Cerrar Buscador

Epicuro en Navidad

Por Miguel G. Barea - Diciembre 25, 2018
Epicuro en Navidad

La semana pasada terminé de leer "Sobre la felicidad", una recopilación de textos de Epicuro editada por Errata Naturae. Lo más curioso no es que su mensaje pueda aplicarse a estos tiempos líquidos, sino lo distorsionado que nos ha llegado. De hecho, es más que probable que nuestra imagen mental del sabio griego corresponda a la de un viejo hedonista que organizaba orgías en su jardín, tal y como proyectan algunos libros de texto. Sin embargo, la vida epicúrea se parecía bastante más a la de un sacerdote rural que a la del millonario que derrocha champán en su yate mientras sube capturas a Instagram.

Para Epicuro, la manera de sacar partido a los placeres consitía en disfrutarlos con moderación. En su carta a Meneceo afirma que existen bienes a los que conviene renunciar “cuando de ellos se sigue para nosotros una molestia mayor”. A su vez, “también muchos dolores estimamos preferibles a los placeres cuando, tras largo tiempo de sufrirlos, nos acompaña mayor placer”. Por otro lado, consideraba la prudencia como la primera virtud, es decir, aquella de la que emanaban todas las demás. Y son numerosos los párrafos en los que condena la acumulación de riquezas y en los que elogia la amistad, motivos suficientes para alejarlo del egoísmo que tantos le han atribuido.

En estas fechas navideñas, siempre que salgo a la calle percibo alegría sincera. Niños de vacaciones que corretean por plazas y parques. Zambombadas flamencas. Temporeros de la aceituna que vuelven a disponer de ingresos. Familias distanciadas que se juntan. Jóvenes y mayores que sorprenden con un regalo inesperado. Entonces descubro la paradoja: toda esa gente entendió mejor lo que Epicuro quiso decirnos tres siglos antes de Cristo que muchos estudiosos de la Filosofía que vinieron después.

¿Moraleja? Tal vez sirva ese mantra tan repetido como olvidado que nos invita a disfrutar de las pequeñas cosas. Y que personas tan distintas lo hayan descubierto en una tierra tan golpeada por la crisis y el desempleo me parece admirable. Felices y epicúereas fiestas a todas ellas.   

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.