Cerrar Buscador

"La violencia de género no entiende de meses ni de pandemias"

Por Esperanza Calzado - Noviembre 14, 2020
Compartir en Twitter @Esperanza44
"La violencia de género no entiende de meses ni de pandemias"

El 20 de enero CSIF Jaén celebraba su octavo Congreso Provincial en el que se renovó el Comité Ejecutivo de Jaén. Antonia Ibáñez fue elegida presidenta para los próximos cuatro años con el apoyo del 92% de los compromisarios que participaron. Jamás en la vida se le pudo pasar por la cabeza que su primer año al frente del sindicato iba a ser así, en medio de una pandemia. Pero es una mujer fuerte, enérgica, de fuertes convicciones y de pasión, lo que demuestra cuando habla de la necesidad de luchar contra la violencia de género, porque el maltrato y la desigualdad no se acaba con un virus. 

El mes de noviembre tradicionalmente se viste de morado con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora el próximo 25 de noviembre. El sindicato ha organizado dos iniciativas bien especiales, una consolidada y otra nueva, para darle visibilidad a este problema y concienciar a la ciudadanía de que no deben bajar los brazos. 

—Es la primera vez que le entrevistamos desde que es presidenta de CSIF y se ha estrenado en el cargo en un año de pandemia. ¿Cómo están siendo estos primeros meses?

—En mi cabeza nunca entró esta posibilidad y, por ocasiones, parece que estamos viviendo en una película. El coronavirus llegó con fuerza a España y esta segunda ola parece que está teniendo más fuerza, incluso, que la primera.

—El sindicato ha estado y sigue al frente vigilante de cualquier vulneración que se pueda producir y defendiendo los derechos de colectivos tan esenciales como el sanitario.

—Efectivamente. Desde el primer día del estado de alarma nuestra labor ha sido pedir lo que se necesitaba en cada momento. Al principio fue material de protección para los sanitarios y lideramos el servicio de ayuda a los trabajadores. Era primordial pero no sólo para este sector sino para otros ámbitos como el de correos o el sociosanitario, por citar algunos ejemplos. Lideramos una lucha contra las administraciones que no habían hecho acopio de material.

—Este mes de noviembre CSIF se viste de morado por la lucha contra la violencia de género, una batalla que se libra los 365 días del año.

—No queríamos dejar pasar la oportunidad de hacer algo aunque estemos en esta situación porque la violencia de género no entiende de meses ni de pandemias. Siempre está acechando y queremos aportar nuestro granito de arena a pesar de la situación que se vive. 

—La Carrera Popular contra la Violencia de Género ya se ha convertido en un clásico en Jaén pero, este año, se le ha dado un giro. ¿Cómo?

—Ha sido un poco complicado porque nos hemos roto la cabeza pensando cómo podíamos celebrarla y nos hemos valido de las aportaciones que nos han hecho, por ejemplo, personas que pertenecen a clubs deportivos. Al final, no importa tanto la clasificación, ni subir tiempos, así que con este formato virtual se consigue no perder ese carácter popular. De esta manera, podemos acceder al mayor número de gente para luchar contra la violencia y dar un apoyo solidario al proyecto de Cáritas. Para ello lo hemos hecho fácil. Se puede correr, andar, en patinete, en bicicleta, como se le ocurra a cada uno. Está pensada por si nos confinan que se pueda hacer desde casa, incluso. Ya no hay excusa para participar. La celebración no será el 25 sino que comenzó el 9 y se alarga hasta el 25.

—¿Qué tenemos que hacer los que queramos participar?

—La inscripción son cinco euros, no hay categorías, y se puede apuntar en la web. A partir de ahí te mandan el dorsal al correo y la bolsa del corredor la recoges en la sede de CSIF. Te pones la camiseta y el dorsal y realizas cualquier actividad física para reivindicar la igualdad de la mujer y contra la violencia de género. Los participantes se pueden hacer una foto y mandarla por correo electrónico de manera que, después, haremos un gran mural. Es la mejor forma que hemos pensado para llegar al mayor número de personas posible.

—Pueden ser muchas más que corriendo...

—Ojalá se desborde porque las plazas son ilimitadas. Ojalá tengamos que hacer muchas bolsas del corredor, gracias a la colaboración que este año tenemos con Caja Rural de Jaén. La bolsa tiene la camiseta, la braga para el cuello, un calendario y una toalla deportiva. El valor de la bolsa es más que esos cinco euros, así que no hay excusa. 

—¿Cómo se ha elegido el proyecto al que se le entregarán los beneficios?

—Cada año, en verano aproximadamente, abrimos la posibilidad de que cualquier asociación o entidades que trabajen en pro de la igualdad presenten proyectos. Este año no ha sido así porque ni tan siquiera sabíamos si íbamos a celebrar la carrera y no queríamos crear falsas esperanzas entre estas asociaciones. Dada la situación en la que estamos, en el comité ejecutivo creímos conveniente dárselo a Cáritas. Nos enamoró el proyecto de Casa Besana, muy bonito y muy poco conocido. Recogen a mujeres cuando ya las instituciones dejan de prestarles ayuda y eso es muy importante.

—Otra iniciativa que se va a llevar a cabo es una masterclass para analizar de la mano de expertas diferentes perspectivas de una lacra social como es la violencia de género.

—Efectivamente. Nos pareció acertado hacer un webinar sobre violencia de género en la línea de todos los que hemos ido desarrollando a lo largo de estos meses sobre diferentes temáticas. Este encuentro es virtual, con plazas ilimitadas, y se celebra el 24 de noviembre. Participarán la fiscal delegada de Violencia de Género y Familia de la provincia de Jaén, Gracia Rodríguez Velasco, y la vocal de Universidad de la Junta Directiva del Colegio Oficial de Trabajo Social de Jaén, Teresa Fernández Contreras. De esta manera, tendremos la visión tanto jurídico como social con dos ponentes con mucho conocimiento en la materia. Se expedirá certificado de esta actividad para aquellas personas que lo requieran para el currículum. Ahora mismo rondamos los 400 inscritos y pueden apuntarse en la web

—¿La pandemia está invisbilizando el maltrato en los medios?

—Está ocurriendo. El maltrato no se ha acabado. Lo que pasa es que ahora estamos más preocupados por la salud, pero la violencia de género sigue ahí. Nosotros siempre decimos que trabajamos los 365 días por la igualdad de las mujeres. Tenemos tolerancia cero contra la violencia hacia la mujer pero también nos enfocamos en otros frentes como pueden ser la eliminación de la brecha salarial o la prevención laboral. Estamos pidiendo que se cree la figura del delegado o la delegada sindical especializado en igualdad y violencia de género, igual que existe en prevención, figura tan importante ahora con la pandemia. Es que se dan muchos micromachismos que se han normalizado.

 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK