar que efectivamente hay muchos jóvenes parados, pero que también hay muchas mujeres que no tienen una titulación de Formación Profesional y no saben cómo encaminar su carrera. También tenemos los talleres de empleabilidad del área de responsabilidad social que van dirigidos a jóvenes, mayores, a personas con discapacidad y ahora hemos renovado un convenio con la Caja Rural para hacer acción solidaria, como la que llevamos a cabo con el Banco de Alimentos y los moteros. Siempre hacemos colaboraciones en la medida en que podemos. 

—De esta manera, CSIF se está abriendo paso en el sector privado también.

—Llevamos muchos años haciéndolo y lo cierto es que en otras provincias ha calado más, pero nos estamos abriendo, porque nuestro modelo sindical está calando en la gente. Somos un sindicato serio, profesional, reivindicativo, independiente y estamos ganando peso. En el sector público, además, ya lo tenemos consolidado desde hace muchos años.

—Es imposible terminar una entrevista con usted sin preguntarle por Salud Responde. 

—Lo primero que hay que destacar es que Salud Responde tiene unos trabajadores como la copa de un pino. Son una gente que se da a la población y todo lo que buscan es que el usuario quede contento y satisfecho tras su llamada. Lo han pasado muy mal en pandemia, atendiendo a gente enferma y algunos incluso se estaban muriendo. Ha sido muy duro y sus trabajadores son excepcionales. Ellos piden que les quiten del convenio de telemarketing porque no venden nada. Quieren un convenio donde vengan reflejadas unas condiciones laborales dignas porque hay compañeros con contratos de trabajo por horas, en precario. Piden para todos, incluida a la población, no solo piden para ellos.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK