Cerrar Buscador

Ocho y media: una jornada laboral sin micrófonos

Por Esperanza Calzado - Agosto 15, 2019
Ocho y media: una jornada laboral sin micrófonos
Trabajadores de Onda Jaén acuden todas las mañanas a las puertas del Ayuntamiento durante su jornada laboral. Foto: Esperanza Calzado

El Ayuntamiento sigue adelante con la suspensión de empleo de los trabajadores de Onda Jaén durante seis meses, una decisión que consideran que confirma la desaparición de la televisión. ¿Cómo están viviendo estos días?

Miércoles, ocho y media de la mañana. Empieza la jornada laboral para la docena de trabajadores de Onda Jaén que "están de turno". En sus manos tienen un documento, un decreto, que les dispensa de ir a trabajar como consecuencia del incendio que calcinó las instalaciones de la radio televisión municipal en Vaciacostales el pasado 6 de agosto. Ocho y media: con sus polos azules que portan el logo que ha generado una oleada de solidaridad bajo el hashtag #yoconondajaen, se sientan en uno de los bancos de la Plaza de Santa María. Dos de la tarde: terminan su jornada sin micrófonos, sin noticias a las que poder dar difusión. Se marchan a casa emplazándose para el día siguiente y así hasta encontrar una solución que para el Ayuntamiento pasa por la confirmación de un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) durante seis meses, siempre y cuando la Autoridad Laboral así lo apruebe.

Mucho se ha preguntado la ciudadanía qué están haciendo los 45 trabajadores de Onda Jaén. Es miércoles pre puente de la Asunción y Lacontradejaén ha quedado con ellos a partir de las nueve de la mañana para conocer esa realidad. A las ocho y media ya habían llegado los primeros para volver a ser, como todos estos días atrás, los protagonistas de las noticias, los que están delante, en lugar de detrás de las cámaras, lo que nunca hubieran pensado que les iba a ocurrir después de luchas en los tribunales.

—No entendemos nada de lo que está pasando. No podemos vivir con esta incertidumbre. 

Intentan ordenar sus ideas, explicar sus sentimientos pero el miedo a verse sin trabajo habla por ellos. Sienten rabia, confusión, tristeza y ese mal sabor de boca de no saber qué va a pasar y de que no reciben explicaciones ni mensajes de tranquilidad. Se les cae el alma a los pies cuando una de sus hijas, de 15 años, le pregunta a su padre si tiene que dejar de estudiar para ponerse a trabajar. Y es que con esa edad y las redes sociales es casi imposible que no se entere de qué esta pasando en su casa, del porqué de las caras de preocupación de sus progenitores.

Aguardan mirando por el rabillo del ojo a ver si llega el alcalde, Julio Millán, o concejales como el de Comunicación o el de Personal, José Manuel Higueras y Carlos Alberca, para pedirles con la mirada palabras de esperanza que no llegan. No sabían que horas después, a las once, y a través de una rueda de prensa a la que agentes de la Policía Local no les dejaban acceder, se iba a anunciar que el ERTE sigue adelante, "sin menoscabo de que los plazos puedan acortarse si hay una solución antes", como anunció Alberca. Se ha tomado la decisión "menos gravosa para los intereses de los empleados del medio sin menoscabo de que buscan alternativas para su funcionamiento". Recuerda la extrema vulnerabilidad de los trabajadores que “no pueden estar por tiempo indefinido en casa con una nómina”.

La redactora Marta Negrillo logró entrar, preguntando antes a los ediles, que dieron su visto bueno y mostraron su sorpresa ante el hecho de que dos agentes estuvieran a las puertas de la sala de prensa. Accedió, grabó y preguntó mientras sus compañeros, abajo, aguardaban noticias en lugar de darlas.

 Trabajadores de Onda Jaén acuden todas las mañanas a las puertas del Ayuntamiento durante su jornada laboral. Foto: Esperanza Calzado
Trabajadores de Onda Jaén acuden todas las mañanas a las puertas del Ayuntamiento durante su jornada laboral. Foto: Esperanza Calzado

Así han estado estos últimos días, abajo, esperando. José Amador Cámara, uno de los trabajadores, estaba de vacaciones cuando se enteró de la noticia. 

—No nos lo podíamos creer. 

De la mano de sus compañeros nos explica la secuencia de cómo vivieron ellos la madrugada de ese 6 de agosto y cómo los mensajes por teléfono volaban. ¿Qué ha pasado? ¿Cómo ha sido? ¿Quién ha sido? Fueron las primeras preguntas que saltaron a la mente en esas horas iniciales de especulaciones, de mucho flujo de información. Comenzaba la incertidumbre por sus puestos de trabajo. 

—El primer día nos dijeron que no nos preocupáramos, que nos fuéramos a casa, que no podíamos hacer nada, pero que nos iban a reubicar. Horas después ya se empezó a hablar del ERTE. El mismo que nos dijo que no nos preocupáramos, hablaba de suspensión temporal de empleo. 

A partir de ahí, cada mañana han acudido a las puertas del consistorio. Lo han hecho los que están trabajando, pero también algunos de los que están de vacaciones. ¿Por qué? Daniel Illana, otro de sus empleados, explica que es una forma de buscar respuestas y explicaciones. 

—Desde el primer momento nos hemos movido para buscar apoyos y alternativas para prestar el servicio. Hemos tenido colaboración de compañeros del Ayuntamiento, de empresas privadas. 

Se quejan de que durante toda esta semana no ha habido un flujo de información claro, de que no se les ha explicado si las alternativas presentadas eran viables o no, hasta el punto de que el lunes estaban emplazados a una reunión que ni ellos mismos sabían que existía. Hay otro punto que les duele especialmente, las esperanzas frustradas. Los empleados recibieron con "ilusión" la propuesta de José Manuel Higueras de que Onda Jaén dejara de ser "un arma política". Incluso ellos mismos iban poder elegir a su director. 

—Creó mucha ilusión en la plantilla, quizás el concejal que más, y ahora nos ha decepcionado y nos hemos llevado un batacazo.

Lo reconoce José Amador Cámara, que en nombre de sus compañeros agradece las numerosas muestras de apoyo. También tienen detractores, gente que critica la sobredimensión de la plantilla y sueldos elevados. Defienden que sus nóminas las ganaron en los tribunales durante los últimos 19 años y creen que sus condiciones de trabajo deben de abrir un camino para prestigiar la profesión periodística, para que se deje de trabajar en precario. 

MIEDO A LA DESAPARICIÓN

"Lo mejor para cualquier servicio, en este caso de la radio televisión municipal, es que se mantenga en funcionamiento. Y un ERTE lo que confirmaría es su desaparición". Ellos, los trabajadores, lo tienen claro. El concejal de Comunicación, José Manuel Higueras, lo descarta a preguntas de este periódico. Lo que sí defiende es que el modo de informar debe cambiar, sin estar al amparo del equipo de Gobierno de turno, algo con lo que la sociedad, la plantilla y el Ayuntamiento están de acuerdo. Quizás lo poco en lo que se muestra sintonía en estos complicados días.

 José Manuel Higuera y Carlos Alberca, en rueda de prensa. Foto: Esperanza Calzado.
José Manuel Higuera y Carlos Alberca, en rueda de prensa. Foto: Esperanza Calzado.

De momento, no será posible porque las alternativas planteadas parece que tampoco son viables. "Las instalaciones de la Universidad Popular Municipal tienen actualmente otros usos, y allí habría grandes dificultades para la reubicación", asegura Carlos Alberca. En cuanto al ofrecimiento de la empresa Software DelSol, están a la espera de una propuesta "oficial" pero también encuentran problemas. El principal, el que sus instalaciones están en Mengíbar, lo que obligaría, por ejemplo, a plantear un servicio de transporte para que los trabajadores se desplacen, amén de que no se puede dar un plazo de temporalidad de uso de las instalaciones.

En cuanto a la reubicación de los trabajadores, Carlos Alberca no descarta que se pueda hacer en "casos puntuales" una vez aplicado el ERTE. Hay puestos que permiten ejecutarlo fácilmente, como el personal de limpieza. Otros, no tanto. "La gestión que se hizo desde un inicio de Onda Jaén ahora lastra a los trabajadores. Si les aplicamos el salario que reciben serían trabajadores A1 en el Ayuntamiento, con el agravio que eso supondría para el resto de la plantilla". 

La realidad que rodea al incendio provocado de las instalaciones de Onda Jaén cambia conforme pasan las horas. Tanto que una noticia de primera hora del día queda obsoleta por la tarde. Mañana volverán a dar las ocho y media en el reloj y seguramente alguno regresará a la Plaza Santa María. Esta vez esperando que se presente a la autoridad laboral el ERTE y pensando las alegaciones para frenarlo. Siguen defendiendo que podrían volver a funcionar de manera casi inmediata y con un coste muy bajo ofreciendo programación de radio, televisión online, y producciones audiovisuales de las diferentes áreas del Ayuntamiento. Lo harán hasta donde haga falta. 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.